La novela que necesitas leer para tener un amor prohibido en Venecia
Letras

La novela que necesitas leer para tener un amor prohibido en Venecia

Avatar of Alejandro Arroyo Cano

Por: Alejandro Arroyo Cano

7 de noviembre, 2016

Letras La novela que necesitas leer para tener un amor prohibido en Venecia
Avatar of Alejandro Arroyo Cano

Por: Alejandro Arroyo Cano

7 de noviembre, 2016




La plenitud, el goce y la salud nunca son perpe­tuos. De manera irremediable lo que está arriba tiene que caer, pero lo que está abajo (como una regla del sinsentido del siglo XX) puede hundirse aún más. Ésta fue la metáfora que desarrolló Thomas Mann en uno de sus más grandes libros: “Muerte en Venecia” (1912) o –extendiendo la alegoría– el pasaje de un hombre apolíneo al mundo dionisiaco, el cual terminará arrastrándolo a la enfermadad y al desfallecimiento.

Dada su singularidad, que en aquella época se volvió una generalidad de los escritores, la obra es una crítica a la decadencia de la sociedad. Thomas Mann busca transmitir esa inactividad morbosa, ese exceso lánguido que caracterizaba el modo de vida de la gran burguesía a comienzos del XX. La maraña de valores que envuelven aquel momento histórico terminará transgrediendo el espíritu correcto del escritor, académico y protagonista, Gustav von Aschenbach, a través de un señuelo de extrema hermosura: un joven polaco llamado Tadzio, el ángel de la muerte.

La muerte en Venecia

[Conoce los 10 libros para entender la muerte]

 Si de algo gozaba Thomas Mann era una densa y profunda narrativa. Está el caso de la novela “El inmoralista” (1902) escrita por André Guide donde un hombre le entregó su vida al estudio de las ciencias. Cuando muere su padre, su gran mentor y guía, el protagonista entra en una crisis existencial. Por si fuera poco su cuerpo enferma y la muerte lo acecha. Es aquí cuando se pregunta si actuó de manera correcta al dedicarse por completo a la sabiduría y negarse a los placeres terrenales. Tras reflexionar sobre la muerte, el morbo se instala en su vida para convertirlo en un ser inmoral que busca saciar el deseo acumulado de una vida entera.

"La muerte en Venecia" regala una enseñanza sobre los amoríos y la decadencia humana a través de un nuevo mito griego".


En “La muerte en Venecia” se percibe un argumento similar. Gustav von Aschenbach es un hombre correcto. Vive en el orden, la cordura y el recato, pero algo que se esconde en su pasado lo motiva a ir a una Venecia enferma - lo que es peor- a entregarse a las pasiones que ahí existen. El autor de la obra va dejando diferentes señales sobre el desenlace inminente. Incluso el nombre del personaje alude a una tragedia oscura: Aschenbach, río de cenizas.

El joven Tadzio es comparado con Eros, el dios del amor, que según Platón cultiva en los hombres el anhelo de belleza e inmortalidad. O mejor dicho de la inmoralidad. Tadzio es como un ángel, pero como dijo Rilke "todo ángel es terrible" pues porta la muerte. Con esta característica se rompe el pensamiento griego el cual dicta que todo lo bello es bueno, porque con una patología narcisista típica de la burguesía, lo estético se ensucia con una enfermedad retorcida de narcisismo.

La muerte en Venecia

Mientras la enfermedad se propaga a su alrededor y se ceba con su propio cuerpo, Aschenbach debe aprender a salvarse, aceptando su propia verdad y pactando con sus propios miedos. La asunción de su sombra y del mal (no sólo físico) que le carcome hace posible una reconciliación final. En ella puede verse toda una teoría del arte como sublimación, y en general, una doctrina de la búsqueda del sentido en el absurdo que es la vida. Ésta es la austera esperanza que nos ofrece Mann.

La novela breve de Thomas Mann es una contraposición a la filosofía clásica, la cual coloca a la belleza como bien supremo. El orden se rompió en la modernidad puesto que la belleza ya no es sinónimo de bondad, perfección o felicidad, sino un juego laberíntico en donde hay trampas y contratiempos. "La muerte en Venecia" no es un relato lleno de acción, sino de reflexiones sobre el arte, el amor y la muerte. Aún con toda la pasividad y profundidad, la novela es sumamente recomendable para las personas que gustan de criticar la existencia y la condición humana.

La muerte en Venecia


"La muerte en Venecia" regala una enseñanza sobre los amoríos y la decadencia humana a través de un nuevo mito griego. Así, la sabiduría que imprimió Thomas Mann en la novela la convierte en uno de los 10 libros que debes leer antes de morir.

**


Fuente: Un libro al día.


 

 

 

 

 


Referencias: