INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

"La insoportable levedad del ser", el libro que demuestra que la fama y el éxito no te vuelven importante

2 de enero de 2018

José Daniel Arias Torres

"La insoportable levedad del ser" es el libro que debes leer para entender que en realidad no importa ser trascendente.



La insoportable levedad del ser

(1984) es un libro que sin duda todos deberían de leer en algún momento de sus vidas. Se trata de una serie de reflexiones existenciales y filosóficas embellecidas por el lenguaje del autor checo Milan Kundera —y por la excelencia del traductor—; reflexiones que por supuesto nos atañen como humanidad, pues se refieren a sentimientos y pensamiento propios de la raza humana. Aunque las ideas plasmadas están limitadas al criterio y perspectiva del autor, por su tiempo y su contexto, el libro ha trascendido, pues las letras plasmadas en sus hojas se mantienen para la posteridad, son pesadas y se transmutan con el paso de los años y los cambios socioculturales.

 

Si algo demuestra
La insoportable levedad del ser
es que la Literatura y los libros van más allá de la condicionante espacio-temporal, lo cual lo hace insoportablemente pesado. Evidencia de esto es que diversas ideas contenidas en muchos libros han sido prohibidas, censuradas o —en tiempos fascistas— destrozadas y forzadas a retractarse. Por otro lado, la televisión y la radio son medios de comunicación fugaces, utilizados para la masificación de las ideas del sistema imperante. La diferencia, como ya se mencionó, entre todos estos es que el libro trasciende en la historia; es, por así decirlo, un objeto pesado e imparable que recorre tiempos y espacios diferentes. Envejece pero no muere, es tomado como referencia, criticado, estudiado, contradicho; mas nunca desaparece. En cambio, la televisión y la radio albergan miles de producciones y obras, lo cual diluye su pesadez; albergan mundos instantáneos e irrelevantes, son medios leves, de fácil comprensión y por tanto de consumo masivo. El libro es pesado, un mundo aparte, que se completa a sí mismo; reservado, introvertido, debaten y te contradicen, tiran tus sistemas de pensamiento y lo reconstruyen.



 



Milan Kundera hace un análisis de todo y de nada en este libro; tal pareciera que su objetivo era encontrar el punto medio entre la levedad y la pesadez. En uno de estos pequeños ensayos, Kundera establece que existen diversas clases de personas que pueden ser divididas en dos grandes grupos: aquellas que eligen su profesión de acuerdo a la crítica y ovación pública que obtengan de ella, como los políticos o actores; y aquellos que eligen su profesión al desear más reserva en sus juicios, en sus éxitos y en sus críticas, que desear encararse a todos los jueces y responder con la misma mirada inquisidora a aquellos que se las lanzan, como los médicos o científicos. Todo esto provoca pensar en la vida como un tablero de juegos en la que hay personas que se lo toman demasiado en serio y otras que no le dan la importancia debida. Hitler, Stalin, Roosevelt, Churchill, Díaz y Franco no hicieron más que pensar en la vida como algo sumamente pesado y serio, algo que hay que arrastrar aunque cueste vidas y la libertad de miles. De esta lógica no se salvan los grandes libertadores y emancipadores como Gandhi, Mandela, Luther King o el mismo Castro, que cargan sobre su figura y nombre la pesadez de la libertad y de la justicia.

 




Por otro lado, a las personas que ven la vida como un juego leve es sumamente difícil identificarlas en la escena pública y el escenario histórico, pues estas personas no requieren o desean una trascendencia que llegue más allá de lo familiar o de las esferas de amistad. Y no por ello son menos que los personajes públicos, pues en muchas ocasiones la huella que imprimen en las personas cercanas es más visible que las huellas de los discursos políticos o diálogos actorales.

 

La levedad o la pesadez son magníficos conceptos con los que Milan Kundera analiza y comprende la vida en un franco diálogo. Cada uno de nosotros decide si tener los pies sembrados en la tierra o flotar entre los gases de la historia; cada uno decide su altura y presión atmosférica, sin olvidar que en este mundo estamos condenados a los ciclos. Quien está abajo se evapora y flota, quien está arriba cae como lluvia torrencial; se invierten papeles y de pronto nos hallamos perteneciendo a todo y a nada, leves y pesados, serios y relajados.


**


Existe una infinidad de opciones y caminos que podemos elegir para llegar a la felicidad o para entender de qué se trata nuestra existencia. El budismo es una de ellas. Si quieres aprender más sobre budismo, te decimos cuáles son los 4 principios para alejarte del sufrimiento. Además, estos son los cinco libros básicos que debes leer para entender su esencia.



TAGS: Filosofía Historia mundial literatura
REFERENCIAS:

José Daniel Arias Torres


  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

"Disenchantment", la nueva serie del creador de Los Simpson que te va a decepcionar Por qué algunas mujeres están poniendo nidos de avispas en su zona íntima 5 peligros que corres cuando te pones uñas de acrílico 18 fotografías del antes y después de los actores de 'That 70's Show' 7 remedios caseros que harán que te crezca la barba Kieślowski, el bombero que se convirtió en un genio del cine

  TE RECOMENDAMOS