Libros para comprender el fenómeno skinhead

Libros para comprender el fenómeno skinhead

Por: Ulisses Lujan -

El movimiento skinhead surgió en Inglaterra, a mediados de 1962, influenciado por la música subversiva de aquel entonces: el mod británico, encabezado por jóvenes involucrados en peleas callejeras, cuyos gustos musicales oscilaban entre el rock y el blues, tendencias proclives de la época; el rudeboy jamaiquino, conformado por muchachos de clase baja u obrera, sus géneros musicales favoritos eran el ska, el reagge y el rock steady. Estas supondrían ser las raíces de un movimiento que más tarde, en los años 80, despertaría en toda Inglaterra con la aparición del punk y el oi!

skin-heads-mods

Es difícil comprender en su totalidad el fenómeno skin. Las decenas de subgéneros tanto musicales como forma de vida lo complican aún más, pues los muchachos adoptaron, a lo largo de treinta años, diversas tendencias con las que se identificaban, por lo regular fueron pandillas que comenzaron a reunirse con base a sus actitudes antisociales y explosivas.

damen med väskan årets Bild

Tanto Jamaica como Gran Bretaña son la cuna del fenómeno skinhead, debido a que durante mucho tiempo la primera fue una colonia inglesa, de ahí su influencia; sobre todo entre los núcleos juveniles que lograron asimilar mejor los cambios manifestados en la sociedad, el declive y sus reveses. Con la aparición de los hippies en Estados Unidos, los jóvenes que enaltecían el rude-boy y el mod, radicalizaron sus tendencias, oponiéndose a la actitud pacífica de los “drogadictos intelectuales”; se volvieron más agresivos y comenzaron a vestir con ropa más identificable, tal y como solía vestir la clase obrera: camisas de cuello, botas de trabajo, tirantes, pantalones rectos, chaquetas militares o de cuero, esto los diferenciaba de los hippies, quienes solían llevar el cabello largo. Los nuevos hard-mods comenzaron a raparse las cabezas como una actitud anti sistemática y desautomatizada, pues según aquella sociedad conservadora, todo varón que luciera el cabello largo era tratado como afeminado, mientras aquellos que se rapaban eran catalogados como locos desequilibrados. De esta manera nació el fenómeno skinhead.


skinhead-frente-a-generacion


Movidos por el ska y el rock steady, los partidos de futbol y el constante acoso de la policía y la sociedad que los marginaba, la agresividad de los skinheads fue en aumento hasta el punto de conformar grupos más adulterados de violencia: los hooligans. Sin embargo, los skinheads mods, más allá de ser un montón de jóvenes agresivos y desastrosos sin remedio, compartían ciertos valores en común: el “culto al coraje, al compañerismo, a la lealtad y el orgullo de pertenecer a la clase trabajadora”. De igual forma, surgieron grupos de chicas llamados skingirls y grupos de skins de color, es decir negros o afroamericanos, todos unidos en una especie de cofradía que duró alrededor de veinte años.


skinheads-grils


Todo cambió con la depresión económica suscitada en Inglaterra a finales de los 70, pues a raíz de esto nacieron grupos opuestos al skinhead en los que ponderaban el racismo y la xenofobia, tales como el British Movement y el National Front, cuyos ideales se centraban en expulsar a todo aquel que no fuera británico, así, el recelo y los prejuicios recayeron sobre las comunidades de migrantes; actitud que beneficiaba a los gobiernos derechistas y fachos para preservar sus intereses. Una vez más la juventud fue utilizada para alcanzar fines siniestros de beneficio meramente político; los echaron a pelear unos contra otros, los skins verdaderos aseguraban que los neonazis rapados habían sido promovidos por el gobierno para crear confrontaciones a nivel comunitario entre las juventudes y desprestigiar el uso de las cabezas rapadas. Estos nuevos skin comenzaron a usar insignias tales como esvásticas y cruces de hierro, a enaltecer a personalidades como Hittler y a adoptar discursos políticos que rallaban entre la xenofobia, el antisemitismo, el fascismo, el totalitarismo y el nacionalismo. De aquí deviene la diferencia entre los skinheads mods (verdaderos) y los skinheads neonazis (fachos). Ambos igual de agresivos, pleitistas, pero con valores distintos desde el enfoque social que los manipula. El fenómeno neonazi llegó más tarde a Estados Unidos, Alemania y España, hasta llegar al resto el mundo.


skinheads-neonazis


A continuación te presentamos un pequeño listado de libros que han tratado el tema sobre la ruptura skinhead, la que derivó a una confusión durante décadas. Saber reconocer qué skin es racista y cuál no lo es, es primordial para hacernos una idea clara de lo que el movimiento significó desde sus orígenes.


Espíritu de 1969, una biblia skin-head de George Marshall


Portada-skin-bible-69

Es un libro casi autobiográfico, escrito durante el apogeo del movimiento skin-head en escocia. George Marshall en realidad vivió la época de oro skin, tan es así que terminó escribiendo este libro, el que nos expone de manera eficaz  las costumbres, carencias, valores, significado de la ropa y música que escuchaban, desde un plano más cercano y confiable que el de un simple escritor. Se trata de un libro de skin-heads escrito por un miembro activo del movimiento. Este libro es la obra fundamental para cualquiera que pretenda ser un cabeza rapada anti-racista y anárquico, pues nos revela la mirada del mundo desde adentro del movimiento, los pleitos contra la policía y los grupos neonazis, sus posturas anti-políticas desaforadas, el panorama completo de las bandas de skin-heads que pululaban en Inglaterra. No se trata de un estudio o de algún ensayo que intente teorizar o convencernos sobre los problemas que percibieron en su época, al contrario, el libro está plagado de coloquialismo, pasajes y relatos que sólo un skin pudo haber vivido.


Skinhead, de Richard Allen


Knuckle-Girls-Richard-Allen

Quizá la primera novela que Richard Allen (el bardo de los skins) escribió, Skinhead, sea la obra que mejor ilustre la brecha diferencial entre los skinheads mods y los grupos paramilitares que después servirían de choque con fines políticos, tales como los grupos neonazis. Hace alarde de una retórica fascista, valiéndose de personajes icónicos, rescatados de los barrios más marginados de Londres, atraídos por la violencia, los conflictos contra la policía u otros skinheads. En esta novela, el sexo y la violencia tienen un factor en común: la juventud, presa de su propia forma de vivir. A partir de este libro, Richard Allen será considerado como uno de los grandes narradores de la cultura skinhead, que escribió sobre todas sus facetas, publicando alrededor de trescientos libros bajo diferentes seudónimos, entre los que destacan: Skinhead Escapes, Skinhead Farewell, Skinhead Girl, Smoothies, Shorts, Suedehead, Top Gear Skin, Trouble for Skinhead, Boot Boys, Dragon Skin, Terrace Terrors, entre muchos otros.

Referencias: