Gabriel García Márquez, no sé qué es la literatura
Letras

Gabriel García Márquez, no sé qué es la literatura

Avatar of mediodigital

Por: mediodigital

6 de marzo, 2014

Letras Gabriel García Márquez, no sé qué es la literatura
Avatar of mediodigital

Por: mediodigital

6 de marzo, 2014

"Jubilemos la ortografía, terror del ser humano desde la cuna: enterremos las haches rupestres, firmemos un tratado de límites entre la ge y la jota y pongamos más uso de razón en los acentos escritos, que al fin y al cabo nadie ha de leer lagrima donde dice lágrima ni confundirá revolver con revólver. Y que de nuestra be de burro y nuestra ve de vaca, que los abuelos españoles nos trajeron como si fueran dos y siempre sobra una".

gabriel García


En alguna ocasión el colombiano, ganador del Premio Nobel de Literatura (1982) e inmortalizado en vida por su novela Cien años de soledad, dijo que escribía porque quería que lo quisieran, pero contradiciéndose, en 1973, durante una entrevista sobre su trabajo literario, Gabriel García Márquez dijo que nunca hablaba de literatura porque no sabe lo que es, y además, está convencido de que el mundo sería igual sin ella. En cambio, dijo que sería completamente distinto si no existiera la policía. Pensó, por tanto, que habría sido más útil a la humanidad si en vez de escritor fuera terrorista, pero seguro esa profesión no lo hubiera colocado en el lugar en el que se encuentra, pues fue gracias a sus letras que se ganó el corazón no sólo de hispanohablantes.

García Márquez, el que hace de la literatura un acto hipnótico, el nobel colombiano que captó la atención del mundo con sus historias desde un pequeño lugar del Caribe, cumple hoy 87 años. Además, se cumplen 47 años de la publicación de Cien años de soledad, la obra que nació en Macondo, ese territorio fabulado por uno de los mejores escritores del mundo en torno a la saga de los Buendía, en un Caribe lleno de supersticiones, fantasmas, angustias y alucinaciones, donde todo puede ocurrir bajo la lluvia, donde nada es imposible y donde nos quedó claro que uno no es de ninguna parte mientras no tenga un muerto bajo la tierra.

garcía márquez


Presentó sus primeros cuentos en el periódico El Espectador, en el que trabajó por siete años, pero fue hasta 1955 cuando publicó su primer novela: La hojarasca, en esta narrativa, al igual que en Cien años de soledad, García Márquez emplea elementos del realismo mágico -el interés de mostrar lo irreal o extraño como algo cotidiano y común- con los que cuenta la historia desde la perspectiva de tres generaciones de una familia (padre, hija y nieto) que se encuentran en un limbo espiritual luego de la muerte de un hombre odiado por todo el pueblo.

El coronel no tiene quien le escriba, El funeral de Mamá grande, La increíble historia de la cándida Eréndira, El otoño del patriarca, Crónica de una muerte anunciada, Del amor y otros demonios, Noticias de un secuestro y Vivir para contarlo (el primer volumen de sus memorias) son algunos de los trabajos con los que García Márquez ha hipnotizado a sus lectores desde la primera página y no los ha dejado marchar, convirtiéndose así en el compañero de al menos dos generaciones.

Lanzan-en-Medellin-el-Premio-Gabriel-Garcia-Marquez-de-Periodismo


En 1967 apareció Cien años de soledad, novela cuyo universo es el tiempo cíclico en el que suceden historias fantásticas: pestes de insomnio, diluvios, fertilidad desmedida, levitaciones... Es una gran metáfora en la que, a la vez que se narra la historia de las generaciones de los Buendía en el mundo mágico de Macondo, desde la fundación del pueblo hasta la completa extinción de la estirpe, se cuenta de manera insuperable la historia colombiana después del Libertador hasta los años treinta del presente siglo. De ese libro, Pablo Neruda, el gran poeta chileno, opinó: "Es la mejor novela que se ha escrito en castellano después del Quijote".

Ernest Hemingway, James Joyce, Virginia Woolf y William Faulkner fueron sus más grandes influencias,  su lectura lo inspiró a escribir, principalmente, sobre la soledad, Mocondo, la violencia y la cultura.

Gabriel García Márquez, el periodista y escritor, dijo, sin temor a equivocarse, que la interpretación de nuestra realidad a través de los patrones, no los nuestros, sólo sirve para hacernos cada vez más desconocidos, cada vez menos libres, cada vez más solitarios. Y ésta, la soledad, es un problema que todo el mundo tiene.

Según Carlos Fuentes, García Márquez ha logrado una de las mayores características de la ficción moderna. Eso es la liberación del tiempo a través de la liberación, de un instante a partir del momento en el que una persona logra recrearse a sí misma y a su tiempo. A pesar de sus posturas políticas, nadie puede negar que el trabajo de García Márquez ayudó a rejuvenecer, reformular y recontextualizar la literatura y la crítica en Colombia y en el resto de América Latina.




Referencias: