NOTICIAS ARTE FOTOGRAFÍA CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

10 libros para entender todo sobre la infidelidad

19 de noviembre de 2017

Diego Cera

Uno de los pecados más grandes de la humanidad ha sido retomada por algunos escritores para convencernos de que tal vez no sean tan malas después de todo.



En la historia de la sexualidad humana, quizá aún más antigua que el amor y la fidelidad, el engaño o el deseo hacia algo nuevo gana terreno sobre cualquier otro elemento de las relaciones amorosas. Vayamos al principio de los tiempos y pensemos en Lilith, quien cansada de Adán estuvo dispuesta a cometer el pecado más grande del mundo para poder obtener el placer que nunca nadie le había proporcionad en toda su existencia. Si bien, en dicha historia no hubo contacto con otro ser, el simple hecho de pensar en compartir su espacio con un ente distinto a su primer y único esposo nos habla de los orígenes de ese turbio, pero necesario acto que nos permite amar a los demás sin condición alguna.



La infidelidad como recurso artístico nos pone en una posición en la que debemos asumirla incluso como algo bueno, alejándonos de todos los juicios morales que la rodean, tendremos, en favor de comprender un texto, que abrazar al infiel y comprender sus actos como una muestra de amor hacia uno mismo. Nos vemos obligados verlo como un acto tan necesario como cubrir nuestras necesidades básicas por la razón tan simple de poder estar bien con nosotros mismos.


Si es que la literatura nos da la licencia de justificar la infidelidad, es preciso que nosotros también nos demos un tiempo para comprender los múltiples motivos por la que ésta surge en cada personaje y es que si hay lago de cierto, detrás de toda esta ceremonia de placer y frenesí, es el hecho de que nadie comparte sus razones. Por eso es que existen tantos libros que retratan esta actitud que otrora fue un pecado, para convertirla en uno de los mejores regalos otorgados a la humanidad...


-

Pantaleón y las visitadoras (1973)

Mario Vargas Llosa



Incluso el más recto de todos los hombres puede sucumbir ante el deseo, sobre todo cuando todos los factores que le rodean son propicios para que esto ocurra. Desde el hecho de ser el administrador de un modesto prostíbulo exclusivo, hasta el caluroso clima en una modesta población de la Amazonia Peruana, la misión destinada para el siempre correcto capitán Pantaleón Pantoja puede ser la última de su carrera.


-

La máquina de follar

Charles Bukowski



En las páginas escritas por ese "viejo indecente" no vamos a encontrar perdición y hábitos sexuales que a veces rayan en lo desagradable. Sin embargo, cuando hablamos de infidelidad, en este libro sólo podemos dirigirnos a un sitio y ese es el del cuento "Tres mujeres", donde nos percatamos que a veces ser infiel no es algo que se planee, sino una cuestión puramente instintiva, en la que sólo el cuerpo y nuestros sentidos saben exactamente qué es lo que viene después.


-

Las edades de Lulú (1989)

Almudena Grandes



Si algo debemos de aprender acerca del cuerpo en relación al deseo es que éste no dura para siempre. A veces, aunque una relación lleve años siendo fructífera, seguramente habrá un factor que la hará derrumbarse frente a nuestros ojos; llamémoslo rutina o simple aburrimiento, de la noche a la mañana los intereses de una persona pueden cambiar sin previo aviso, para conducir su mirada hacia alguien que probablemente cubre mejor sus intereses.


-

Cartas a Gala (1924- 1948)

Paul Éluard



Pocas cosas se acercarán tanto a la realidad como la correspondencia que durante 24 años sostuvieron Gala y Éluard, en las que éste declara su amor incondicional por una mujer que —quizá está de más decirlo— se decidió por Salvador Dalí. Tanto la ternura del autor como la indiferencia de ella nos muestran que ninguna relación se sostiene sólo de promesas y que mientras nosotros miramos a alguien con intensidad, es probable que esa persona tenga su atención en alguien más.


-

La última niebla (1941)

María Luisa Bombal



El deseo y el cansancio son, en muchas ocasiones, dos factores que van de la mano. Cuando vivimos tanto tiempo sumergidos en la rutina de una relación que parece no avanzar hacia ningún lado, la mejor opción parece ser la infidelidad, no importa con quién, incluso si ese alguien o algo no es más que una ilusión creada por nuestra sed de amar y sentirnos amados. Ser infiel se vuelve en una forma de sobrevivir a un momento de interminable hastío.


-

El último encuentro (1942)

Sándor Márai



Hay que considerar siempre que la infidelidad no es algo que surja en una relación, la mayoría de las veces sólo es necesario un voto de confianza para que, al menor insulto, nazca la oscura sombra de la traición. En este caso, una amistad de años se ve interrumpida por el amor que dos amigos sentían por la misma mujer; basta decir que a partir de la confesión, tiene lugar un duelo de pistolas para imaginarnos el porqué del título.


-

Seda (1996)

Alessandro Baricco



Todas las historias que aparecen en este libro comienzan a entrelazarse casi al final, justo cuando nos damos cuenta de que la relación entre algunos personajes va mucho más allá del simple hecho de compartir páginas. Desde la modesta historia de

Hervé Joncour y su esposa, hasta la de una traductora de cartas de amor, todo encuentra relación en detalles tan pequeños como la marca del labial en el borde de una taza de té.


-

El maestro y Margarita (1967)

Mikhail Bulgakov



De nuevo el cuerpo y el aburrimiento demuestran ser dos de los elementos más peligrosos para cualquier relación que trate de perdurar a pesar de todo. Pero ¿qué pasa cuando a esas intenciones se antepone una fuerza tan grande como la de Satán? Lo más probable es que cualquier relación termine derrumbándose por completo porque, al final de cuentas, pocas puede hacer un humano ante una fuerza tan inmensa como la del demonio y sus oscuros juegos.


-

La letra escarlata (1850)

 Nathaniel Hawthorne



Si bien esta historia fue creada para denunciar la crueldad de una época, el recurso con el que el autor denuncia esta deplorable actitud es la manera en la que la sociedad norteamericana, del siglo XVII, trataba a las mujeres acusadas de adulterio. A las cuales se les marcaba con una A en la ropa para que todo el mundo pudiera conocer sus faltas. Gracias a la maestría que Hawthrone deja ver en su escritura, no nos sorprende que el mismo Herman Melville lo considerase uno de sus más queridos colegas.


-

Querido Diego, te abraza Quiela (1978)

Elena Poniatowska



De las tantas relaciones que Diego Rivera tuvo durante su vida sale esta historia que va de un enamoramiento roto y quizá imposible. Una mujer que —como muchas otras— se enamoró del pintor, sucumbe ante el dolor cotidiano que le causa su desprecio e infidelidades. Para alguien que huyo de Rusia hacia México, probablemente el frío de Rivera sea aún más fuerte que el de Siberia misma.

-


De entre todos los placeres de la vida, es posible que los mejores de todos sean los que de repente parecen las peores ofensas en contra de nuestros semejantes, aún si para nosotros representan el punto más alto del placer. Las consecuencias no importan, esas vienen después, lo importante es disfrutar el momento y descubrir que más allá de la monotonía hay posibilidades en que el placer se puede obtener fácilmente.



TAGS: Recomendaciones de libros Infidelidad novelas
REFERENCIAS:

Diego Cera


Articulista

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

21 Dreamy Illustrations To Tell You My Heart Is Always With You 18 Unexpected And Powerful Outfits You Must Try On A First Date Smokable Art: Marijuana Joints You'll Think Twice About Smoking 4 canciones que podrían revivir a Control Machete 40 referencias que no notaste en Deadpool 2 y te explicarán todo sobre la película Los 8 aeropuertos más raros del mundo que todo viajero debe conocer

  TE RECOMENDAMOS