Letras

Literatura tras las rejas

Letras Literatura tras las rejas

La creación literaria no se detiene, es una actividad artística que, a diferencia de la música, la pintura o la escultura, sólo requiere de pluma y papel como instrumentos. La literatura posee la mala o buena suerte de residir en el pensamiento de cada persona y, a su vez, renace en la inmensidad del mundo. Evoco las palabras de una novela de Javier Cercas, que dice más o menos así: "si Jesucristo alguna vez escribió, debió hacerlo sobre las dunas del desierto y el viento se encargó de borrar su obra". Esto me lleva a pensar que las ideas viajan a donde quiera que el autor vaya, y no se limitan a ser escritas.

Ni siquiera confinados a la cárcel o enviados a campos de exterminio, los escritores han suspendido su actividad literaria, antes, estas condiciones ha propiciado un mejor acogimiento de sus obras. A continuación te presentamos a algunos autores que fueron encarcelados y que prefirieron, antes de dejar de escribir, elevar sus voces por encima de los barrotes y heredarle al mundo las más sorprendentes obras.

José Revueltas

Jose-Revueltas-encerrado-en-Lecumberri

El primero de ellos es el escritor mexicano José Revueltas, descendiente de una reconocida familia de artistas. Revueltas fue encerrado a los 16 años en una correccional, debido a su activismo político, que ya por aquel entonces ejercía con denuedo. Sin embargo, esa no sería la única ocasión que cayera preso, tres encierros más le deparó su cualidad revolucionaria: dos veces estuvo encerrado en Las Islas Marías, donde escribió su novela Los muros de agua; el último de sus encierros se llevó a cabo en el año de 1968, en el antiguo palacio de Lecumberri, donde escribió El apando.

Ramón Martínez Ocaranza

Ramon-Martinez-Ocaranza-en-la-carcel

Este poeta michoacano, aunque muy poco conocido, también fue un gran amigo de José Revueltas, compartió con él su inclinación por el comunismo y enalteció el reclamo de los derechos humanos. Este autor inspiró una gran estimación entre los alumnos de la Universidad de San Nicolás de Hidalgo en Michoacán, donde terminó sus estudios y más tarde fue nombrado Presidente de la Federación de Maestros Universitarios, antes de que el ejército (el día 2 de Octubre de 1963) irrumpiera en la casa de estudios y tomara presos tanto al poeta como a varios de sus alumnos. Ramón nunca abandonó a los jóvenes y siempre luchó por las causas que le parecían sensatas. Durante aquella reclusión escribió su célebre libro de sonetos titulado: Otoño encarcelado, y en él expresó muchas de las ideas que definirían su estilo combativo años más adelante.

Pierre Boulle

Pierre-Boulle-fue-encarcelado

Novelista francés que tras pasar dos años encerrado en un campo de concentración en Indochina, escribió El puente sobre el río Kwai y El planeta de los simios, libros que, gracias a los estudios realizados por varios críticos literarios, hoy sabemos fueron inspirados tanto en sus experiencias de guerra, como en la reclusión que sufrió.

Zalmen Gradowski

Zalmen-Gradowski-en-campo-de-concentracion
Otro escritor confinado a un campo de concentración y que dejó su testimonio plasmado en las páginas más dolorosas de su vida, es el escritor judío-polaco Zalmen Gradowski, autor del diario En el corazón del infierno, el que tuvo que esconder en un crematorio de Auschwitz, donde desempeñaba la horrenda tarea de quemar los cuerpos de sus compatriotas. Incluso, el autor pensó que aquella obra no sobrevivía al holocausto, mas ésta fue hallada por un soldado estadounidense una vez concluida la guerra en 1945.

Chester Himes

Chester-Himes-encarcelado

El problemático Himes, un estafador, ladrón y pendenciero estadounidense, que desde muy temprana edad estuvo involucrado en una gran cantidad de delitos (no graves). Comenzó escribiendo cuentos breves en la cárcel y ahí logró consolidar el tema central de sus más importantes obras, tales como Por el pasado llorarás, Si grita, déjalo ir y Un ciego con una pistola, novelas de género negro que el autor escribió no sin el grado de experiencia personal, pues antes de fabular acerca de estos escandalosos temas, Himes trasporta a cualquier lector hacia una realidad experimentada por él mismo.

Remigio Vega Armentero

A continuación, te presentamos a uno de los escritores más polémicos de nuestra lista. Declarado un demente y portador de celos descomunales, estuvo varias veces encerrado en manicomios. Después de darlo de alta, en el año de 1888, mató a su esposa Cecilia Ritter, pues el autor creía fervientemente que ella lo engañaba con otros hombres. Este crimen fue anunciado por Remigio en una novela titulada La Venus granadina, un año antes de que perpetuara dicho crimen. Una vez recluido en la Cárcel Modelo de Madrid, no dejó de escribir, al contrario, su creatividad aumentó y terminó escribiendo ¿Loco o delincuente? Novela social contemporánea. Los personajes de Remigio son un claro reflejo de la decadencia y el salvajismo humano.

Miguel Hernández Gilabert

Miguel-Hernandez-encarcelado

Poeta y dramaturgo español, muy amigo del chileno Pablo Neruda, es sin duda uno de los líricos más importantes del siglo XX, condenado a la censura por el franquismo. Durante 1939 y 1942 recorrió alrededor de cinco cárceles españolas, de donde salió y entró de forma constante, salvándose de ser condenado a muerte debido a su postura republicana durante la guerra civil. Su poema más famoso Nanas de la cebolla, el cual está dedicado a su hijo Manuel Miguel, fue escrito durante su encarcelamiento en la penitenciaria de Sevilla.

Pedro Luis de Galvéz

pedro-luis-de-galvez-encarcelado


Poeta, narrador y pintor español, de tendencias anarquistas, también estuvo encerrado en la correccional de menores debido a sus posturas políticas en contra del ejército y la corona. Más tarde, encerrado en la prisión de Acuña, escribió: En la cárcel, un libro breve de cuentos; uno de ellos titulado "El ciego de la flauta" fue premiado por el periódico El liberal. Gracias a esto ganó la atención del público y sobre todo de algunos intelectuales de su tiempo, entre los que se encuentra Ramón Gómez de la Serna, quien intercedió para que Pedro Luis recuperase su libertad.

Nazim Hikmet

nazim-hikmet

Otro escritor encarcelado debido a sus posturas anti-monárquicas es Nazim Hikmet, nacido en Salónica, el año de 1902. Dedicó gran parte de su vida a la crítica social, no sólo en Turquía, sino en otras partes del mundo, lo que le costó la libertad por más de trece años. Se sabe que fue un escritor incansable durante sus días tras las rejas, donde escribió Paisajes humanos de mi país, Poemas de la vida entre muchos otros títulos; también realizó huelgas de hambre y entabló amistades influyentes durante sus años de exilio. Tristan Tzara, el famoso poeta dadaísta, organizó una movilización para su liberación, la cual consiguió en el año de 1949.

O. Henry

William_Sydney_Porter

Escribió en la cárcel para mantener a su hija después de la muerte de su esposa. O. Henry, cuyo verdadero nombre era William Sidney Porter, es uno de los escritores estadounidenses más importantes. Fue acusado de robarse una copiosa suma de dinero del First Banck National, donde trabajaba como cajero en el año de 1895, razón por la cual escapó a Honduras. Sin embargo, al enterarse del fallecimiento de su esposa, regresó a Estados Unidos y la policía lo atrapó. En la penitenciaria federal de Columbus (donde estuvo encerrado por tres años) escribió un cuento de navidad titulado: Whistling Dick's Chrismas y otros cuentos no menos fabulosos.

Paul Verlaine

paul-verlaine-encarcelado

A parte de haber sido condenado por ser homosexual, también el atentado cometido contra su amante Arthur Rimbaud, al dispararle en la muñeca, le costó su libertad. Sin lugar a dudas, Verlaine es uno de los poetas más influyentes del siglo XIX, a pesar de estos traspiés sufridos en vida. Durante su encarcelamiento en Mons, una prisión belga, escribió Carcelariamente, un libro que cuenta con alrededor de treinta poemas y que para muchos lectores son sus mejores composiciones.

Karl May

Karl-May-ingenioso-encarcelado

Falsificador, impostor y grandilocuente escritor de aventuras. Para muchos no fue tan relevante universalmente, aunque es uno de los escritores alemanes más leídos. Sorprenden sus ingeniosas trampas para encubrir su personalidad, tales como heterónimos y falsificaciones biográficas. Sin embargo, en 1865 cometió un crimen menor, al robarse un reloj de una joyería; a raíz de esto le demostraron otros delitos más graves, tales como la venta ilegal de tabaco, por lo que estuvo encerrado en Zwickau, cuatro años más. Muchos aseguran que ahí fue donde logró urdir gran parte de los artilugios poéticos, que utilizaría más adelante para obtener renombre. Es sabido que al estar encerrado publicó sus obras en distintas revistas y periódicos.

Marqués de Sade

Marques de sade

El último autor de nuestra lista y quizá el más famoso de los escritores encarcelados es, sin duda, el Marqués de Sade, su nombre real era: Donatien Alphonse François de Sade y nació en París el 2 de junio de 1740. De este personaje se han escrito muchos tomos a cerca de su vida, ensalzando su espíritu libertino y mujeriego. Escritor renombrado debido a su estatus jerárquico, estuvo inmiscuido en cuantiosas juergas, orgías y vivencias sexuales, entre las que se destacan sus amoríos con distintas bailarinas, prostitutas y actrices de teatro. A pesar de su gran influencia en la corona, no logró evadir el encierro. El propio rey Luis XV lo confinó en la cárcel de Vincennes y luego fue trasladado a La Bastilla, fortalezas dedicadas a encerrar libertinos de la alta sociedad francesa; en ésta última se quemaron muchos de sus manuscritos. Por último ingresó al manicomio Charenton.

Sade escribió gran número de cartas, las que fueron enviadas a su familia durante el encierro. No sólo de cartas se conformó su producción literaria durante aquellos días, en la Bastilla logró escribir varias de sus obras más importantes, entre las que se encuentran Justine, Aline y Valcuor y Los 120 días de Sodoma. Existen gran variedad de películas que reflejan estos momentos de confinamiento, entre ellas Quillis o Letras prohibidas, dirigida por Philip Kaufman y Marquis, dirigida por Henri Xhonneux.


Referencias: