INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

La noche es el mejor testigo, el invitado más pagano siempre tras nosotros

21 de febrero de 2018

Cultura Colectiva

El novel escritor Kael Palacios enfoca su escritura en los límites de lo estrictamente fantasioso y onírico, al describir breves escenas de una realidad que construye con su poética, verbal e imaginativamente transgredidas por el vuelo literario de erotismo y romance, en el contexto del profundo desamor que impulsa cada uno de sus poemas. Disfruta a continuación uno de sus textos más recientes.



Al fin

Se extingue todo vestigio de este recuerdo

implantado por la ceremonia del beso y las caricias

la noche es el mejor testigo

el invitado más pagano



siempre tras nosotros

al tanto del desvelo y el impávido secreto

que configura este amor



no hay trama conversa sin acentos heredados

¿qué es tuyo cuando muerdes?

¿cuánto ocultas mientras respiras?

¿quién suprime las ganas de dejar todo atrás

cuando el amor verdadero acecha?

*

Las imágenes que acompañan al texto son propiedad de Briony Douglas.

***

La poesía como pilar tambaleante sobre el que reposan las ideas que se transpiran y se padecen por medio de palabras. Fijar las coordenadas y marcar las imágenes como un recuerdo congelado en los recovecos de la sensibilidad.

TAGS: Erotismo Poemas Desamor
REFERENCIAS:

Cultura Colectiva


  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

Aquí Espantan: la leyenda del niño fantasma del Kilómetro 31 Fotografías de Maddie McGarvey del pueblo que adelantó la Navidad a septiembre para un niño con cáncer Qué pasa si un niño se come una pila por accidente Cómo funciona Pegasus, el software espía del gobierno de México que sigue activo en 2018 Fenómenos meteorológicos y astronómicos que vienen para otoño The Golden Rules For Hair Color: 9 Tips You Need To Know For A Perfect (and Healthy) Dyed Mane

  TE RECOMENDAMOS