50 libros que inspiraron las mejores historias de Miyazaki

miércoles, 12 de julio de 2017 6:17

|A Martinez

 

 

¿Cuántas veces has visto la misma película de Disney?

No, no me refiero a cuántas veces repetiste "Toy Story" o "Up", sino a la cantidad de historias que parecen ser exactamente la misma, pero con diferentes personajes, escenarios y números musicales. Desde la muerte de Walt Disney, la productora ha tenido que depender de Pixar para entregar sus proyectos más fuertes y revolucionarios; aún lanzando sus propios trabajos, los cuales no integran nada nuevo al cine y son sólo una repetición de "La Bella y la Bestia", "Cenicienta" o "La Bella Durmiente".

Ahora piensa lo siguiente: ¿Cuántas películas de Hayao Miyazaki se parecen entre ellas?

Exacto: ninguna.

Miyazaki es uno de los visionarios más representativos del cine contemporáneo. Antes de su retiro entregó historias que para el público occidental parecieron extrañas, demasiado coloridas y atrevidas; pero tan profundas que no podían ser comparadas con Disney ni con cualquier otra producción. El hombre mezcló elementos de la cultura asiática, la literatura internacional y la animación japonesa y creó trabajos que hoy son inolvidables y que aún parecen insólitos para algunos.

Como forma de motivar a las personas a continuar creando, el director publicó una lista con 50 libros que le cambiaron la vida y lo influyeron para crear "Mi vecino Totoro", "El increíble castillo vagabundo" o "El viaje de Chihiro". Desde libros franceses, hasta rusos y norteamericanos, los listamos y descubrimos cómo es que se formó su fantástica imaginación que nunca podrá compararse con el de otro creador.

Estos son los títulos:

-

"El principito" (1943)
Antoine de Saint-Exupéry 

Considerado uno de los libros infantiles más populares de toda la historia, "El principito" sin duda resultó como una influencia para Miyazaki. Al igual que sus personajes, el protagonista parece ser parte de un entorno sencillo, pero cuando la historia avanza, es posible mirar en la narrativa el análisis de la vida, su significado, la importancia de la amistad y el hallazgo de la identidad. La historia juega con la fantasía y la realidad, intercalándolas para darle un sentido más claro al lector e invitándolo a no mirar con extrañeza los elementos raros, sino a aceptarlos y darle nuevas perspectivas al universo en el que habita. Todos esos elementos aparecen en el cine de Miyazaki, quien usa ese atrevimiento para profundizar en la naturaleza humana.

-

"La novela de Cebollino" (1956)
Gianni Rodari 

-

"La Rosa y el Anillo" (1854)
William Makepeace Thackeray 

-

"The Little Bookroom" (1955)
Eleanor Farjeon

-

"Los tres mosqueteros" (1844)
Alexandre Dumas

-

"El jardín secreto" (1909)
Frances Eliza Hodgson Burnett 

-

"El tesoro de los Nibelungos" (1953)
G. Schalk

-

"Las aventuras de Alicia en el País de las Maravillas" (1865)
Lewis Carroll

-

"A Norwegian Farm" (1933)
Marie Hamsun

-

"Las aventuras de Sherlock Holmes" (1891)
Arthur Ignatius Conan Doyle

La serie de cuentos que escribió Conan Doyle sobre el detective también dejó una marca en el realizador del Studio Ghibli. El creador de Holmes no sólo creó historias impactantes que hacían que el lector solucionara los misterios junto a él, sino que creó escenarios divertidos, trágicos y confusos para darle un sentido de mayor aventura a los personajes. Ese tipo de elementos se trasladó hacia los personajes de Miyazaki, quienes al igual que Sherlock, no son perfectos, pero bajo las circunstancias apropiadas revelan ser magníficos en distintos aspectos de sus vidas.

-

"El caballito jorobado" (1834)
Piotr Pávlovich Yershóv

-

"Recuerdos entomológicos" (1879-1907)
Jean-Henri Casimir Fabre

-

"Toui Mukashi no Fushigi na Hanashi-Nihon Reiiki" (1995)
Tsutomu Minakami

-

"Iván, el Imbécil" (1885)
Leo Tolstoy

-

"El águila de la novena legión" (1954)
Rosemary Sutcliff

-

"Winnie-the-Pooh" (1926)
A. A. Milne

-

"Les Princes du Vent" (1956)
Michel-Aime Baudouy

-

"Cuando Marnie estuvo allí" (1967)
Joan G Robinson

-

"The Long Winter" (1940)
Laura Ingalls Wilder

-

"El viento en los sauces" (1908)
Kenneth Grahame

El siglo pasado vio llegar algunas de las piezas más importantes de la literatura, las cuales integraban a pequeños niños como los protagonistas –una tradición que hasta la fecha no se ha perdido– "El viento en los sauces" es un increíble relato inglés que narra las experiencias de una comunidad de animales, los cuales representan a la provincia tradicional británica de la época. El texto habla sobre la vida de los personajes en el campo y, al igual que gran parte de los libros de esta lista, juega con múltiples géneros literarios para profundizar sobre los deseos y las motivaciones humanas, revelando que aunque el contexto en el que se desarrollan los protagonistas sea simple sus personalidades siempre serán complejas.

-

"La nave volante" (1939)
Hilda Lewis

-

"Flambards" (1967)
Kathleen Wendy Peyton

-

"Tom's Midnight Garden" (1958)
Ann Philippa Pearce

-

"Las aventuras de Tom Sawyer" (1876)
Mark Twain

-

"Chumon no Ooi Ryouriten" (1924)
Kenji Miyazawa

-

"Heidi" (1888)
Johanna Spyri

-

"Los incursores" (1952)
Mary Norton

-

"Nueve cuentos y uno de propina" (1931)
Karel Čapek

-

"Swallows and Amazons" (1930)
Arthur Ransome

-

"Veinte mil leguas de viaje submarino" (1870)
Julio Verne

De entre todos los visionarios de la literatura, Julio Verne es uno de los más reconocidos. Es una de las influencias más grandes que ha habido en el mundo de la ciencia ficción y en el área de la tecnología. Las aventuras en sus textos parecían insólitas e imposibles para algunos, pero despertó sueños en las personas para motivarlos a llegar cada vez más lejos. De esa forma Miyazaki integra la fantasía en su obra: aunque esté más alejado de la ciencia, sus escenarios y la interacción entre sus personajes muestran realidades que –a pesar de parecer imposibles– son muy cercanos a nuestro mundo.

-

"The Flying Classroom" (1933)
Erich Kästner

-

"Robinson Crusoe" (1719)
Daniel Defoe

-

"La isla del tesoro" (1883)
Robert Louis Stevenson 

-

"Doce meses" (1943)
Samuil Marshak

-

"Tistou of the green thumbs" (1957)
Maurice Druon

-

"The Man Who Planted the Welsh Onions" (1953)
Kim Soun

-

"Los viajes del Doctor Dolittle" (1922)
Hugh John Lofting

-

"Viaje al Oeste" (1500~?)
Wú Chéng'ēn

-

"Little Lord Fauntleroy" (1886)
rances Eliza Hodgson Burnett

-

"Historias extrañas desde un estudio chino" (1740)
Pu Songling

Si creías que las historias de Miyazaki eran extrañas, los cuentos de Pu Songling te parecerán lo más raro del mundo. Pu Songling fue uno de los escritores más reconocidos de hace más de 400 años, durante el gobierno de la Dinastía Qing en China. Sus trabajos abarcan desde lo inocente hasta lo dramático, integrando escenarios completamente imposibles, ilógicos e hilarantes; que abordan lecciones de vida, entre las que se encuentra la siguiente: no te tomes nada en serio. Los cuentos de esta colección van de lo atrevido a lo espantoso, así que es imposible dejarlos de leer.

-

"From the Mixed-Up Files of Mrs. Basil E. Frankweiler" (1968)
Elaine Lobl Konigsburg

-

"Alla vi barn i Bullerbyn" (1947)
Astrid Lindgren

-

"A Wizard of Earthsea" (1968)
Ursula K. Le Guin

-

"El pequeño caballo blanco" (1946)
Elizabeth Goudge

-

"Bylo nas pet" (1969)
Karel Polacek

-

"City Neighbor: The Story of Jane Addams" (1951)
Clara Ingram Judson

-

"The Radium Woman" (1939)
Eleanor Doorly

-

"El incidente de Otterbury" (1948)
Cecil Day-Lewis

-

"Hans Brinker or The Silver Skates" (1865)
Mary Mapes Dodge

-

 "El hobbit" (1937)
John Ronald Reuel Tolkien

La influencia de Tolkien es clara en el trabajo de Miyazaki, tanto en el aspecto protagónico, como en el de la narrativa. "El hobbit" no sólo es una historia de fantasía, es una visión única del mundo. El autor se atrevió a delimitar distintos grupos sociales y a integrarlos en una sola historia para hablar sobre diversidad, descubrimiento y valentía. El arco narrativo de la historia es similar al de las películas del director y cada paso que da el protagonista nos recuerda que no todo debe tener sentido, siempre y cuando aprendamos sobre las motivaciones y los verdaderos deseos del personaje principal.

-

El cine de Miyazaki es revolucionario por la manera en que presenta las historias. Usa elementos que nadie más pensaría en insertar y les atribuye personalidades que van desde lo inocente hasta lo perturbador. El hombre pone distintos enfoques de humanidad en su trabajo y la audiencia logra reconocerse dentro de la pantalla. Sin duda, su influencia literaria tiene mucho que ver en cómo crea sus historias. Aunque haya optado por retirarse de la industria, su influencia es tan grande en los jóvenes creadores que nunca dejaremos de mirar la fantasía con nuevos ojos gracias a su increíble forma de ver el mundo.

*
Referencias

CrunchyRoll
The Guardian

TAGS: Cine de arte
REFERENCIAS:
A Martinez

A Martinez


  COMENTARIOS