Letras

Es él, lo sé, estoy segura porque estuvo en cada rincón de mi cuerpo

Letras Es él, lo sé, estoy segura porque estuvo en cada rincón de mi cuerpo



Culpa o redención, pasado irrecuperable, presente abismal o futuro incierto. El poema que se presenta a continuación, escrito por Karen Barrera, expone una reflexión íntima en torno del tema amoroso como un campo de decepción y un reconocimiento.


poemas-desamor


Lo inoportuna que soy
Me resulta extraño mirar aquellos ojos, aquellos labios y aquellas manos; observarlos y recordar, inevitablemente, la historia que cada uno tiene de mí, de nosotros. La ilusión, el amor y hasta el coraje que alguna vez tuvieron para mí.

Su mirada me encuentra y se vuelve a ir, parece reconocer en mí aquella historia, esa que nos tiene frente a frente, esa que nos hizo separarnos.


poemas desamor


Es él, lo sé, estoy segura porque estuvo en cada rincón de mi cuerpo durante varios años; lo sé porque su sonrisa nerviosa sigue siendo la misma, su mirada coqueta intenta atraparme como antes, su voz se modula para capturar mi atención en un intento desesperado de hacerme creer que tiene todo bajo control.


poemas de desamor


Pero no es él, este hombre me hace reír, este hombre me agrada, me atrapa, hasta me inspira. ¿Era así antes? Quizás sólo fue que lo olvidé. Olvidé que estaba enamorada; llegó un momento en el que ya no podía recordar que amaba a ese hombre. Sólo podía recordar todo lo que me molestaba, nuestras diferencias.


poemas-desamor


Enfoqué toda mi energía y atención en aquello en lo que no coincidíamos, no lo toleraba. Y de pronto ya no me hacía reír, ni me agradaba ni me inspiraba; de pronto ya era otro hombre y yo me convertí en otra mujer. Dos seres distintos que se seguían queriendo pero que ya no se gustaban. Un hombre y una mujer que fueron arrancados uno del otro a base de gritos y llanto. Un desastre.

De un día para otro simplemente dejó de existir el "nosotros". Fotos, cartas, regalos; todo fue destruido, donado o enterrado; un intento absurdo de convencernos de que nada de aquello fue real.


poemas desamor


Hoy estoy una vez más frente a él, que pasa de un momento a otro de ser un completo extraño al hombre que más conozco en el mundo. Entonces olvidé, no pude recordar lo que me molestaba en él; las diferencias entre nosotros resultaron insignificantes, nada comparado con todo en lo que coincidíamos.

Recordé cuánto había amado a ese hombre. Me resulta extraño haber dejado de mirarme en aquellos ojos, haber dejado de besar aquellos labios, que esas manos no volvieran a tocarme. Me di cuenta de lo inoportuna que soy cuando se trata de olvidar.

***

Lee aquí más poesía para paliar las pasiones más hondas.


Referencias: