Letras

Inicia campaña ‘Yo cuido al ciclista. No atropello sus derechos’

Letras Inicia campaña ‘Yo cuido al ciclista. No atropello sus derechos’

Desde mediados de la década pasada, la cultura ciclista en el Distrito Federal ha crecido de manera sorprendente, no sólo por las asociaciones ciclistas, sino también por las instituciones públicas y los defeños quienes cada domingo contribuyen con el crecimiento y difusión de esta cultura. 

 

 

Durante la gestión del jefe de gobierno Marcelo Ebrard, iniciada en diciembre de 2006, se aplicaron algunas medidas a favor de los ciclistas, como permitir el traslado de bicicletas en autobuses y en el STC metro. Como parte de la estrategia de promoción del uso de la bicicleta, jóvenes del Instituto de la Juventud del Distrito Federal (IJDF) iniciaron la campaña ‘Yo cuido al ciclista. No atropello sus derechos’.

 

El programa consiste en la entrega de un ‘Certificado del buen conductor’ que indica 10 puntos que deben seguir automovilistas para respetar a ciclistas.

 

Los jóvenes se concentraron en la Glorieta del Ángel de la Independencia para presentar la campaña, cuyo objetivo es concientizar a los conductores de su responsabilidad para generar cambios de hábito de manejo.

 

 

La capital de México produce el 9,1% de las emisiones de gases contaminantes del país y se presenta como una de las ciudades con más altos niveles de polución ambiental a nivel mundial, por esta razón, el gobierno del Distrito Federal ha creado varios programas sociales como propagar el ejercicio y distintas campañas para mantener una vida sana, ésto con la finalidad de evitar el avance del cambio climático.

 

El Programa de Corredores de Movilidad no Motorizada, que tiene como objetivo alentar formas de transporte como la bicicleta, patinetas y patines, propicia la convivencia e inclusión social, ayuda a mejorar la salud y mejora el medio ambiente. 

 

 

De lunes a domingo, el Sistema de Transporte Urbano Individual (ECOBICI) es utilizado por miles de personas. En el DF diariamente se mueven en el transporte masivo e individual tradicional más de 8 millones de personas por lo que se hace urgente despresurizar estos traslados a través de la sana práctica del ciclismo hacia el trabajo y el familiar los fines de semana.

 

Afortunadamente en la Ciudad de México la bicicleta está siendo un verdadero movimiento de transformación urbana que está logrando que mucha gente sustituya cuatro ruedas y gasolina por su trabajo físico en dos ruedas para convertir a la ciudad en un lugar menos congestionado y contaminado.

 

 

Los programas del Distrito Federal son en gran parte la creación de escuelas de ciclismo urbano en toda la ciudad, así como de leyes o normas que protejan a peatones y ciclistas con calles de velocidad limitada, promoviendo los desplazamientos inter modales entre el transporte público y las avenidas.

 

Para mayor información visita: 

 

http://www.ciclismodf.com.mx/

http://bicitekas.org/

MANUAL DEL CICLISTA URBANO EN LA CIUDAD DE MÉXICO 

 


Referencias: