Letras

Glíglico, sindarin y otros lenguajes inventados por escritores

Letras Glíglico, sindarin y otros lenguajes inventados por escritores


¿Cuántas veces no hemos quedado callados por no poder expresar algo con palabras? Pareciera que todo un lenguaje no es suficiente para darle valor a lo que nuestro pensamiento crea, como si la palabra amor, hermandad, familia, felicidad, odio, rencor y otras no fueran lo suficientemente fuertes para expresar la máxima sensación sentimental. Hay quienes al contar una historia deciden que necesitan más de lo que el lenguaje les da y esas personas son los escritores.


A partir de la creación lingüística su universo se expande, se convierten en creadores dispuestos a darle validez a un idioma, a crear nuevas reglas, palabras y hasta una forma de pensar, pues la idiosincrasia muchas veces está relacionada directamente con nuestra forma de pensar y pensar en cierto idioma es limitante. No significa que el escritor piense necesariamente en la lengua que inventa, pero sí sus personajes. A ellos los lanza a un mundo que está regido por nuevas reglas y si eso significa hablar lenguas desconocidas para nosotros, debe tomar su trabajo en serio y darle un nuevo código de pensamiento a sus personajes. Los siguientes son solo algunos de los lenguajes que se han inventado en la literatura. 

Sindarin

lenguajes inventados anillos
J.R.R. Tolkien fue criticado en su tiempo por la estructura de las novelas que escribía. Un gran lingüista (en realidad él era filólogo), pero un mal escritor era lo que algunos decían, pues se enfocaba demasiado en la creación de los idiomas artificiales y (en ese entonces) consideraban que la historia era pobre en comparación. El sindarin es la lengua élfica que surge a partir del tercer clan de los elfos. Para escribirlo se usan los símbolos tengwar y las runas cirth; gracias a ellas se pueden escribir largos textos en sindarin que Tolkien aprovechó ampliamente.




Glíglico

lenguajes inventados  cortazar
Julio Cortázar no fue tan lejos como Tolkien, pero sabía que para hablar de amor y erotismo, no basta con el idioma español; las palabras no son tan potentes como para describir el acto sexual entre dos amantes. Por esa razón creó el lenguaje glíglico que aparece en el capitulo 68 de "Rayuela".

"Apenas él le amalaba el noema, a ella se le agolpaba el clémiso y caían en hidromurias, en salvajes ambonios, en sustalos exasperantes. Cada vez que él procuraba relamar las incopelusas, se enredaba en un grimado quejumbroso y tenía que envulsionarse de cara al nóvalo, sintiendo cómo poco a poco las arnillas se espejunaban, se iban apeltronando, reduplimiendo, hasta quedar tendido como el trimalciato de ergomanina al que se le han dejado caer unas fílulas de cariaconcia".

Cortázar encontró la forma de ser explícito y sutil. No conocemos la palabra, pero sí la acción, entre lineas y versos podemos imaginar lo qué es amalar el noema (tantas veces usado en forma me memes) o lo que pretende al envulsionar de cara al nóvalo. Cortázar inventa palabras que se acoplan con el español, pues tiene la misma morfología y sintaxis. Lo mejor del glíglico es que es un lenguaje inventado que sólo los amantes pueden entender, creando un universo propio.



Jabberwocky

lenguajes inventados humpty
Más que un lenguaje nuevo es un sinsentido inglés. Lewis Carroll inventó la mayoría de las palabras para crear uno de los poemas más enigmáticos de la literatura inglesa.

"'Twas brillig, and the slithy toves
Did gyre and gimble in the wabe;
All mimsy were the borogoves,
And the mome raths outgrabe". 

Lo que en español significa: 

"Asardecía y las pegájiles tovas
giraban y scopaban en las humeturas;
misébiles estaban las lorogolobas,
superrugían las memes cerduras".

La contraparte de estas palabras podría ser la forma en que James Joyce construyó y deconstruyó el idioma inglés en su última obra "Finnegans Wake". Siguiendo las reglas lingüísticas de su idioma, Joyce creó formas de expresión que casi 100 años después, muchos no logran entender: "Bulbul, bulbulone! I will shally. Thou shalt willy. You wouldnt should as youd remesmer. I hypnot. 'Tis golden sickle's hour. Holy moon priestess, we'd love our grappes of mistellose! Moths the matter? Pschtt! Tabarins comes".



Dothraki

lenguajes inventados dothraki
El idioma de los guerreros nómadas que aparecen en la serie de libros "A Song of Fire and Ice" fue creado por el autor George R.R. Martin. El verdadero héroe de la lengua, es David J. Peterson, miembro de la Sociedad para la Creación de Idiomas, quien fue contratado por HBO para darle profundidad al idioma que el escritor comenzó. Una mezcla del lenguaje de Martin y los idiomas ruso, turco, estonio, inuktiut y swahili fueron usados para expandir el lenguaje que muchos incluso están aprendiendo. 



Aklo

lenguajes inventados aklo
Lengua inventada por el escritor Arthur Machen para su libro de 1899, "El Pueblo Blanco", sin embargo fue H.P. Lovecraft el que logró que no fuera olvidado, pues lo retomó y utilizó en gran parte de sus obras. Una extraña mezcolanza de letras que realmente parece impronunciable, eso le ha dado un místico y oscuro significado. Lovecraft lo usó en sus relatos "El Horror de Dunwich" y "El Morador de las Tinieblas", pero Allan Moore también lo ha usado para rendir homenaje a Lovecraft en su serie "El Cementerio". Bastante difícil, si quieres decir ""En su casa de R’lyeh, el fallecido Cthulhu espera soñando" tendrías que ser capaz de de pronunciar lo siguiente: "Ph’nglui mglw’nafh Cthulhu R’lyeh wgah’nagl fhtagn". 

Capaces de generar nuevos entendimientos de la realidad, los escritores han logrado maravillarnos, sobre todo en el género fantástico, con estos extraños pero memorables lenguajes. Así como hay comunidades enteras que pueden comunicarse casi a la perfección en klingon (de Star Trek), tal vez algún día la lengua oficial de algún país sea la dothraki y aunque no todos seamos grandes guerreros que montan caballos hermosos, tal vez sí lleguemos a tener un khal y una khaleesi. 

***
Te puede interesar:

Nerd, bisexual y otras palabras inventadas por escritores

Las últimas palabras de grandes escritores

Fuente: Ihmadrid





Referencias: