'Cañitas', la terrorífica historia que te traumó y resultó ser una farsa

miércoles, 17 de mayo de 2017 12:35

|Julieta S



Saliendo del metro Popotla, sólo debes caminar hacia la izquierda hasta F.C. de Cuernavaca. Cruza la calle, continúa tu camino dos cuadras; esa es Cañitas. Entra cortando con una navaja filosa la tensión que abunda en el lugar. Avanza y pronto verás a tu derecha una pequeña iglesia cristiana. Dos construcciones después, del lado izquierdo, encontrarás la famosa casa de Carlos Trejo: Cañitas 51.



Cómo si se tratara de una consigna que afectaría a todos aquellos que se atrevieran a leer el libro más popular del momento, muchos, igual que yo, dejaban de leer a las 6 de la tarde a como diera lugar. Las alarmas de los relojes-calculadora, que en ese momento también eran la última moda, sonaban a la par en miles de hogares para no sentir la pesadez de cientos de espíritus cuando, según la bruja Margarita del libro de Trejo, se desataban las fuerzas del mal.

historia de canitas canitas
Yo también quise visitar por la noche la casa de Popotla y escuché todos los misterios que había ayudado a resolver el nuevo cazafantasmas mexicano: un oportunista choper vestido todo de negro y rostro áspero, dispuesto a entrometerse en los lugares más inmundos con tal de sacar una historia fantasmal.

historia de canitas carlos trejo
El misterio y fascinación por el personaje era tal que Trejo se hizo acreedor de un programa de televisión en el que relataba lo que había ocurrido. Después de que Norma, su hermana, había perdido a su pareja en un accidente automovilístico, el autor del relato, sus hermanos menores, el entonces novio de Norma (Emmanuel) y Sofía, la esposa de Carlos, decidieron utilizar el medio más común de todos para contactar al desaparecido y comenzar la aventura más aterradora de México.

Aquellos que habían crecido con "La Mano Peluda", sabían que la historia de Cañitas podía ser real. Los eventos que ocurrían en el programa radiofónico nunca se habían puesto en duda y Juan Ramón Saénz, anfitrión del programa, tenía tanta credibilidad que, mientras duró al aire, el público lo seguía vigorosamente... ¿Por qué no creerle a otro sujeto más?

fantasma canitas
La historia de Carlos Trejo comenzó con una ouija que serviría como vehículo para contactar al difunto. La mala noticia es que, como la mayoría de los interesados en los misterios paranormales saben, jugar con este vortice energético sólo tiene dos vertientes: que no ocurra nada o que espíritus comiencen a aparecer a su alrededor.

ouija
El primer contacto que hizo la familia con el mundo paranormal provocó convulsiones a Emmanuel y una siniestra voz salió de sus entrañas para asegurarle a los participantes que "NUNCA PODRÍAN PARAR LO QUE DESATARON"... El error era simple, habían convocado a los espíritus a las 20:00 horas. A ese hecho, siguieron apariciones fantasmales, muertes sin ningún sentido aparente y la manifestación de un monje satánico... Emmanuel, según la historia de Trejo, murió.

A pesar de que parece que el autor llegó demasiado lejos con sus muestras de un mundo extranormal, nadie pensaba que era falso. Todo lo contrario. Primarias, secundarias y personas ávidas de conocer más sobre la vida después de la muerte devoraban su escrito, temían salir de noche o al ver una ouija; incluso huían despavoridos de los cementerios.

historia de canitas cementerio
Su libro se convirtió en un bestseller mexicano y nadie ponía en duda cada una de las palabras que lo componían. Del mismo modo que las personas dejan de dudar de cintas de terror cuando ven un letrero que anuncia "basada en hechos reales", la historia de Carlos Trejo se hacía en extremo convincente. El anexo de fotos y documentos de los hechos evaporaban la desconfianza y materializaban el temor. Nadie le pedía pruebas, compadecían su mala fortuna al molestar a los espíritus más malévolos que existen en el inframundo.

Trejo aseguraba haber encontrado los restos de un antiguo cementerio de monjes de Tacubaya en su hogar, también decía que, de acuerdo a sus investigaciones, ese cementerio había sido parte de la inquisición. ¿Cómo sobrevivió si el monje maldito parecía matar a todo aquél que estuviera a su paso? La respuesta (más risible que lógica) era simple, el autor había hecho un trato en él; se comprometía a publicar la historia para que el monje no lo matara.

historia de canitas
Sin embargo, como todos lo sabemos ahora, el relato lleno de misticismo y tragedias resultó ser falso. Una muestra, el acta de defunción de su esposa Sofía, donde se aclara que no había muerto a manos de espíritus escabrosos sino de SIDA. El como sucedió cuando uno asesinatos ocurrido en 1992 perdió toda validez, el difunto habló con los medios nacionales para dejar en claro la farsa: 

«Me llamo José Emmanuel Galván y vivo en California desde hace más de veinte años. Estuve en esa supuesta sesión donde se dice que yo me convulsioné y se me metió el ente, pero la verdad es que nos reuníamos para beber, entonces seguramente eso debió ser producto de una borrachera porque yo no recuerdo que haya pasado».

Carlos Trejo fue al programa "¿Usted qué opina?" a hablar sobre su caso. Nino Canún, el conductor, le dio el micrófono y Trejo comenzó a relatar la historia que había vivido en 1982. Le dijo de las muertes de sus amigos, de lo mal que estaba su esposa, pero, según cuenta, en medio del fanatismo, la incredulidad y la ignorancia, sólo encontró un hombre que parecía ayudarle: Juan Chía. Sin embargo, en otra emisión del programa de Canún, Chía decía que la historia de Trejo era un fraude...

historia de canitas carlos trejo
Sin tanta fama aún, la gente seguía comprando ese pequeño libro con un ente que parece cubierto con sábanas en la portada. Los adolescentes se reunían para comentar el libro, qué les había parecido el relato y otros casos misteriosos que podían sumarse al éxito de Cañitas.

Con más de 15 mil investigaciones por todo el mundo, Carlos Trejo se dio a la tarea de inaugurar su propia agencia de investigación paranormal, de nombre, Organización Mundial de Investigación Paranormal. Misma que él preside y encargada de determinar la veracidad de otros acontecimientos paranormales. Antes de dar su veredicto, por supuesto, cobra cantidades absurdas por dicha investigación.



De hecho, en 2007 lo apresaron en el Reclusorio Norte por uso indebido de documentos privados. La mujer que levantó la denuncia ganó el juicio después de que Trejo grabara un supuesto exorcismo, cuando la mujer aclaró que sufría una crisis provocada por desórdenes mentales.

En 2011, también un matrimonio francés lo acusó por difamación y durante la conferencia de su cinta "Cañitas", producida por el mismo Trejo. Francisco Núñez lo acusó de utilizar una fotografía para el libro sin su consentimiento, además y muchos más grave, por asegurar que Núñez había querido secuestrar a su hijo y extorsionarlo. 



Con su relato, el autor se convirtió en uno de los pocos escritores mexicanos reconocidos por la masa, lo que nos hace cuestionarnos si el error reside en un hombre que logró atrapar a un público ferviente admirador del morbo y la fantasía o si es él quien tiene la culpa, con su limitado talento.

¿Qué podemos pensar si "Cañitas" es uno de los libros más leídos por los mexicanos? Si no tiene coherencia, es repetitivo y se narra como si se tratara de un testimonio dramatizado. ¿Qué dirían verdaderos escritores de terror como Carlos Fuentes o Juan Rulfo? Personajes con mucho menos adeptos porque sus historias son verdadera literatura.

Carlos Trejo tiene escaso talento para hilar ideas y seguir reglas básicas de sintaxis, pero una habilidad suficiente para cautivar a un público mediocre. Como aquél que tiene un paria, un parásito que vive con astucia de lo de los demás, del sufrimiento de otros y la incertidumbre del resto. Si tuvo tanto éxito fue por ser un fraude, tan popular como las flores de la abundancia, los negocios piramidales o aquellas iglesias que te invitan a dejar de sufrir a través de dinero y oraciones.



Su trabajo, 100 % dirigido a las masas, es sin duda un negocio redondo que pudo mover entre la clase media y los pobres, los que buscan un consuelo y un medio para lograr culpar a alguien más de su desgracia. A un ser paranormal que quebrante sus ilusiones mientras muestran a los demás que ellos no tienen el mínimo de responsabilidad. La masa habla y Carlos Trejo triunfa, así ocurre siempre, del mismo modo que los Youtubers y su invasión en redes sociales o todas esas películas sin argumento que sólo muestran violencia.

¡Larga vida a lo paranormal y a los charlatanes, porque ellos saben cómo burlarse del pueblo en su cara mientras éste los venera!


*

Referencias

El Universal
Libro "Cañitas"
El Gráfico


TAGS: Maldición
REFERENCIAS:
Julieta S

Julieta S


  COMENTARIOS