Lecciones que aprendí de Bukowski antes de los 20 años

sábado, 3 de diciembre de 2016 7:33

|Daniel Morales Olea



Entre todas las personas que me podrían haber recomendado leer a Charles Bukowski, fue un profesor de Economía quien lo hizo. Comenzando la universidad, el profesor que debía hablar de Macroeconomía se dedicó a dejarnos tareas como ver "2001: A Space Oddysey" o escuchar a Stravinsky, pues según él así es como uno tiene que acercarse a la verdadera cultura. Una de esas recomendaciones fue la de leer al último poeta maldito, al marginal y muchas veces odiado Bukowski. No sé si alguien más de mi clase lo leyó (sé que algunos ya lo conocían) pero el efecto del escritor fue impactante en mi. Su libro me hizo darme cuenta que no estaba estudiando lo que quería, sino lo que se esperaba de mí, así que cambié de carrera y comencé a escribir. 

Otros trabajos de grandes escritores

Él nunca pretendió ser la voz que guía el camino de la gente, tampoco escribió para sacar a los demonios que vivían en él, simplemente quería beber y escribir. Bukowski fue una persona atormentada desde la infancia y los traumas lo llevaron a tener un comportamiento errático y agresivo, pero al mismo tiempo anhelaba ser amado. Sus novelas son autobiográficas y al mismo tiempo metáforas del amor y la soledad; sin embargo hay mucho más de lo que se cree en esas páginas llenas de alcoholismo y pulsión sexual. Éstas son algunas de las cosas que puedes (y deberías) aprender de Bukowski antes de los 20 (aunque no importa si lo lees después, también encontrarás sentido en su escritura). 
-

El éxito no es lo que esperas

"Hay un problema con los escritores. Si lo que había escrito un escritor se publicaba y vendía mucho, muchos ejemplares, el escritor pensaba que era magnífico. Si lo que había escrito un escritor se publicaba y vendía un número aceptable de ejemplares, el escritor pensaba que era magnífico. Si lo que había escrito se publicaba y vendía poco, pensaba que era magnífico. Si lo que había escrito nunca se publicaba y no tenía dinero suficiente para publicárselo él mismo, entonces pensaba que era, más que magnífico, genial. La verdad, sin embargo, es que había muy poca magnificencia. Era prácticamente inexistente, invisible. Pero podías estar seguro de que los peores escritores eran los que más confiaban en sí mismos, los que menos dudas tenían".
"Women" (1978) 

Bukowski logró conseguir 100 dólares a la semana para dedicarse exclusivamente a escribir. Eso fue hasta que tenía cerca de 45 años. Apasionado a la lectura y escritura desde la adolescencia, escribió por años hasta que perfeccionó un estilo. Miles de rechazos editoriales llegaron a su puerta hasta esa oportunidad en 1965, pero en realidad el éxito llegó hasta los años 70, cuando ya tenía más de 50 años. En su libro "Hollywood" cuenta como era considerado un escritor exitoso, algo con lo que soñó desde joven, pero nada de lo que creía que era el éxito le importaba ahora, sólo quería una vida tranquila que ya había perdido. 
-

por amor a una mujer bukowski literatura carta amor

Los adultos tampoco saben qué están haciendo (en realidad nadie lo sabe)

"Cuando trabaja como empacador en una compañía de artículos de iluminación, que un compañero dijo de pronto: '¡Nunca seré libre!', uno de los jefes caminaba por ahí, su nombre era Morrie, y soltó una gran carcajada, disfrutaba el hecho de que el tipo estuviera atrapado de por vida".
"Reach for the sun: Selected Letters 1978-1994" (1999)


"Ham on Rye" es tal vez la novela más personal de Bukowki. Parte de 1920 hasta el inicio de la Segunda Guerra Mundial, años de infancia y adolescencia del escritor. En ella muestra los estragos que su padre causó en su vida y muestra cómo se moldeó su visión del mundo. El libro está lleno de adultos que se comportan peor que él, que lo adoctrinan para ser un borrego, no quejarse y seguir las reglas impuestas por la sociedad. Durante muchos años lo hizo, pero después, a través de la publicación, logró vivir una vida sin hipocresía y aunque eso lo llevó por una espiral autodestructiva, era lo que en parte él quería. Cargando muchos errores Bukowski logró vivir como le dijeron que nunca lo lograría. 

-

Los mejores consejos los puedes encontrar en un libro

"Y sin embargo, era magnífico leerlos a todos. Mostraban cómo los pensamientos y las palabras podían ser fascinantes, aunque fueran inútiles".
"Ham on Rye" (1982) 

La pobreza, el tedio y el rechazo lo acercaron a la biblioteca, lugar en el que nadie hablaba y podía relajarse. Pronto ya había leído todos los libros que podían enseñarle algo en ese lugar y así es como realmente forjó madera de escritor. El carácter callejero y el intelecto proporcionado por los libros le enseñaron tanto que hoy seguimos ciegamente sus consejos. 
-
Charles Bukowski cine hollywood

Si no experimentas nunca tendrás una historia que contar

''Algunas personas nunca enloquecen, que tortura de vida deben llevar"
"Betting on the Muse" (1996)

Hijo de la gran depresión, Bukowski conoció muchos oficios antes de ser escritor. Cargó costales, trabajó en tiendas departamentales, fue cartero y muchas veces un mantenido. Su vida fue su obra y lo que experimentaba lo narraba con pasión. Necesitas vivir y no estar pegado a una pantalla para poder hablar acerca de lo que te apasiona. Debes salir a lo desconocido e intentar experimentar todo sin miedo al mañana. 
-



Debes escuchar buena música

"La música se parece mucho al sexo, pero algunos compositores no pueden llegar al clímax y otros lo hacen demasiado rápido, dejando al público hastiado y gastado".
"Sifting Through the Madness for the Word, the Line, the Way" (2004)

Los temas de Bukowski se parecen mucho a los de la esencia del rock y cada que lo leo, pienso en la voz rasposa de Tom Waits, pero él siempre fue un apasionado de la música clásica. Aunque llegaba a escuchar jazz, Bukowski menciona distintas veces a compositores como Bach, Handel o Mozart. 
-

bukowski

Trabajar por dinero y no por pasión te hará infeliz

"Tenemos la mala costumbre de perder el tiempo, buscando tantas metas falsas, tantos falsos sueños. Tenemos la mala costumbre de no apreciar lo que de verdad importa, y sólo entonces te das cuenta de lo que de verdad importa".
"Ham on Rye" (1982)

Nuestra vida se reduce a lo que hacemos y para Charles, trabajar ocho horas, más las cuatro de camino al trabajo, era el método perfecto de esclavitud. Debes encontrar la mejor forma de vivir, la que tú sientas que es correcta y la que te permita sentir que no te estás pudriendo cada día más. Incluso escribió una carta en la que te motiva a dejar tu miserable trabajo. 
-

por amor a una mujer bukowski literatura carta amor 2

La vida del escritor no es para nada un ejemplo para todos, pero sí tiene cuestiones interesantes que cualquiera podría analizar para poner en duda qué es lo que hace y cómo quiere vivir su vida. Lee a Bukowski, entiende sus letras y analiza tu vida, encontrarás más de lo que crees. 





TAGS: Bukowski
REFERENCIAS:
Daniel Morales Olea

Daniel Morales Olea


  COMENTARIOS