Levitas en mi pensamiento como un destino

Martes, 31 de octubre de 2017 10:51

|Orlando Leoni

Pocos autores saben conjurar con sus palabras imágenes tan crípticas pero al mismo tiempo tan universales como lo hace Orlando Leoni. Este joven autor reinterpreta a realidad más próxima y la transforma en la materia prima de sus fantasías hecha verbo. Con su poética, que apunta casi siempre hacia el tema amoroso y erótico, redescubre un mundo para el lector. Disfruta a continuación uno de sus más recientes poemas, que pareciera indagar en la autosatisfacción.



Sueño con la luna derretida

Cuando sueño con la luna derretida me acuerdo de ti

es inevitable y no sé

pero te transformas en todo

levitas en mi pensamiento como un destino

y fluyes en mi cuerpo como un río sin mar.


Por eso no debes juzgar mis manos

estoy aquí para adorarte en silencio

ahogando gemidos y cubriendo mis ansias oscuras

entre las sábanas y como en cautela

esperando.



Eres la misma de siempre

quien cambia soy yo

estremecido por el momento y el marco astral

movido por la fantasía viviente que se inserta en mi soledad.


Apago la luz para que te quedes

y no te borres como el humo de la hoguera de un desamor

me atengo a las consecuencias

me aferro a la idea oportuna

y me vacío en frío.



No juzgues a mis manos ni a mi cuerpo

no envuelvas en mí tu mirada en derrota

cubre con tus labios los míos

sígueme el juego

es sólo un sueño

un resquicio de inofensiva locura —o blanca lucidez—

el cielo es el cielo

y la luna es la luna

aunque se derrita en mis manos.

*

Las imágenes pertenecen a Danny Lane.

***

Esta carta de Nietzsche te explica por qué esa persona que amas no te corresponde.

REFERENCIAS:
Orlando Leoni

Orlando Leoni


  COMENTARIOS