"La gente mala no existe" Palabras del autor más crudo de la literatura
Letras

"La gente mala no existe" Palabras del autor más crudo de la literatura

Avatar of Daniel Morales Olea

Por: Daniel Morales Olea

20 de febrero, 2016

Letras "La gente mala no existe" Palabras del autor más crudo de la literatura
Avatar of Daniel Morales Olea

Por: Daniel Morales Olea

20 de febrero, 2016


“Un verdadero amigo de la humanidad cuyo corazón se conmovido por la compasión y el sufrimiento de la gente, entenderá y perdonará toda la suciedad impasible en la que está sumergido, y será capaz de descubrir los diamantes en esa suciedad”.
-Dostoievski

 

Fiódor Dostoievski es uno de los escritores más reconocidos a nivel mundial. Su cruda y realista forma de describir el mundo; mezclada con la filosofía, psicología, y sociología más compleja que la literatura ha conocido, hacen de sus novelas, cuentos y ensayos algunos de los textos más importantes en la historia de la humanidad. En ellos podemos encontrar la clave de la felicidad, la eficacia de la maldad y la relación entre destino, justicia, moral y humanidad; en resumen, la literatura del escritor contiene todo lo que uno realmente necesita aprender para vivir.

dostoievski

Siendo el caso que tomemos a Dostoievski como uno de los pensadores más importantes de los últimos siglos, si él dijo que la gente mala no existe, es necesario revisar su idea, pues vivimos en un mundo (alejado casi dos siglos de la realidad del autor) que se rige por el individualismo, capitalismo y la competencia; la maldad parece ser innata en cada persona. Pero no olvidemos que la Rusia Zarista del siglo XIX tampoco era un lecho de rosas, basta con ver la clase de calaña expuesta en las novelas del escritor; basta con ver San Petersburgo desde los ojos de Raskolnikov en “Crimen y Castigo”, un lugar más parecido a un infierno industrial que a una hermosa ciudad.

 dostoievski crimen

Después de que se convirtiera en el primer autor que exitosamente se autopublicó, Dostoievski se vio inmerso en una serie de cuestionamientos acerca de la naturaleza humana. Tras el éxito con el que vivía se cuestionó: “¿Es o no bueno que haya complacido a todos? ". 

“Todos somos buenas personas –excepto los malos, por supuesto. Aún así, he observado entre nosotros que quizá no existan malas personas- tal vez, sólo algunos desviados. Pero no hemos crecido para ser malos. No se burlen de mí: hemos considerado el punto en el pasado en el que, por la ausencia de malas personas entre nosotros (repito: a pesar de la abundancia de toda clase de desviados), solíamos estar listos, en instancia, para valorar altamente a pocos muchachos malos que aparecen entre nuestros personajes literarios, mayoritariamente prestados de fuentes extranjeras. No sólo los valoramos, sino que los imitamos en la vida real”.

 

No es que el escritor considerará que la gente mala no existía en Rusia y sí en otros países, pero buscaba demostrar que la gente era buena dentro de su contexto y que la entrada de distintos antivalores que se adentraban en la cultura (esta podría suceder en cualquier cultura) era lo que hacía que existieran esas personas desviadas.

El escritor creía que apreciamos a esa gente porque representan todo lo contrario a lo que uno cree, pero que a pesar de toda la vileza que pueda existir, siempre tornaremos nuestra vista hacia la justicia y la bondad: “Pelear es pelear, pero el amor es el amor… Peleamos primordialmente porque ahora no es un momento para teorías, sino un tiempo para decisiones prácticas”.

dostoievski animal 

Esa inquietud hacia la violencia en lugar de la búsqueda de la paz proviene, en su opinión, de una falta de crecimiento moral y espiritual: “Mientras más incompleto se siente uno, más ansioso está por pelear”. Incluso llega a comprar el ethos de la humanidad con el comportamiento infantil:  

“Miren a los niños: pelean precisamente a una edad cuando aún no han aprendido a expresar sus pensamientos. Esto no es para nada desalentador: al contrario, simplemente prueba en cierta medida nuestra frescura y, por así decirlo, nuestra virginidad”.

 Kids fighting

Podría ser considerado un eterno soñador, un ingenuo escritor que busca evadir toda responsabilidad de la maldad humana, pero sus escritos demuestran un intelecto superior al de la mayoría. Dostoievski fue quien antes de Nietzsche estableció muchas de las características del superhombre; demostró que las personas son capaces de la maldad más abominable si se le permite (Pensemos en Raskolnikov o en Fiódor Pávlovich Karamázov). A pesar de eso, sabía que muchas veces era el entorno el que transformaba a la gente en alguien malvado. Creía dentro de sí, que la bondad siempre triunfa si se contrapone contra la maldad. Él decía: “Juzga a las personas no por lo que son sino por lo que pueden llegar a convertirse”.



Te puede interesar:

El efecto Lucifer: Todos somos realmente malos en nuestro interior

Las mejores frases sobre la soledad: la gran condena humana

***
Fuente: Brainpickings


Referencias: