PUBLICIDAD

LETRAS

13 libros que puedes leer en un viaje de 3 horas (¡o menos!)

Con estos libros podrás leer uno diario, perfectos para el transporte público

Alcanzar las metas de lectura para fin de año no tiene por qué ser estresante si uno se lo propone, sobre todo si optamos por las lecturas cortas, sencillas y de interés general. El hecho de que un libro sea de pocas páginas no significa que no pueda estar tan repleto de textos asombrosos. Si bien perderse en una novela épica durante semanas es emocionante, también se puede encontrar la misma recompensa con algunas lecturas breves.

Los viajes (cotidianos o no) pueden ser un momento perfecto para leer, sobre todo en el transporte público de las grandes ciudades o en las salas de espera de los aviones. Puedes aprovechar estos momentos para ir devorando página tras página y en un abrir de ojos terminar un buen libro, que aunque fue una lectura corta te acompañará por el resto de tu vida.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

A continuación realizamos una selección de algunos títulos que se distinguen por su brevedad y calidad. 

William Shakespeare, Macbeth

No te esforzaras ni tendrás problemas con la obra más corta de Shakespeare, esta es una de sus mejores obras. Trata sobre las complicaciones que se dan cuando un general escocés sigue los consejos profesionales de tres brujas, y luego se vuelven más lúgubres cuando recibe los consejos de su esposa.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Robert Louis Stevenson, El extraño caso del Dr. Jekyll y el Sr. Hyde

Un científico loco hace una poción para enmascarar su maldad interior que resulta contraproducente. Una de las grandes alegorías sobre la naturaleza humana, un clásico que ninguna generación se puede perder. La misma trama genera una inercia de lectura muy cómoda para los interesados.

Sayaka Murata, Mujer de tienda de conveniencia

Keiko era una niña poco común con padres preocupados hasta que consiguió un trabajo en una tienda de conveniencia. Dieciocho años después, ella todavía trabaja en su trabajo de bajo nivel y no entiende por qué la sociedad espera más de ella que eso. De hecho, no parece comprender las expectativas de la sociedad, ni cómo adaptarse a ellas, en absoluto. Un excelente acercamiento a la literatura y cultura japonesa contemporánea.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Gabriel García Márquez, Del amor y otros demonios

Cuando Sierva es mordida por un perro rabioso, sus padres organizan un exorcismo en un convento local. El padre Delaura, que una vez vio a Sierva en un sueño, se hace cargo de su cuidado y, dejando a un lado la posible posesión, es consumido por su amor predestinado por ella. Una novela apasionante que se realiza en una sentada.

Shirley Jackson, Siempre hemos vivido en el castillo

Con envenenamientos por arsénico, aldeanos en disturbios, una mansión en llamas y el amor fraternal que sobrevive a todo, esta siniestra fábula te hará agradecido por cualquier familia extraña que tengas. Preferible leerlo en el día, sus temas de secretos familiares, vecinos odiosos y muertes misteriosas no son materia de lectura antes de dormir.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Winifred Watson, El gran día de la señorita Pettigrew

Cuando una agencia de colocación envía a la señorita Pettigrew a la dirección equivocada, ella pasa el mejor día de su vida con una glamurosa cantante de club nocturno, librándose hora a hora de un rasguño tras otro. Este libro, es un cuento de hadas divertido, pero repite algunos estereotipos fuera de lo considerado políticamente correcto en la actualidad.

Adam Kay, Esto va a doler

El ex médico Adam Kay recuerda los altibajos monumentales, los momentos dolorosos y los momentos particularmente divertidos de su tiempo después de la escuela de medicina, la juventud y vitalidad se encuentran presente en todas sus páginas. Este libro se escribió como un diario, y es sumamente adictivo al punto de realizar varias relecturas.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Julian Barnes, El sentido de un final

Tony Webster es un hombre de mediana edad, está divorciado, se enfrenta a la jubilación y no está interesado en lidiar con amistades pasadas. Sin embargo, aquí está, obligado a dar una segunda mirada a todo lo que alguna vez creyó sobre sí mismo. Estructurado como un triángulo amoroso, los acontecimientos actuales obligan a nuestro narrador a reflexionar sobre los acontecimientos de su pasado, acontecimientos que habían estado asentados en su mente durante mucho tiempo.

Alan Bennett, Una lectora nada común

Cuando una reina sin nombre sale a caminar, sus corgis se pierden en una biblioteca móvil estacionada cerca del palacio, por lo que se siente obligada a tomar un libro para ser educada. La reina encuentra una nueva obsesión por la lectura, tanto que comienza a descuidar sus deberes como monarca. Esta novela corta y dulce confirma el poder de la literatura para alegrar a todos, incluso a una reina.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Jenny Offill, Departamento de Especulación

Este es un retrato de un matrimonio que alguna vez fue feliz y que perdió su rumbo, escrito en prosa sobria, con personajes sin nombre referidos solo como "la esposa" y "el esposo". A veces lírico, a veces filosófico, a veces experimental, hasta el punto de sentirse confuso pero fascinante.

Sandra Cisneros, La casa de Mango Street

Este clásico moderno es casi una memoria sobre una joven latina, Esperanza Cordero, que está inventando a la mujer que será cuando sea mayor. La historia se desarrolla como una serie de viñetas, algunas alegres, otras desgarradoras, que llevan al lector a lo más profundo de su vecindario hispano de Chicago. Las observaciones de Esperanza se sienten a la vez muy específicas e increíblemente universales, mientras reflexiona sobre crecer en Mango Street y cómo quiere alejarse de aquí.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Agatha Christie, Ausente en la primavera

La mayoría de las novelas de misterio de Christie son breves y todas merecen una lectura. Este es un tipo diferente de novela, escrita bajo su pseudónimo Mary Westmacott. Una lectura ingeniosa, retorcida y llena de suspenso en formas que no tienen nada que ver con el crimen. La novela en sí es un estudio de personajes, sobre una mujer que comienza a reevaluar su vida después de encontrarse sola por primera vez. La autora afirmó haber escrito esta novela en tres días.

Stephen King, Elevación

Aquí no encontrarás la sangrienta narración habitual de King. De hecho, Elevation es una historia bastante tierna sobre la amistad y las formas en que una comunidad procura a todos sus miembros, con un toque sobrenatural.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Te puede interesar: 

La escalofriante novela que predijo el coronavirus casi 40 años atrás

5 espeluznantes audiolibros que te quitaran el sueño esta noche

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

7 mujeres que escribieron los libros de sus esposos y jamás fueron reconocidas

Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD