Cartas de un poeta depresivo que te enseñarán todo sobre filosofía
Letras

Cartas de un poeta depresivo que te enseñarán todo sobre filosofía

Avatar of Carolina Romero

Por: Carolina Romero

7 de septiembre, 2017

Letras Cartas de un poeta depresivo que te enseñarán todo sobre filosofía
Avatar of Carolina Romero

Por: Carolina Romero

7 de septiembre, 2017

Ludwig Wittgenstein fue compañero de clase de Adolf Hitler. Un filósofo y un genocida coincidentes en el mismo colegio. Algunos historiadores aseguran que alguna vez tuvieron una riña. Esto porque el primero era de ascendencia judía y el otro ya tenía tintes antisemitas. 


Cartas de un poeta depresivo que te enseñarán todo sobre filosofía 1


Uno se elaboró uno de los episodios más dolorosos de la Historia Universal y el otro, construyó sólidos cimientos de la filosofía del lenguaje. Es justo este filósofo quien sirve de inspiración para el siguiente libro.


Apreciable señor Wittgenstein es una novela de ficción, sin embargo, está basado en un hecho real; la vida de Georg Trakl y su predilección por el autor de Tractatus. Sucede que tras la muerte del padre de Wittgenstein, éste dejó a cada uno de sus hijos una gran fortuna. Lo que hizo el entonces joven filósofo con su herencia fue repartirla entre escritores y poetas. Uno de ellos fue Trakl, poeta de inicio del siglo XX.


Cartas de un poeta depresivo que te enseñarán todo sobre filosofía 2


En un día con su noche, el poeta austriaco escribe una enorme misiva. No lo hace detrás de un escritorio ni bebiendo una taza de chocolate caliente, lo hace desde el psiquiátrico, desde donde está internado por ser diagnosticado como enfermo mental. Y en efecto, lo es. Él mismo lo reconoce. Sin embargo, su enfermedad es un síntoma; no es más que una señal del mundo caótico que se está colapsando bajo sus pies, que se ha colapsado siempre, que es eternamente conflictivo, doloroso.


«Considero una maldición que la humanidad, en su conjunto, posea tan poca conciencia de la degradación que sufre mientras camina por la vida».

Cartas de un poeta depresivo que te enseñarán todo sobre filosofía 3


Este libro tienen una clara influencia nietzscheniana y por su estructura argumentativa tiene una semejanza a Memorias del Subsuelo de Fiodor Dostoievski. La náusea del mundo se hace presente en cada capítulo; cada página de esta obra toca las fibras humanas más profundas, desafortunadamente reales. Se trata de cuestiones insondables donde un solo paso en falso puede hundirnos en el sinsentido existencial: la muerte, la maldad humana, la crueldad de la guerra, el falso sentido de compasión, el cinismo de Dios.


«Me encuentro vacío. No hay nada más que proyectar. La imaginación ha muerto. Muero con ella. Este es un siglo maldito. Sin Dios».

 

Si bien es cierto que las cartas tienen un destinatario —un filósofo que, dicho sea de paso, también tenía una personalidad conflictiva— parece que cada una de estas letras no son tanto para quien las lee sino más bien para quien la escribe. El autor mismo de estas cartas lo reconoce; hacer este ejercicio es una manera de conocerse, así es como logra una especie de catarsis y reconocimiento.


Cartas de un poeta depresivo que te enseñarán todo sobre filosofía 4

 

Sería complicado situar a este libro como un hito de la novela filosófica, sin embargo, no es un libro sencillo, no se trata de una lectura ligera en el sentido emocional. No lo es especialmente para quienes son sensibles a la filosofía sin eufemismos ni decoraciones que vuelven las reflexiones trascendentales fáciles y digeribles.


«Aprendí que, cuando la densa bruma envuelve haciendo de la existencia un vaivén incontrolable, después de rodar por los infiernos, abrasado, imposibilitado para el sueño, desprovisto de protección, expuesto, crucificado, sólo resta la piel»

 

El alma humana está extraviada en el abismo que significa la existencia. Algunos espíritus son acosados y perseguidos por la pesadez de la vida; esa que se presenta bajo la faz más oscura, más dura y más cruel; el mundo no es ese lugar feliz que todos se empeñan en creer, es un abismo sin fin donde la locura puede ser el único barco seguro al que podemos anclarnos. La responsabilidad de vivir con ello o claudicar a mitad del camino y terminar con la vida propia no es más que un designio personal y no intercambiable. 


Cartas de un poeta depresivo que te enseñarán todo sobre filosofía 5


«Las palabras tienen vida. Están hechas de carne y de sangre. Tras ellas se encuentra una estela de alegrías, presencias, hechos, lamentos, muerte y vida».

 

No sabemos si el poeta consuma el suicidio o no. Lo que sabemos es el producto de su mente; divagaciones existenciales sobre qué es la vida, la muerte, el mal, el bien, la locura y la sensatez. La novela también permite adherirnos al personaje desde lo más íntimo: amiramos a través de su memoria escrita los ángulos más recónditos de su personalidad. El incesto y los traumas infantiles acompañados de una innata incredulidad por el mundo superficial son señales en el camino.

-

Adriana Abdó, autora de Apreciable señor Wittgenstein, es periodista, dramaturga, editora y novelista egresada del Liceo Franco-Mexicano, este libro fue publicado por Alianza en 2017.

 

Si quieres conocer más de letras, conoce las novelas de amor, misterio y trastornos que puedes leer en un sólo día y descubre los libros que debes leer este año según el New York Times.


Referencias: