Letras

Jack Kerouac y sus coros de Blues en la Ciudad de México

Letras Jack Kerouac y sus coros de Blues en la Ciudad de México

Durante mediados del siglo XX, México fue refugio para una camada de escritores estadounidenses que llegaban a la capital por distintas razones: huían de la justicia o buscaban un lugar más “puro” que el que había del otro lado de la frontera. Entre esos escritores, uno de los más importantes que llegó al Distrito Federal fue Jack Kerouac. El escritor Beat por excelencia, un santo y un demonio de la literatura moderna, es una de las figuras cuya biografía es importante para conocer su obra.

  libros bajo drogas kerouac

Kerouac fue un apasionado por las letras y el deporte, gracias a eso ganó una beca universitaria para jugar fútbol americano, pero pronto la perdió y tuvo que dejar la escuela. Para ese momento ya había conocido a otros poetas contemporáneos con los que trabajaría toda la vida.

Jack Kerouac amigos  

Kerouac se interesó en el budismo gracias a estos hombres, en especial a Gary Snyder a quien retrató a la perfección en su libro The Dharma Bums, y pronto sus escritos autobiográficos y su poesía se vieron influenciados por la filosofía budista. Amante del jazz, Kerouac creía firmemente que esa música era la libertad budista expresada musicalmente, y que artistas como Charley Parker eran los profetas.  

Es importante abordar estos puntos pues cuando Kerouac llegó a la colonia Roma en la Ciudad de México, se dedicó a escribir una serie de coros que más bien son haikus occidentalizados en los que retrató todo. La vida, la muerte, el miedo, la música, el arte y más se encuentran entre frases que a veces parecen no tener conexión alguna. Coros experimentales escritos bajo el efecto del alcohol, la marihuana y la morfina en un lugar sucio y bullicioso entre las calles de Orizaba y Colima –nada que ver con la actual colonia Roma cuya gentrificación la ha transformado totalmente- dieron como resultado el libro Mexico City Blues.

Jack Kerouac mexico city blues  

Más que conocer un contexto histórico, los siguientes coros, poemas o haikus, muestran un contexto psicológico. Un acercamiento poco usual a la obra de Jack Kerouac. Después de leer los espasmos mentales que plasmó en su libro de la Ciudad de México te recomendamos adentrarte en su obra novelística. On the Road o The Dharma Bums pueden ser un buen inicio para conocer a uno de los verdaderos outsiders de la cultura occidental.

 

"Quisiera que me concibieran como un poeta del jazz
Que interpreta un largo blues una tarde
De domingo en una sesión jazzística".
-Jack Kerouac


Coro 7
Él que se ha liberado de los conceptos arbitrarios
Del ser y no ser

El genio del elefante

El destructor que da muerte a los entrenadores
 de elefantes

El destructor que da muerte a los elefantes
El destructor de la muerte
El destructor y exterminador
 de la muerte

El exterminador del ser y el no ser
Thatagata
El maestro esencial
La gran matriz
El omnipresente
La esencia hecha hombre
El hombre hecho esencia
El creador de la luz
El destructor de la luz.


Coro 30  


Suave es la noche
Suave es la estrella del crepúsculo

F.Scot Fitzgerald, el héroe
Huckster Crockett de Alamoan
Que quemó a su esposa
e hizo añicos a sus 45 diablos
con estallidos de risa y roturas de vasos
en el aristócrata Ibyarritz
el pequeño zorro gris
DE NEW HAVEN CONNECTICUT
vía Pinceton   Sí señor


Tierno es el pasador
  Tierno es el mar
Tierna es la neblina londinense
Que cae sobre mi

Tierno es el maullido triste
Del gato en el baño 
El pequeño zorro gris
   Que mordisquea las uvas
Tierno su prepucio
 Tierno su cogote

Jack Kerouac scroll

Coro 78

A Porte Corrière
Del español
Portugués
Resplandeciendo 
Por guitarras 
Como vacas españolas
Ortega y gassa
   Monte de eleor
 De manta
  Moda
 Fawt
 Ta caror
  Ta fucka
Erv hombre
   viejo

Coro 138

Es una verdadera noche de Brooklyn
la noche azteca
la híbrida noche tolteca
la noche de Saragossa
la noche tarasca


Jaqui Keracky
Cultiva opio
En el buen Culiacán







(ESPACIO EN BLANCO, el cantante
   canta nada)

escritores autodidactas cultura Kerouac

Coro 170

Descansar en Delicadeza
La lejana orilla de las esponjadas
nubes del cielo occidental de
   Amida del reposo de diamante
es delicada

Y delicado es el idioma
español; delicado el español
que hablan en el alto desierto
donde el rey Sariputra
sostiene una barra de hielo
(quiero decir de diamante)
para ser leída por el máximo
y más sabio de los bondhi papas
de toda la fraternidad
  Viejo Buda de los viejos
con sus mágicos interiores
fusionados en uno solo, Maitri
Canciones delicadas y arrulladoras
a las liras y guitarras 
De las mentes lapis
Lázuli de los viejos santos

Coro 179

Glen Miller y yo éramos héroes
Cuando se descubrió
Que yo era el muchacho
Más bello de mi generación
Le preguntaron a Glenn Miller
Cómo conseguía inspirarse
Y componer para el saxofón
Y para los instrumentos con boquilla 
Como sautergain y finn.
Y luego todos se pusieron a bailar
Y las estrellas lunares me besaron
Y me convertí en el Yokum
De la banda callejera, flores,
Y creí en la verdad y amé
La tierra nevada
   Y no tenía camión
  Ni responsabilidad alguna

Un bhikku en mi corazón
Esperando al terrible asesino
de la filosofía
BUDA



Coro 222

Cámara México
Camino sobre la calle de Orizaba
Mirando hacia ningún lado. Frente a mí
Veo una mansión bardeada
Con mucho césped, interiores estilo español,
Ventanas lujosas e impresionantes

Más allá borrachas hinchazones copuladas

Muebles silenciosos y diseminado 
   La historia de la calma y los
  silentes cadáveres diseminados.
Ignorino el general indio
El jefe, guau
Del sur de sonora,
Tú conoces al tipo
¿cómo se llamaba?
Asserfelter Shnard Marade,
El husmeador de cola alta
Del sur de Slopetavia,
Krum, lleno de kerrs u kierke
  gard....
y pum pah
Plap

Coro 241

Qué dulce se vuelve la historia 
Cuando sabes que Charley Parker
   la cuenta.
Igual en grabaciones que en vivo
O en pequeñas sesiones de clubs
Arponazos en el brazo con la bolsa,
Con gozo hacía silbar su
   perfecto
instrumento

En realidad no hay diferencia.

Perdóname Charlie Parker.
Perdóname por no poder responderle a tus ojos
Que pudieras captar.
Chraley Parker, ora por mí
Ora por mí y por todos
Desde el nirvana de tu mente
Donde te ocultas benévolo y grande,
No hay más Charley Parker
Pero el secreto inefable 
Que llevas merecidamente contigo
No se puede medir desde aquí
Ni desde arriba ni desde abajo,
Ni desde el este o el oeste.
Charley Parker aléjame de la perdición
A mi, a todos



-
Te puede interesar: Jack Kerouac y sus 20 consejos de vida

***
Fuente: 
Kerouac, Jack.(2009) Mexico City Blues. Lumen. Buenos Aires, Argentina.


Referencias: