Libros que nos demuestran que soñar es mejor que vivir
Letras

Libros que nos demuestran que soñar es mejor que vivir

Avatar of Daniel Morales Olea

Por: Daniel Morales Olea

8 de abril, 2016

Letras Libros que nos demuestran que soñar es mejor que vivir
Avatar of Daniel Morales Olea

Por: Daniel Morales Olea

8 de abril, 2016



El siglo XX intentó vivir el "sueño americano". Un periodo en el que la economía floreció, la tecnología facilitó la forma de vivir y el transporte nos conectó de maneras impresionantes. Esta "American way of life" se definió en el imaginario estadounidense gracias a los medios de comunicación masivos y pronto se expandió a todo el mundo. La idea de una casa con un patio frontal, una cerca blanca, la familia perfecta, dos automóviles, hipoteca, jubilación y más contaminaron la mente de las personas. Las consecuencias de esta ilusión continúan entre nosotros, el ejemplo más familiar es la crisis bancaria de 2008, en la que la seguridad financiera de millones de personas fue ultrajada por las malas inversiones del sistema bancario. 

familia literatura realista

No hay grandeza en seguir esa ilusión, muchos han abierto los ojos y comprenden que el sistema capitalista es un barco lleno de agujeros que poco a poco se hunde, pero a la vez, todos a bordo se resisten y sacan el agua de cualquier manera posible. Los medios de comunicación antes mencionados han tenido un enemigo: el arte. Desde hace muchos años los artistas han luchado por las causas sociales y a través de su obra han demostrado lo podrido que está el sistema. Por medio de la literatura muchos escritores han denunciado la farsa en la que vivimos. Éstas son algunas obras en las que los protagonistas hacen caso omiso a su realidad o simplemente deciden huir de ella, pues al comprender que el sistema nunca les dará lo que les prometió, la mejor manera de sobreponerse es en cierta fantasía. 


-
"Trainspotting" (1993) - Irving Welsh

literatura realista trainspotting

"Elige la vida. Elige un empleo. Elige una carrera. Elige una familia. Elige un televisor grande que te cagas. Elige lavadoras, coches, equipos de compact disc y abrelatas eléctricos. Elige la salud, colesterol bajo y seguros dentales. Elige pagar hipotecas a interés fijo. Elige un piso piloto. Elige a tus amigos. Elige ropa deportiva y maletas a juego. Elige pagar a plazos un traje de marca en una amplia gama de putos tejidos. Elige bricolaje y preguntarte quién coño eres los domingos por la mañana. Elige sentarte en el sofá a ver teleconcursos que embotan la mente y aplastan el espíritu mientras llenas tu boca de puta comida basura. Elige pudrirte de viejo cagándote y meándote encima en un asilo miserable, siendo una carga para los niñatos egoístas y hechos polvo que has engendrado para reemplazarte. Elige tu futuro. Elige la vida... ¿pero por qué iba yo a querer hacer algo así? Yo elegí no elegir la vida: yo elegí otra cosa. ¿Y las razones? No hay razones. ¿Quién necesita razones cuando tienes heroína?"


Tal vez ése sea el monólogo inicial de la cinta basada en el libro, pero es la verdadera esencia de la novela. No se trata de escoger la heroína, se trata de negar la sociedad en la que el personaje se encuentra enclaustrado muy a su pesar. Somos seres programados para funcionar en una máquina, somos los engranes oxidados de esa bestia que se está deteriorando y cuyas funciones cada vez son más peligrosas. Nacemos, crecemos, estudiamos, trabajamos, nos reproducimos; toda nuestra vida se reduce a repetición y labor; finalmente morimos. La heroína es la salida, es la droga más peligrosa (en el momento en que el libro fue escrito) y transgredir a la sociedad volviéndose un junkie al estilo Burroughs es la mejor forma de alejarse de la triste realidad en la que vive Renton. Por medio de las drogas la trama se mueve, pero la esencia de la novela radica en mostrar una juventud que se niega a ser alienada.


-
"A Streetcar Named Desire" (1947) - Tennessee Williams

literatura realista streetcar named desire

"Bueno, pongamos las cartas sobre la mesa. Eso me conviene. Sé que soy bastante embustera. Después de todo, la seducción en una mujer se compone en un cincuenta por ciento de ilusión. Pero cuando se trata de algo importante, digo la verdad y la verdad es ésta: yo no he estafado a mi hermana ni a usted ni a nadie en mi vida.”

Las apariencias engañan. En un mundo como éste, la mitad de lo que mostramos es una ilusión, una reflejo de lo que en verdad no somos y eso vale tanto como la otra mitad. La obra maestra del exesposo de Marilyn Monroe es una obra de teatro que originalmente protagonizaron Marlon Brando y Jassica Tandy en los papeles de Stanley Kowalski y Blanche DuBois respectivamente. En la obra vemos la historia de Blanche, quien después de perder todo su patrimonio debido a los malos negocios familiares, se ve orillada a ir con su hermana y su primitivo esposo. Ahí intentará aparentar de cualquier forma que lo que le sucedió en su oscuro pasado no la afectó, a tal grado que llega a negar que ciertas cosas realmente ocurrieron. Una triste balada de la clase media estadounidense que si bien tiene más de 50 años, tiene una especie de versión moderna en la cinta "Blue Jasmine" de Woody Allen. 




-
"The Corrections" (2001) - Jonathan Franzen

libros realistas

"Y la triste verdad era que no todo el mundo podía ser extraordinario, ni todo el mundo podía estar en el rollo, porque, entonces, ¿dónde queda lo normal y corriente? ¿Quién desempeñará la desagradecida tarea de ser una persona relativamente no enrollada?"


Uno de los mejores libros del siglo XXI. Este libro es irreal por la forma en que la historia está fragmentada. Tantos momentos importantes y banales transcurren que parece que en realidad no está pasando algo relevante, pero al unir los puntos y formar un todo, el espectro se entiende y resulta en una de las mejores novelas que existen. La historia versa sobre una familia: una ama de casa que busca la perfección (cualquier parecido con la cinta "American Beauty" es mera coincidencia), un profesor universitario despedido por acostarse con una alumna simplemente porque la vida es tediosa, un padre de familia que vive con una enfermedad degenerativa que poco a poco termina con su vida y más. El retrato de esta familia es el mismo que millones más atraviesan, y que así como sucede en el libro, encuentran refugio de la tormentosa existencia simplemente al hacer caso omiso a sus problemas. 


-
"Infinite Jest" (1996) - David Foster Wallace

literatura realista infinite jest

"No hay elección sin libertad, bucanero. No somos nosotros quienes estamos muertos por dentro. Todo esto que encuentras en nosotros tan débil y despreciable, es justamente el riesgo de ser libre".


Seguramente ni David Foster Wallace tenía idea de lo que hacía al crear una historia tan compleja como ésta. Más allá de la falla del "sueño americano", es la falla de la humanidad, del pensamiento e incluso de Dios (si es que éste existe, le debe más de una disculpa a Wallace). Aquí todos huimos de la realidad, pues el libro nos sitúa en un futuro distópico (¿O utópico? El escenario es tan contradictorio que es difícil saber si es bueno o malo) en el que las corporaciones tienen tanto control que incluso los años dejan de ser contabilizados y se nombran de acuerdo a distintas marcas. Así es como tenemos el "año Whooper" o el "año de la ropa interior para adultos", momentos en los que transcurre una historia que se divide entre una clínica para adictos y una academia de tenis. De nuevo, las adicciones nos hacen huir de la realidad, pero además de las drogas convencionales está la televisión y una película que al verla, te mata. Una obra cumbre del posmodernismo occidental. 


-
"Death of a Salesman" (1949) - Arthur Miller

literatura realista death salesman

"Sí, ya entiendo. Trabajas durante toda la vida para pagar una casa, y cuando por fin es tuya, no queda nadie para vivir en ella".

Ninguna obra ha demostrado la ilusión del "sueño americano" que esta obra teatral. Dicen que la modernidad y el triunfo de la economía fue en los años 50, pero Miller demostró desde 1949 que la sociedad capitalista te usa, aniquila y desecha sin importar todo lo que hiciste. Un vendedor vive en su mente debido a las glorias del pasado. Su hijo, el más apuesto, talentoso y brillante de todos los adolescentes, ahora es un adulto sin vocación que parece haber desperdiciado su vida. Willy Loman (incluso la pronunciación del nombre te dice que es alguien que no vale mucho) es despedido de su trabajo por ser ineficiente y siendo alguien de la tercera edad que toda la vida creyó que lo único que se tenía que hacer era trabajar arduamente y el futuro estaría asegurado, ahora se encuentra abandonado por el sistema en el que depositó toda si vida. 


-
Tristeza, depresión y a veces, de forma inusual, un poco de esperanza. La realidad a veces es lo peor que podemos imaginar, por lo que nuestra fantasía es el mejor refugio. Estos libros te obligan a entender lo que realmente sucede y con un fuerte golpe te hacen enfrentar los problemas, pues te enseñan que no importa cuanto lo desees, el tiempo y la sociedad no te esperarán. 


***
Te puede interesar: 

Los cuentos de los hermanos Grimm que Disney nunca se atreverá a hacer

57 libros que aparecen en Daria y deberías leer






Referencias: