La Psicología del Color (Parte 1/3)

miércoles, 3 de octubre de 2012 12:00

|amauryshow

Siempre ha existido una relación íntima entre los colores y el ser humano. Hay textos que los relacionan con estados de ánimo, la suerte e incluso la astrología y los signos zodiacales.

En Psychology of colour, la socióloga y psicóloga alemana Eva Heller (1948-2008) ofreció un nuevo enfoque para la interpretación del color en nuestras vidas. Su investigación propone que los colores y los sentimientos no se combinan de manera accidental, sino que actúan según el contexto y la historia individual de cada uno a través del tiempo. Más que ser sólo un fenómeno óptico, también son fenómenos sociales.

 

 

 

 

 

 

En “Psicología del Color”, Heller incluyó el blanco y el negro (frecuentemente descartados como colores propiamente dichos) por su importancia cultural, así como el dorado y el plateado, lo que nos da una suma de trece colores que actúan en la psicología de las personas.

Sin más preámbulo, les dejamos una breve explicación de cada color y algún dato relevante de interés para entender su historia e impacto en nuestras mentes. 

En memoria de la profesora Eva Heller.

Azul, el color preferido del mundo.

 

 

 

 

El color de la lejanía, la fidelidad y la inmensidad (debido al mar y al cielo). A causa de la perspectiva y la ilusión de espacio lo percibimos como el más alejado de todos.

 

 

 

 

Esta cualidad lo ha vinculado a la fidelidad (pues sólo la distancia puede poner a prueba la lealtad) y a las personalidades serenas (debido a que la temperatura con que se identifica al azul es el frío). En el estudio de Heller, cuantitativamente hay un gran porcentaje de gente que gusta del color azul en alguno de sus ciento once tonos (es el color que más personas señalan como favorito).

 

 

 

 

Curiosidades: En países como Alemania e Inglaterra “estar azul” (bleu/blue) quiere decir estar triste. La expresión “sangre azul” se deriva de la edad media: los privilegiados no trabajaban por lo que su piel era muy tersa y dejaba ver sus venas “azules” a diferencia de la piel curtida y mate de los ciervos.

 

 

 

 

Al principio fue el rojo.

 

 

 

 

El primer color en recibir nombre fue el rojo. Se cree que en casi todas las culturas las primeras palabras que existieron denominaban al día y la noche, y en seguida la experiencia de la sangre y el fuego dieron nombre al rojo.

 

 

 

 

El color de las pasiones y emociones intensas transmite calidez y energía por excelencia. Representa el amor, la furia, el descontento y la alegría. Su poderoso simbolismo hizo que lo escogieran para abanderar movimientos como el comunismo, socialismo, jacobinismo o el nazismo y su efectividad lo ha hecho omnipresente en la publicidad.

 

 

 

 

Dato curioso: Carlomagno designó al rojo como el color imperial y hasta el año 814, sólo la nobleza y el clero lo podían usar.

 

 

 

 

Las contradicciones del amarillo.

 

 

 

Por una parte, iluminación y entendimiento, optimismo y alegría. Por otro lado envidia, celos y animales venenosos.

 

 

La luz solar se percibe amarilla (aunque propiamente no tiene color), las connotaciones asociadas a este astro suelen ser positivas o felices y en varias culturas el amarillo es divino, reservado para deidades y sus representantes terrenales. Por otra parte hay significativas asociaciones negativas: la inseguridad y la avaricia se representan con amarillo, la bilis de los enojos es literalmente un líquido amarillo que nos hace sentir furia.

 

 

 

Datos curiosos: En inglés la palabra yellow también quiere decir “cobarde” y los franceses llaman “casa amarilla” a los manicomios. El Smile-Button (carita feliz amarilla) es uno de los símbolos más populares que representa el optimismo.

 

 

 

 

El verde fértil y sagrado.

 

 

 

La ideología acerca de la naturaleza parte del verde una y otra vez. Símbolo de la vida y la salud en el sentido más amplio, el verde también se usa para representar la primavera, los negocios florecientes y la fertilidad por su natural vínculo visual con las plantas de todo tipo.

 

 

 

 

En el islam es un color sagrado, basta decir que el color preferido de Mahoma (570-632) era el verde y que la más valiosa reliquia del islamismo (la bandera santa bordada en oro) es verde. Con esta bandera el profeta logró la conquista de La Meca.

 

 

 

 

Datos curiosos: Es el único color que representa a una nación: Irlanda. Muchos monstruos en la ficción occidental suelen ser verdes por la asociación con el veneno, el enojo (verde de ira), los trastornos o la podredumbre.

 

 

 

Parte 2

Parte 3 

 

TAGS:
REFERENCIAS:
amauryshow

amauryshow


  COMENTARIOS