La felicidad debe ser un hábito, no un estado de ánimo

lunes, 2 de enero de 2017 9:56

|Katty Hernandez



Somos la generación incompleta, inconforme e insatisfecha. Solemos ir por la vida buscando las piezas que nos faltan, somos rompecabezas que se van armando a partir de las personas que conocemos, los sitios que visitamos y las cosas que solemos hacer. Y lo que es peor, creemos que somos elementos que completan la vida de otros. Pero siempre resulta que falta una pieza.

poemas cotidianidad

Cuando alguien llega a nuestras vidas nos llena de alegría y momentos maravillosos, entonces parece que nos sentimos completos. Cuando obtenemos un buen empleo y nuestros ingresos son estables nos sentimos realizados; en resumen, cuando hemos encontrado una pareja que nos hace sentir amados, estabilidad económica, nuestra salud es la ideal, nuestros cuerpos se ven bien o cuando nos sentimos aceptados socialmente: decimos que somos felices.

Cada persona actualmente tiene un objetivo tras el cual se encamina, en medio de éxitos y fracasos. Nos lanzamos a la travesía de escalar la escarpada que es la vida, pero siempre visualizando la bandera de LA FELICIDAD, el fin de nuestras vidas siempre es ser felices. Pero resulta que ante la partida de esas personas que en algún momento nos hicieron sentir amados, en medio de las crisis económicas o cuando hemos sido desempleados, cuando alguna enfermedad vulnera nuestro cuerpo, cuando subimos o bajamos de peso exageradamente y resulta que ya no somos tan deseables para quienes en algún momento nos aceptaron, nos fraccionamos, nuestro ánimo se doblega, tiramos la bandera y regresamos a la constante eterna; nos sentimos incompletos, somos infelices.

poemas de desamor


Para algunos, la vida es la búsqueda incansable de ese fragmento que proveerá la plenitud; juventud eterna, éxito, amor, riquezas, cuerpo fit, etc. De allí que cuando experimentamos fracasos constantes en alguna de estas áreas, nos cansamos y pensamos más de una vez que no conoceremos realmente la felicidad. Pero resulta que hemos estado buscando piezas que no nos completan, porque nunca hemos estado incompletos. Todo lo que necesitamos para ser felices ha estado allí desde un principio.

La película "En Búsqueda de la Felicidad" de Gabriele Muccino, es un fiel reflejo de que no importa las circunstancias que vivas o los obstáculos que debas afrontar para cumplir tus sueños, tampoco depende de que otros crean que puedes salir adelante, lo imprescindible es la fuerza y motivación con que persigues tus objetivos.  En palabras de Albert Camus: “En lo más crudo del invierno, aprendí por fin que dentro de mí hay un verano invencible”.

poemas

Nuestra actitud atrae la felicidad, podemos experimentarla cuando todo está bien o cuando las cosas marchan mal. La felicidad  debe ser un hábito, no un estado de ánimo. Se cultiva todos los días, por lo tanto no es un destino, es una actitud ante la vida. Yo decido ser feliz porque quiero serlo. Porque soy un ser completo que tiene todo lo que necesita para afrontar cada una de las batallas que deba librar; disfrutando éxitos y asumiendo dignamente las derrotas.

Así que, ¿qué esperamos para ser felices?

El secreto está en nosotros, en lo que decidimos.

Recuerda: “El secreto no es correr detrás de las mariposas, es cuidar el jardín para que ellas vengan hacia ti” (Mario Quintana).

***

 Percibir todo lo que está a nuestro alrededor de manera distinta a los demás no nos convierte en personas raras, sino únicas, sensibles; te compartimos 10 señales para identificar que eres una persona sinestésica, uno de los pocos que disfrutan cada detalle de manera intensa. 

TAGS: autoestima
REFERENCIAS:
Katty Hernandez

Katty Hernandez


  COMENTARIOS