La historia del hombre que observó en secreto cientos de encuentros sexuales en un hotel
Letras

La historia del hombre que observó en secreto cientos de encuentros sexuales en un hotel

Avatar of Carlos Urena

Por: Carlos Urena

3 de abril, 2017

Letras La historia del hombre que observó en secreto cientos de encuentros sexuales en un hotel
Avatar of Carlos Urena

Por: Carlos Urena

3 de abril, 2017




“Uno puede admirar este libro y al mismo tiempo desear arrancarse los ojos”.
The New York Times



Imagina que estás entre la penumbra, siendo sigiloso, e intentas por momentos contener la respiración para que esa adrenalina que sientes al ver en secreto el cuerpo desnudo de otra persona no te delate. Esa emoción que hombres y mujeres denominados “voyeristas” buscan experimentar a diario. 

La psicología clasifica como una parafilia a la actividad de ocultarse para observar a otros sujetos desnudos o manteniendo relaciones sexuales, el hecho de no ser descubiertos y permanecer como observadores silentes los llena de excitación, a tal nivel de alcanzar un orgasmo.

Esta práctica es realizada por un mayor número de hombres que de mujeres, por lo general, tímidos desde la adolescencia que tuvieron una educación muy estricta y reprimieron muchos de sus instintos. Pueden recurrir a prácticas escasas o con una periodicidad exacerbada, y caer en los excesos dañinos para sí mismo o terceras personas.


Libro El motel del voyeur

Pese a que el voyerismo es muy antiguo, no deja de ser causa de estudio y morbo; muchos han abordado el tema en diferentes publicaciones especializadas y noveladas, pero el libro "El motel del voyeur" ha encendido de nuevo la chispa del escándalo sobre el tema; escrito por el periodista Gay Talese, uno de los autores contemporáneos de realismo más respetados, nos cuenta a través de sus páginas que a principios de la década los 80, fue contactado por un hombre de Colorado propietario de un motel.

Durante 1981, el periodista del New York Times había publicado un libro llamado “La mujer de tu prójimo”, que causó revuelo en diferentes sectores sociales al abordar las costumbres sexuales de los habitantes de Estado Unidos; aunque Talese ya era reconocido por formar parte de la generación del “Nuevo Periodismo” —corriente que tuvo mayor auge en los años 60, y se distingue por el hecho de que los reporteros forman parte de la historia y la narran a manera de relato novelado—, su nueva publicación llamó la atención de una persona muy peculiar de nombre Gerald Foos, quien era propietario de un motel en Aurora, Colorado, y le hacía una sorpresiva revelación al experimentado Talese: se declaraba un voyerista empedernido, y su motivación para comprar el motel fue la de poder saciar su gusto de observar a las personas teniendo sexo.



libro motel del voyeur

Había instalado una serie de conductos en diversas habitaciones, estratégicamente colocados para poder espiar a los huéspedes de su preferencia; esto no fue lo que más interesó a Gay Talese, sino que a lo largo de 15 años Gerald Foos llevó un diario muy descriptivo sobre sus observaciones que inició en los años 60; en el que no sólo aceptaba ser un voyerista que satisfacía sus deseos, también se definía como un estudioso social sobre el tema “Cómo se comporta la gente sexualmente en su dormitorio”. Extendió la invitación a Talase para que lo visitara bajo un acuerdo de confidencialidad, y el reportero acudió al llamado no sólo con la finalidad de entrevistarlo, también de recorrer las instalaciones que tanto apasionaban al propietario, por lo que pudo observar a algunas parejas en la intimidad de sus habitaciones.

Posterior a ese encuentro, Gay Talase comenzó a recibir de manera periódica copias del diario del voyerista, bajo la consigna de mantener la secrecía, por ser claramente acciones ilegales; en esos textos Foos narra con detalle encuentros sexuales a lo largo de los años, y describe la evolución de la práctica en la sociedad.

Esto es sólo el inicio del libro, que es una compilación de los escritos del propietario del motel, aderezado con notas del autor. En el recorrido literario se describen encuentros íntimos tradicionales y calificados de aburridos, el aumento de la práctica del sexo grupal, relaciones interraciales, homosexualidad, incesto, sexo oral, hábitos de higiene, fetiches, violencia e incluso un asesinato.


el motel del voyeur libro

“El motel del voyeur” presenta una colección de observaciones que incluyen venta de drogas, y las complicaciones íntimas de soldados veteranos mutilados; con una narrativa ágil y atractiva, logra atrapar al lector y sorprender incluso al más conocedor. Cada página desafía los límites de la moral, por eso fue que al momento de su publicación desató un gran debate sobre la ética y valores tanto en el papel jugado por Foos, como en el ejercicio periodístico de Gay Talese.

Al poco tiempo de su aparición, el Washington Post sumó a la controversia el tema de la poca veracidad del libro, al presentar pruebas que ponían en entredicho muchas de las fechas y, por ende, de los acontecimientos que narraba Gerald Foos; a lo que el periodista respondió que él siempre había declarado que el voyerista era un “narrador poco fiable”, y derivado de esa controversia la reciente edición cuenta con una nota del autor.

Más allá del escándalo por la precisión de los hechos, “El motel del voyeur” es una destacada obra del periodismo narrativo, que someterá al lector a un intenso debate personal sobre los límites de la privacidad y desafiará sus prejuicios sexuales y sociales, invitándolo a conocer diferentes cosmovisiones que, quizá, podrían cambiar su óptica tradicional.


Libro El motel del voyeur



**


Luego de leer el libro que acabamos de recomendarte, quizá te interese conocer las tragedias familiares que inspiraron algunos de los mejores libros de la Historia. También descubre cuáles son los efectos de 13 drogas explicados por 13 escritores adictos. 








Referencias: