PUBLICIDAD

LETRAS

Leer personas en lugar de libros: así funciona la ‘Biblioteca Humana’

Cada cabeza es un mundo y cada persona es un libro que espera a ser leído y escuchado, en un programa que busca erradicar los prejuicios y dar voz a quienes pueden sentir que no la tienen.

En Dinamarca hay una interesante biblioteca dedicada no a los libros, sino a las personas. En lugar de tomar un libro para sumergirte en sus páginas, tienes la oportunidad de asistir y tomar “prestada” a una persona para escuchar sus historias de vida, en su propia voz. Se llama ‘The Human Library’ y es un programa para combatir los prejuicios y unir a la humanidad, un ser humano a la vez.

La ‘Biblioteca Humana’ nació en el año 2000 en el festival de Roskilde, en Dinamarca. Esa edición del festival es recordada por la triste tragedia que ocurrió durante la presentación de Pearl Jam: nueve personas fallecieron y 32 resultaron heridas entre la multitud. Sin embargo, en ese festival nació un proyecto que pone a la humanidad en el centro de todo: una iniciativa que busca unir a las personas en un mundo dividido por el racismo, el capacitismo, la homofobia y otros prejuicios.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Como explica euronews, Anders Fransen de 37 años es ciego y sordo. También tiene una rara condición genética que le impide sudar, por lo que le es muy difícil conectar con otras personas y tener conversaciones con ellas. “En mi vida cotidiana puede ser difícil conocer gente, creo que le temen a las cosas que son diferentes de aquello a lo que están acostumbrados”.

Cada cabeza es un mundo y la historia de Fransen es una de las que se “publican” cada semana: “Asisto a The Human Library porque quiero recordarle a las otras personas que, detrás de mis condiciones médicas, soy una persona”, explica. En la entrada de la biblioteca puede leerse un mensaje que reza: “Unjudge someone”, algo así como “‘desjuzga’ a alguien.”

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

The Human Library’ ha llegado a otros 80 países y busca, sobre todo, a personas que atraviesan por situaciones únicas. Ronni Abergel, su fundador, dice que buscaron personas sin hogar, desempleadas, deprimidas, con problemas de salud mental o con discapacidades, que ayudaran a “educar” a otras personas al respecto. Los “títulos” abarcan temas como el trastorno obsesivo compulsivo, misofonía, bisexualidad, IQ más alto que el promedio, víctimas de incesto, trastorno de estrés postraumático o abuso sexual, entre muchos otros.



Podría interesarte
Etiquetas:seres humanos
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD