5 razones por las que leer es lo mejor que puedes hacer antes de los 20
Letras

5 razones por las que leer es lo mejor que puedes hacer antes de los 20

Avatar of Jazmin Lizarraga

Por: Jazmin Lizarraga

6 de junio, 2017

Letras 5 razones por las que leer es lo mejor que puedes hacer antes de los 20
Avatar of Jazmin Lizarraga

Por: Jazmin Lizarraga

6 de junio, 2017



Hay ciertos consejos que todos escuchamos justo antes de llegar a los 20 años: "comienza a usar cremas antiarrugas", "toma vitaminas desde ahorita", "si ahorras desde hoy tendrás para tu retiro", "no te desveles porque envejecerás más rápido". En fin, parece que lo que hacemos durante la juventud impacta directamente en el rumbo que toma nuestra vida. Durante los años teen tenemos más tiempo libre y menos responsabilidades, por lo tanto es el periodo ideal para explorar lo que nos gusta, experimentar y generar hábitos que pueden volverse fundamentales para nuestro bienestar; sin embargo, estos no siempre resultan atractivos.

A los jóvenes se les dice todo el tiempo que deben ser lectores, se les invita a convertirse en uno de ellos a través de campañas y carteles que promueven las ventajas de leer; por medio de discursos se busca disuadirlos de algo que no puede ser un imperativo ni un consumo: la lectura es un descubrimiento personal. Como dijo el escritor argentino Borges, leer es una forma de felicidad y no se puede obligar a nadie a ser feliz. Como todo amor, surge de la curiosidad.

Si tienes menos de 20 años y todavía no te interesa acercarte a la Literatura, aquí te compartimos 5 razones que te pueden hacer cambiar de opinión. Si tienes más de 20 años y sientes que desaprovechaste la oportunidad de generar un hábito lector en tu juventud, no te preocupes, aún estás a tiempo; el amor por la lectura puede llegar a cualquier edad.


1. Porque puedes convertirte en un adulto diferente


consejos para aumentar la inteligencia emocional leer


Los adultos son como demagogos de la lectura ante los jóvenes; insisten con todo tipo de argumentos sobre el valor de la misma pero no tienen libros que lo demuestre. Los hábitos que adquieras en tu juventud son la oportunidad perfecta para ser lo que las generaciones arriba de la tuya no lograron ser. Puede sonar duro, pero aprender de los errores que ellos cometieron es lo que hará que cada generación sea más consciente de lo que ocurre en el mundo.


2. Porque a veces la educación más valiosa está afuera de las aulas


no encontraste al hombre de tu vida escuela


En las escuelas se enseña a leer, no a amar la lectura. Se le trata como un objeto de aprendizaje, no como el medio perfecto para acceder a otros mundos e, incluso, al mundo interior. En la escuela leer es meramente una indicación, el sistema educativo tiene el fin de completar actividades y calificar, pero muchas veces no se interioriza ese aprendizaje, simplemente se pasa al tema siguiente. No te quedes con el mal sabor que deja la lectura escolar, explora otros géneros literarios, otras formas de leer. Pronto te darás cuenta de que se puede aprender más de una novela que de un semestre impartido por un profesor al que no le apasiona su materia.


3. Porque leemos cuando nos sobra o nos falta algo


canciones de rebeldia auto


Octavio Paz decía que la lectura y la escritura pertenecen a los inconformes. Leemos y escribimos porque nos sobra algo o nos falta algo. Leer nos abre la posibilidad de cuestionar la realidad, rechazarla como un absoluto y ampliarla. Nuestra visión se expande, ya que gracias a una historia viajamos en tiempo y espacio, aprendemos a leer entre líneas y ver más allá de las palabras, la intuición se despierta y también las emociones, nos ayuda a entender nuestro mundo y a los seres humanos. Sí, leer es de los inconformes, los que saben que algo no anda bien en el mundo y quieren cambiarlo.


4. Porque leer es vivir muchas vidas


leer para rebelarse


Ser joven es vivir con una constante angustia sobre el futuro, cuestionar a cada paso cómo será nuestra vida en cinco o diez años. Pero la lectura nos permite vivir muchas vidas en una sola, aprender a través de la experiencia de los otros. De pronto, aquella vida que nos parece corta e insuficiente se vuelve completa. Claro está que debemos ser cuidadosos con las elecciones que hacemos, no toda la Literatura es buena; proliferan libros de autoayuda que prometen tener la receta para la felicidad y el éxito, pero no pretenden ni rozar el alma o mover la mente, sino imponer una especie de terapia. Las lecturas que han de despertarnos son las que nos ofrecen razones que no imaginábamos, que quizá nadie nos había contado y que quizá tampoco están textualmente escritas, pero se construyen en nuestro ser al sumergirnos entre páginas, tocan algo que estaba presente y requería ser iluminado.


5. Porque aprenderás a expresarte mejor


leer y viajar


Otra de las bondades de la lectura es el lenguaje que se nos revela, ponerle nombre o al menos ser capaz de expresar con mayor amplitud lo que pensamos o sentimos es un ejercicio extraordinario de comunicación interna y con los demás. ¿Cuántas veces nos hemos visto limitados al momento de expresarnos? Quizá con un vocabulario más enriquecido encontraremos las palabras que indiquen nuestra intención. Las competencias lingüísticas y comunicativas son como un músculo, necesitan ejercitarse constantemente para que se mantenga fuerte. Explorar y practicar distintos tipos de discursos hará que adquieras la destreza y habilidad de palabras necesarias para navegar en el mundo adulto.


**

Si ya estás listo para comenzar tu camino como lector, aquí te compartimos los 11 consejos que te ayudarán a leer mejor y más rápido. Además, no dejes pasar este artículo sobre los malos hábitos de lectura que debes evitar.


Referencias: