Las relaciones incestuosas de Julio Cortázar
Letras

Las relaciones incestuosas de Julio Cortázar

Avatar of Fernanda

Por: Fernanda

25 de octubre, 2015

Letras Las relaciones incestuosas de Julio Cortázar
Avatar of Fernanda

Por: Fernanda

25 de octubre, 2015



¿Qué secretos guardaría aquella mirada penetrante, analítica  e insistente de Julio Cortázar? ¿Cuántas confesiones ahogadas le oprimen el ceño, qué tanto de esto compartió a través de su prosa inquietante, pero sobre todo, cuánto calló el célebre autor de Rayuela?

Julio Cortázar

Quizá nadie conozca con certeza lo escondido detrás del surrealismo de Julio; aunque varios intentos se han hecho por descubrir el hilo iniciador del nudo gordiano que atormentó silenciosamente su vida hasta la muerte. El ejemplo más reciente corrió de la tinta del biógrafo barcelonés Miguel Dalmau, quien escribió Julio Cortázar. El cronopio fugitivo, una biografía no autorizada que sostiene polémicas teorías sobre el escritor argentino.

Algunas de las sospechas publicadas en el libro apuntan a una obsesión de Julio hacia su madre y una posible relación incestuosa con su hermana. Las declaraciones de Dalmau se derivan principalmente de una de las tantas cartas que Cortázar le escribió a su madre, la cual nunca entregó, y en la que se describe como “el hijo verdadero a medida de la madre, el buen pingüino rosa yendo y viniendo y tan valiente hasta el final, la forma que me diste en tu deseo: honrado, cariñoso, jubilable, desplomado”.


cortazar-madre


Aunque definitivamente el hecho que marcó la vida de Cortázar fue el abandono de su padre cuando tenía apenas seis años. Julio dijo alguna vez no haber tenido un recuerdo de infancia feliz, además de que tuvo que hacerse cargo de su madre y hermana a muy temprana edad, pues ya no había una imagen paterna en su hogar.

La dependencia que el escritor tuvo con su familia estuvo presente de varias formas, según Dalmau, quien puso como ejemplo Bestiario, obra cuyo tema central es el incesto. El biógrafo incluso sugiere que Cortázar no viajó a Francia huyendo de la dictadura, sino de sus sentimientos hacia su hermana.

Otra controvertida declaración que Dalmau hace en su libro se origina del tratamiento hormonal al que Julio tuvo que someterse a los 60 años para frenar el gigantismo que padecía, el que, asegura, hizo que el escritor considerara a las mujeres como objetos sexuales “se aprecia en su literatura de los 70, que habría forzado a algunas mujeres”, afirmó.


Julio Cortazar


Cuenta el osado delator que Cortázar buscaba en su vida, y por ende en su obra, abandonar una realidad que le parecía incompleta, saltarla, cruzar la puerta, pues tuvo constantes episodios de desconexión “estados de pasaje: cuando estoy distraído, por ahí me escapo”, como solía decir el ya ausente escritor.


Cortazar


Para colmo o interés de los amantes del gigante de ceño fruncido, no es la primera vez que algún intrépido se atreve a escudriñar en su vida, mejor dicho, en su árbol genealógico, pues en 2005 Cortázar sin barba de Eduardo Montes-Bradley intentó revelar algunos aspectos que arrojan que Cortázar pudo haber sido primo lejano del Che Guevara.

Si uno imita el comportamiento de Belmau o Bradley, encontrará múltiples versiones de la existencia del autor de Historias de cronopios y de famas. Algunas analizan en una tesis la obsesión de Cortázar hacia su madre a través de Freud (Los sonidos del silencio: Una interpretación freudiana de “Cartas a mamá” de Julio Cortázar) otras más justifican la leucemia-SIDA de la que murió el escritor, a raíz de una transfusión de sangre contaminada que obtuvo en África.


cortazar (1)


La travesía de 69 años que Julio realizó por este mundo puede ser analizada desde distintas aristas, sus obras podrán ser carroña de escritores arpía que tal vez sólo busquen hacerse fama a través de escandalosos escritos. Lo cierto es que sólo el gran Cortázar supo y se llevó a la tumba ese mar de secretos que guardó su mirada.



Referencias: