La mujer que se convirtió en mi terrible obsesión
Letras

La mujer que se convirtió en mi terrible obsesión

Avatar of Stephanie Batista

Por: Stephanie Batista

24 de enero, 2017

Letras La mujer que se convirtió en mi terrible obsesión
Avatar of Stephanie Batista

Por: Stephanie Batista

24 de enero, 2017




Galatea es la estatua erigida por el rey Chipre Pigmalión, cuya historia narra Ovidio en el libro décimo de sus "Metamorfosis"; se dice que al rey no le gustaban las mujeres, por lo que decidió jamás casarse y vivir sin ninguna compañía, al poco tiempo comenzó a sentirse sólo y mandó esculpir una estatua de marfil muy bella y de rasgos perfectos, y de tanto admirarla se enamoró de ella. Así que le suplicó a la diosa Afrodita que le diera vida a su amada... en esta historia se inspira el siguiente poema que te compartimos:



"Si Galatea fuera fea"


Conocemos la historia de Galatea y Pigmalión,

el rey escultor que se enamoró de su creación.

Anhelando a Galatea,

la cual consideraba perfecta,

algo que se convirtió en poco tiempo en casi una obsesión.

No tienes imaginación, Pigmalión.

¿Acaso es en serio?

¿Que no te basta con lo posible?

Tienes razón, más fácil es soñar.

¿Pero anhelar la metamorfosis?

Hablamos, entonces, de una existencia ilusoria.


soledad-cuentos

Llevando esta leyenda a la realidad.

¿Esto podría pasar?

Quiero decir, es un hecho superficial.

Se enamoró de lo que diseñó, no de algo más allá de lo visual,

algo así como conocer su alma o su corazón.

Podría ser que su dedicación y el tiempo que en ella invirtió,

le dieran una vaga noción pero no.

 Galatea,

ojalá un corazón tuviera, Pigmalión qué más quisiera.

¿Acaso un alma sin ser?

¿Es eso lo que todo hombre desea?

Espero no todos fantaseen con Galatea.


cuentos jovenes escritores

Opino que para enamorarse es preciso la intervención de ambas partes.

Aunque muchos no entiendan,

enamorarse simplemente no es enamorarse, es quizás interesarse.

¿Está bien tener altas expectativas o debemos ser un poco más realistas?

Entiendo que queramos conseguir a la persona perfecta,

Pero, ¿qué pasaría si Galatea fuera fea?

¿Seguiría siendo considerada la mujer perfecta?

Hecha de piedra y no de mármol,

fuerte, indiferente, pero sin vida como un marchito girasol.

Entonces dime tú,

¿qué será de ti y de mí cuando te vuelvas una realidad

y descubramos que todo esto no fue más que una ciega ilusión?


cuentos de desamor


**

Si alguna vez también te has quedado perdidamente enamorada pero sin ser correspondida, entonces te sugerimos leer los libros para entender que el verdadero amor sólo se encuentra en la literatura




Referencias: