La naturaleza es ciega pero justa: Horacio Quiroga
Letras

La naturaleza es ciega pero justa: Horacio Quiroga

Avatar of mediodigital

Por: mediodigital

19 de febrero, 2013

Letras La naturaleza es ciega pero justa: Horacio Quiroga
Avatar of mediodigital

Por: mediodigital

19 de febrero, 2013

"Hay sentimientos a los que no se puede dar cuerpo verbal, mas que son posibles de seguir perfectamente con los ojos cerrados".

Considerado como precursor en la narrativa hispanoamericana moderna, Horacio Quiroga plasma en cada uno de sus cuentos la grandeza y la miseria humana; la debilidad y el deslumbramiento que produce lo inesperado en cada una de sus historias.

Horacio-Quiroga
La narrativa de Horacio Quiroga estuvo influenciada por Edgar Allan Poe, Rudyard Kipling y Guy de Maupassant. Destiló una notoria precisión de estilo que le permitió narrar magistralmente la violencia y el horror que se esconden detrás de la aparente apacibilidad de la naturaleza. Muchos de sus relatos tienen por escenario la selva de Misiones, en el norte argentino, lugar donde Quiroga residió largos años y del que extrajo situaciones y personajes para sus narraciones. Sus personajes suelen ser víctimas propiciatorias de la hostilidad y la desmesura de un mundo bárbaro e irracional, que se manifiesta en inundaciones, lluvias torrenciales y la presencia de animales feroces.

Quiroga sintetizó las técnicas de su oficio en el Decálogo del perfecto cuentista, estableciendo pautas relativas a la estructura, la tensión narrativa, la consumación de la historia y el impacto del final.
Horacio Quiroga murió un 19 de febrero de 1837 en Argentina, después de beber un vaso de cianuro en presencia de su amigo Batstessa. Fue uno de los pocos escritores capaz de susurrar sus propias palabras al oído, aunque a veces el murmullo se transforme en un grito desesperado.


Referencias: