La pesadilla de la que la había despertado no se comparaba con los dedos de ese hombre en su cuerpo
Letras

La pesadilla de la que la había despertado no se comparaba con los dedos de ese hombre en su cuerpo

Avatar of Luz Pamela Zurita

Por: Luz Pamela Zurita

21 de marzo, 2017

Letras La pesadilla de la que la había despertado no se comparaba con los dedos de ese hombre en su cuerpo
Avatar of Luz Pamela Zurita

Por: Luz Pamela Zurita

21 de marzo, 2017



Luz Pamela Zurita expone en este fragmento de su relato un momento de tensión, que sintetiza un dramatismo que roza con lo erótico, lo siniestro y lo oscuro de los tabúes.


la imposibilidad de dormir


Cuesta (fragmento)

"Moscas, puntas delgadas…", pensó la chica antes de despertar.

—Buenas noches, Kler —El aliento del doctor en su hombro izquierdo la amedrentó. Sus labios fueron de bajada, igual que sus manos sin sutileza desde la curva de su cintura.

Kler saltó de la cama en ropa interior. La pesadilla de la que la había despertado no era nada comparado a sentir los dedos de ese hombre en su cuerpo.

—No deberías estar aquí —dijo la chica.


miedo a la soledad llorar


—Me adelanté a que me lo pidieras —contestó. Sus dedos huesudos en las sábanas de la cama. Kler se lo imaginaba en su cuerpo. Enredó el pie izquierdo en el derecho.

—¿Estás nerviosa, Kler?

"Vete", pensó al desenredar los pies.

Estoy cansada.

—¿Cansada? Has estado todo el día en cama, Kler —dijo el doctor. Sus ojos bajaron por las curvas de la chica— Quítate la ropa interior —La chica ni siquiera se movió—. ¿Lo prefieres consciente o sedada? Sabes que puedo hacerlo.


sugar baby mentira


Kler hundió las uñas en sus palmas. Incapaz de controlarse, gritó:

—¡Lárgate!

"Por favor".

—¡Ahora!

"Por favor".

El doctor se levantó, dio un paso hacia ella.

—Voy a gritar —le advirtió.

Al retroceder, Kler tropezó. Avanzó con los codos antes de que el doctor le tapara la boca con la mano derecha y le cargara con la otra.


mentiras en una relacion sexo


Tiró su cuerpo contra la cama, jaló de la esquina de sus bragas hasta romperlo.

—Igual gritarás.

Se bajó el bóxer, introdujo sus dedos antes.

Kler cerró los ojos, era eso o permitirse llorar.

Carlisle empezó a cantar una canción de cuna alemana, Kler la recordó enseguida. La voz lloricona de su madre después de que su padrastro la lastimara, pero en la canción, diferencias nauseabundas: era la voz de un hombre en pleno acto sexual, y el final era menos dulce del que solía serlo.


abrazo pareja cosas que esperas que haga tu pareja


—Buenas tardes, buenas noches.

Cubierto de rosas

guarnecidas de claveles,

deslízate bajo el edredón:

Mañana por la mañana, sólo si yo quiero

volverás a despertar.

***

La descripción de los momentos cruciales es clave para delimitar los límites de la ficción y la fantasía con el fin de plasmarlos como si fueran una realidad, un sueño dirigido, un secreto a voces, un deseo ardiente.


Referencias: