La invención del mole: la obra culinaria de Leonora Carrington

La invención del mole: la obra culinaria de Leonora Carrington

Por: Abril Palomino -

La artista logro abordar la cocina y la literatura con un singular toque surrealista para hacer una re interpretación sobre el origen del mole.

Leonora Carrington es toda una institución en la historia del arte a nivel mundial, gracias a su inconfundible manera de entender, pintar y esculpir escenas y personajes oníricos, propios del surrealismo, aunque la artista no solo exploraba los sueños de manera plástica, su faceta de escritora fue la menos famosa.

Leonora Carrington nació el 6 de abril de 1917 en Lancashire, Inglaterra. Desde joven se distinguió por su rebeldía y tenacidad. Cuando llego el momento, decidió estudiar arte en Italia y Londres, en 1937 se mudó a París en donde comenzó su carrera surrealista. Después de años de constantes migraciones por Europa y América logró establecerse en México y forjar una carrera reconocida mundialmente en el mundo del arte.Leonora Carrington en MéxicoFoto: El Heraldo de México

  Artículos Relacionadosleonora-carrington-la-pintora-que-hablaba-con-animalesarteLeonora Carrington, la artista que hablaba con animales mágicos para después pintarlos

  Artículos Relacionadosdecadente-vida-leonora-carrington-psiquiatricoarteLa decadente vida de Leonora Carrington en el psiquiátrico 

La pintora llegó a México de la mano de su esposo, el artista, Renato Leduc, quien la llevó por distintas ciudades emblemáticas del país para mostrarle la riqueza cultural y artística de México como Puebla, Oaxaca y la capital. La pintora quedó impresionada, sobre todo por la comida y su relación con la espiritualidad, como se puede leer en las cartas que le escribía a su amiga, la pintora francesa Jacqueline Lamba, en donde escribió

«Vamos a ir a conocer un convento muy bello que consiste en una vasta cocina (nada más) en donde las religiosas son felices haciendo (y comiendo) todas las familias y colores de mole y durante estas ocupaciones un pequeño y gordo niño hace sus apariciones en los platillos que están hirviendo (…)» 

Leonora se refería era al exconvento de Santa Rosa en Puebla, un lugar mágico al que se le adjudica la creación del mejor mole de México. La pintora era una mujer muy curiosa, detallista y sumamente espiritual, en este platillo no sólo encontró un goce en el estómago y el paladar, también encontró una fuerte atracción para comprender el universo metafórico contenido en él y después plasmarlo de distintas maneras en sus obras, por ejemplo en la pintura Grandmother Moorhead’s Aromatic Kitchen, en cual se puede observar a un personaje arrodillado y preparando mole en un metate, a la vieja usanza, triturando los ingredientes hasta hacerlos polvo, incluso se dice que este platillo se completará con la enorme ave que protagoniza el cuadro.

Grandmother Moorhead’s Aromatic KitchenLeonora Carrington, Grandmother Moorhead’s Aromatic Kitchen, 1975.Otra de las obras más representativas en donde Carrington hace una referencia directa al mole es a su obra de teatro, La invención del mole, un texto perteneciente al libro El séptimo caballo, escrito en la década de los cincuenta. La obra se desarrolla con 5 personajes principales y algunos ocelotes, quetzales y servidores de la corte. El argumento se basa en una discusión entre Montezuma y el arzobispo de Canterbury, quienes quieren entender por qué la religión del pontífice sigue vigente cuando el pueblo tiene un papel pasivo dentro de ella, además de que esta carece de elementos mágicos o sorprendentes. Ante el acalorado debate, el arzobispo empieza a desear una cena compuesta por pavo hervido, tortillas de maíz y una taza de chocolate, los ingredientes principales del mole. Esta trama, resulta la propia interpretación de Leonora sobre la leyenda del origen del mole que le contaron las monjas en el convento poblano a la propia pintora. 

  Artículos Relacionadosmax-y-leonora-dos-surrealistas-un-amor-de-manicomioarteMax y Leonora: dos surrealistas, un amor de manicomio

  Artículos Relacionadostan-leonora-carrington-tan-frida-kahloarteYo tan Leonora Carrington, tú tan Frida Kahlo

Pero, en su versión, Carrington logró reivindicar el triunfo de los nativos al cocinar al arzobispo (que representa la figura de los conquistadores) para servirlo al gran Rey de Texcoco, todo acompañado de una narración que exalta en sincretismo cultural y pone mucha atención en los detalles místicos y espirituales.

La invención del mole de Leonora CarringtonFoto: KiwilimonAsí fue como Leonora Carrington logró abordar la religión, espiritualidad y el inconsciente, varios de sus tópicos favoritos, a través de las letras y la cocina, sin alejarse de su estilo surrealista y honrando a uno de los platillos más emblemáticos de México, el hijo de los mil chiles, el maíz y el chocolate; el mole. Platillo prehispánico siempre presente en las grandes y pequeñas festividades, sin importar el plato o la presentación, ningún mexicano es capaz de resistirse a un plato de mole.

En portada: Leonora Carrington, Grandmother Moorhead’s Aromatic Kitchen, 1975. 

También te podría interesar:

Datos curiosos que no sabías de Salvador Dalí

Instrucciones para fotografiar de acuerdo a la proporción áurea

13 conceptos que tienes que comprender si pretendes iniciarte en el arte