Letras

Las frases más bellas de la literatura mexicana

Letras Las frases más bellas de la literatura mexicana


"México, para mí, representa el amor, la paz y todo aquello que es magnífico y maravilloso en el mundo".
-Juan O’Gorman

El mexicano no es conocido por la capacidad de amar. Se ha dicho mucho de la forma en que bebe, se divierte y muere, pero en el amor la idea de que los mexicanos somos profundos y poéticos no es algo que muchos acepten. Es hora de desmentir ese mito.

En México se han hecho cantidad de combinaciones con las 26 letras que conforman el alfabeto para dar vida a grandes textos literarios que prueban la capacidad de comunicación escrita. En esas palabras encontramos el amor a la pareja, a la familia, al país y a la vida (y no lo negamos, sí tenemos una relación con la muerte que pocos pueden entender).

pedro infante

Entre el romance y la tragedia se encuentra el país que está en el ombligo de la luna. Nuestro destino es una serie de contradicciones y funcionando como cabeza del cuerpo que forma a Latinoamérica, México es una tierra pérdida en el pasado que vive el presente esperando un futuro imposible. Eso es lo que realmente nos hace eternos soñadores y románticos empedernidos siempre en busca de una mejor realidad. Por eso la literatura mexicana tiene algunas de las frases más bellas de la literatura y te compartimos algunas de ellas a continuación.

Como agua para chocolate, Laura Esquivel

"Mi abuela tenía una teoría muy interesante; decía que todos nacemos con una caja de fósforos adentro, pero que no podemos encenderlos solos... necesitamos la ayuda del oxígeno y una vela. En este caso el oxígeno, por ejemplo, vendría del aliento de la persona que amamos; la vela podría ser cualquier tipo de comida, música, caricia, palabra o sonido que engendre la explosión que encenderá uno de los fósforos. Por un momento, nos deslumbra una emoción intensa. Una tibieza placentera crece dentro de nosotros, desvaneciéndose a medida que pasa el tiempo, hasta que llega una nueva explosión a revivirla. Cada persona tiene que descubrir qué disparará esas explosiones para poder vivir, puesto que la combustión que ocurre cuando uno de los fósforos se enciende es lo que nutre al alma. Ese fuego, en resumen, es su alimento. Si uno no averigua a tiempo qué cosa inicia esas explosiones, la caja de fósforos se humedece y ni uno solo de los fósforos se encenderá nunca”.


La región más transparente, 
Carlos Fuentes

A ver si algún día mis dedos tocan los tuyos… Tuna incandescente. Águila sin alas, Serpiente de estrellas, Aquí nos tocó. Qué le vamos a hacer. En la región más transparente del aire”.

El pensamiento olvidado, Alí Chumacero

“Pensar en tu mirada y en mi olvido dejando el pensamiento dilatado a través de tus ojos”.

poemas-de-amor


Te quiero a las diez de la mañana, Jaime Sabines

"Luego vuelvo a quererte, cuando nos acostamos y siento que estás hecha para mí, que de algún modo me lo dicen tu rodilla y tu vientre, que mis manos me convencen de ello, y que no hay otro lugar en donde yo me venga, a donde yo vaya, mejor que tu cuerpo. Tú vienes toda entera a mi encuentro, y los dos desaparecemos un instante, nos metemos en la boca de Dios..."


La llama doble, 
Octavio Paz 

“(El amor) no es un remedio físico, no es una vacuna: es un paradigma, un ideal de vida fundado en la libertad y en la entrega”.


 
Piedra de sol, Octavio Paz

"El mundo nace cuando dos se besan".

contraluz-pareja-arboles-sombras-beso-by-schilles-photography  


Aura, 
Carlos Fuentes

“Mientras más pienses en ella, mas tuya la harás, no solo porque piensas en su belleza y la deseas, sino porque ahora la deseas para liberarla”

 

Peces del aire altísimo, Vicente Quirarte

“Una página limpia es un cuerpo dispuesto a la entrega, un barco a punto de ser tomado por as alto, un trago de coñac bajo la lluvia”.



En paz, 
Amado Nervo

“Veo al final de mi rudo camino que yo fui el arquitecto de mi propio destino; que si extraje las hieles o la miel de las cosas, fue porque en ellas puse hiel o mieles sabrosas: cuando planté rosales, coseché siempre rosas”.

paz interior  


Mal de amores, 
Angeles Mastretta

“De todos los riesgos que ha corrido por usted, el único que no hubiera corrido nunca es el de no haberlo hecho”.


Conferencia sobre la lluvia, Juan Villoro

“El amor tiene una sed de absoluto. No me refiero a su carácter posesivo, sino a la necesidad de compartirlo todo y conocer al otro, hasta donde eso sea posible”.



Persona normal, 
Benito Taibo

“La poesía sirve para que las almas extraviadas se encuentren”.

habitos-pareja-8



Los albañiles, Vicente Leñero

“Amor de ese, de joven, que se contenta con la pura ilusión y que se va haciendo grande con la ausencia”.


La tumba, José Agustín

“Sabes Elsa – Elsa, bien sé que sólo nos hemos visto dos conmovedoras veces, mas esas ambas ocasiones han sido suficientes para comprender que eres algo que ha penetrado en mí; ha sido tu sonrisa un aliciente, y tus ojos  (grises, radiantes, bellísimos) los que imperan en mi mente desde que te conozco, los que me harían luchar contra todo si supiera que no los miraría jamás…”


Adán y Eva, 
Jaime Sabines 

“Morir es retirarse, hacerse a un lado, ocultarse un momento, estarse quieto, pasar el aire de una orilla a nada y estar en todas partes en secreto”.


***

Te puede interesar: 25 de las frases más bellas de la literatura


Referencias: