Los 100 libros más sensuales de la Literatura
Letras

Los 100 libros más sensuales de la Literatura

Avatar of Alonso Martínez

Por: Alonso Martínez

25 de octubre, 2016

Letras Los 100 libros más sensuales de la Literatura
Avatar of Alonso Martínez

Por: Alonso Martínez

25 de octubre, 2016



Durante los últimos años, dentro de nuestro juicio colectivo en Internet, se desarrolló una constante ola de crítica y odio en contra de la serie de novelas "50 sombras de Grey" y sus lectores. Los puristas de la Literatura afirmaban que era una obra mediocre y que les parecía insólito que las jóvenes se acercaran a leer algo de tan bajo nivel. Sí, el trabajo no es excepcional porque está influenciada por la saga de "Crepúsculo" y porque creó una perspectiva errónea de las novelas eróticas en el resto de los lectores, quienes comenzaron a señalarlas como innecesarias o absurdas

Muy aparte del tema de "Grey", la literatura erótica está lejos de ser prescindible. Mariella Frostrup, periodista y escritora noruega, afirma que aunque existen obras eróticas que son terribles, cuando se hace un buen trabajo que representa ideas sexuales de forma apropiada puede ser cautivador. La autora hace hincapié en la importancia del sexo en nuestras vidas y cómo puede revelar demasiado sobre nuestras emociones; mencionó también que podemos dejar el porno atrás para acercarnos cada vez más a ese tipo de lecturas.

Frostrup considera que en la actualidad,  los jóvenes tienen un acercamiento erróneo hacia la sexualidad. El fácil acceso al porno por Internet permite que presencien actos de todo tipo sin tener un contexto o conocimiento previo. La autora considera que mientras la pornografía sólo invita a mirar y aceptar lo que se observa, cuando se lee un texto erótico se despiertan distintas sensaciones y emociones que nos permiten conocer mejor nuestros deseos y pasiones. 

Como forma de ofrecer grandes obras eróticas, Frostrup creó una compilación de aquellas que ella considera las 100 mejores novelas y cuentos del género y extractos de otros trabajos que cubren el aspecto sexual. La autora busca mostrar "la complejidad alrededor del sexo" e impulsar la imaginación de los lectores en nuevos niveles gracias a la pasión impresa.

-

"La compañía de lobos" - Angela Carter

Escritora y periodista inglesa. En todas sus obras delimitó un feminismo latente. Su atrevimiento la definía como autora. Carter tenía la habilidad de sellar en sus obras un realismo con elementos de fantasía. "La compañía de lobos" es un breve ejemplo de toda su obra y siguiendo una tradición de fábula, eventualmente se transforma en un diálogo erótico que desemboca una narrativa cautivadora.

"de Eveline" - Anónimo

"Primer amanecer" - Rudyard Kipling

"Una mujer respetable" - Kate Chopin

"Una noche en un harem árabe" - Anónimo

"El Mago" - John Fowles

"La cámara sangrienta" - Angela Carter

"Carol" - Patricia Highsmith

"Autobús bardon" - Alice Munro

"Serena" - Luke Jennings

-

"El amante de Lady Chatterley" - D.H. Lawrence

novelas sensuales erotismo

No es raro que Lawrence aparezca por su relación con las emociones y el instinto. El título de esta lista trata de una unión absolutamente física entre un hombre de clase trabajadora y una mujer de la alta sociedad. Su descripción de los encuentros carnales llamó la atención de la novela y creó controversia en su tiempo.

"La isla que desaparece" - Henri Breton

"San Sebastián" - Justine Dubois

"Cordón rasgado" - Justine Dubois

"Gula" - Rebeca Chance

"Viniendo de las mil maravillas" - Roger Moineau

"La perfecta esposa italiana" - Alessandra Rivalta

"Una cama para la noche" - Harriet Warner

"Revelaciones de la cámara nupcial" - Diana Gabaldon

"Amor ciego" - John Gibb

-

"El jinete de bronce" - Paullina Simons

libros sensuales bronce

Esta novela se sitúa durante el asedio de Leningrad y presenta a la protagonista,Tatiana, quien conoce a un oficial misterioso del Ejército Rojo. No sólo es una historia de romance, sino que su profundo erotismo logró que se convirtiera en un bestseller. Sin dejar de lado el contexto histórico, la historia hace un profundo retrato de los deseos y cómo el cambio social puede transformarlos.

"La duquesa elegante" - Francis Dean

"Verde" - John Gibb

"Fatima" - Adnan Mahmutovic

"Arias prohibidas" - Edward Field

"La cadena de plata" - Primula Bond

"La historia de la rosa" - Emma Donoghue

"Este hombre" - Jodi Ellen Malpas

"Cuando hace calor en Tehran" - Ali May

"Cuatro en la mano" - John Gibb

"Fanny Hill" - John Cleland

libros sensuales placer

El nombre completo de esta obra de John Cleland es "Fanny Hill, o las memorias de una mujer de placer", por lo que desde el título intuimos lo que encontraremos. Es una novela erótica que fue publicada en 1748. Cleland la escribió mientras se encontraba en la prisión de deudores en Londres y es considerada el primer trabajo de pornografía en prosa. Fue prohibida, perseguida, considerada obscena, pero eventualmente se convirtió en parte de la historia de la literatura contemporánea.

"Los del medio oeste" - Ruby McNally

"En la playa" - Nina Gibb

"¿Qué tengo que hacer contigo? - Anna Maconochie

"Peras y seda" - Verónica Cancio de Grandy

"El testigo" - Laurence Klavan

"La vida y los amores de la hermosa, alegre y espectacular Kate Percival, la bella del Delaware" - Kate Percival

"Ulysses" - James Joyce

"La reclamación de la bella durmiente" - Anne Rice

"Los tres ríos" - Roberta Latow

-

"Los días tranquilos en Clichy" - Henry Miller

libros sensuales miller

Basada en sus experiencias como expatriado en Francia, es protagonizada por su álter ego Joey, quien con su amigo Carl, tiene distintas experiencias con mujeres mientras buscan cómo alimentarse. Entre adolescentes y prostitutas, la corta novela que culmina en una orgía muestra a un joven escritor envuelto en una constante confusión.


"Charla" - Luke Jennings

"La librería piscina" - Alan Hollinghurst

"Una modelo" - Anaïs Nin

"Thought Waves" - Elizabeth Speller

"La lombriz en el brote" - Louise Welsh

"Lecciones de gramática" - Louise Black

"Noche de Dorchester" - Justine Dubois

"La novia despojada de sus ropas" - Nikki Gemmell

"Pull" - Helen Cross

-

"El gran Switcheroo" - Roal Dahl

libros sensuales

Dahl es recordado por crear algunos de los mejores libros para niños de todos los tiempos, pero en 1974 publicó esta historia en la revista Playboy. El cuento se enfoca en una pareja que va a una fiesta, en algún momento notamos que ambos quieren cambiar de acompañante por la noche. Las travesuras de Dahl rompen géneros y su típica narrativa hace que el texto fluya de una manera sencilla y sensual.

"Nevertire" - Nikki Gemmell

"Vox Vulva" - Andrew Crumey

"Cama y desayuno" - Michael Faber

"Belle y Sylvie" - Louise Welsh

"Verano" - Katie Kelly

"La gigante egoísta" - Alex Chambers

"Fuera del camino" - Garry Stewart

"Cuidar la casa" - Nnenna Marcia

"Srita. Mujer ensalada" - Nnenna Marcia

-

"Justina" - Marqués de Sade

libros sensuales justina

1791 fue el año en que se publicó esta novela del amo del erotismo. Como con todas las obras del autor existe cierta controversia sobre si la sexualidad que presenta de Sade en su trabajo de verdad es humana o si rompe el límite de lo lógico.

"Conmutar" - Kass Goldsworthy

"Ámame, ama a mi esposa" - Malachi O' Doherty

"El arte de perder" - LaShonda Katrice Burnett

"Así es como es" - Kass Goldsworthy

"Intrusión" - Charlotte Stein

"La casa roja" - Neville Elder

"Los amores de su vida" - Arlene Heyman

"Memorias de un joven Rakehill" - Guillaume Apollinaire

"La historia de O" - Pauline Réage

-

"El antiguo guardarropa" - Georges Bataille

Bataille no sólo fue una figura intelectual prominente en Francia del siglo XX. El autor exploró áreas como Literatura, Filosofía, Antropología, Economía, Sociología e Historia del arte. Su fascinación por el comportamiento humano lo llevó a explorar el erotismo para analizar la mente de las personas. El cuento parece conectar con el lector directamente sin parecer aleccionador, manteniendo una naturalidad sencilla que nos invita a descubrir nuestras pasiones.

"Atomizada" - de Michel Houllebecq

"El suspiro del diablo" - Henri Breton

"La perfecta W" - Michel Faber

"La historia de Hannah - Plano" - Lucy Golden

"Historia de guante" - Geoff Nicholson

"Viaje malvado" - Christine Poutney

"El leopardo de nieve" - David Henry Sterry

"Quemada de luna" - Mitzi Szereto

"Deseo ardiente" - Harriet Warner

-

"El gato que obtuvo la crema" - Christine Poutney

Poutney es una autora canadiense contemporánea. Sus textos han sido elegidos para su publicación en "The Guardian" y "New York Times Magazine". Aunque su obra no se enfoca completamente al erotismo, ganó reconocimiento gracias a ellos. "El gato que obtuvo la crema" es el ejemplo más claro de su talento y de la forma en que trata la sexualidad. Su visión alternativa y más contemporánea del mundo le permiten expresarse y conectar con una narrativa sencilla que a la vez revela demasiado de sus personajes.

"Chicas muertas" - Anne Billson

"Este año en Marienbad" - Angelica Jacob

"Derrame californiano" - Geoff Nicholson

"Lujuria" - D.B.C. Pierre

"Has sido engañado" - Helen Walsh

"La historia de Finny - La criatura en el jardín

"Pongamos el asunto en la cama" - Katie Kelly

"Shandee encuentra el brazo de Dave" - Nicholson Baker

"Los chicos" - A.F. Harrold

-

"Hombres y motores" - Helen Walsh

Walsh es otra autora contemporánea que tuvo un debut controversial por su acercamiento a la naturaleza humana de una forma más oscura y compleja. Sin embargo, sus cuentos se mantienen más tranquilos y se enfoca en sus personajes. Los nombres de esta lista resaltan, pero sus novelas definen su obra. El sencillo erotismo mezclado con problemas contemporáneos la destacan como una de las mejores escritoras del género en los últimos años.

"La fenomenología del látigo (Mezcla porno)" - Fulani

"Travesuras del parque" - Danielle Schloss

"Tokio" - Ortensia Visconti

"La Santa" - Tiffany Reisz

"Rose Madder y la bata de seda" - Jo Mazelis

"El hombre también asciende" - Christopher Peachment

"La abertura" - Sebastion Gray

"Detrás de puertas cerradas" - Alina Reyes

-

El sexo y el erotismo no sólo están en nuestro instinto, sino que son elementos que nos permiten descubrirnos en distintos niveles. Muchas veces suele alejarse de la intelectualidad, pero mantiene una fuerte cercanía ya que unimos todos los elementos que nos conforman como individuos.

La visión de distintos autores sobre el tema puede abrir nuestros ojos a otros horizontes o a más ideas sobre esta actividad básica. Quizá después de leer todo, seremos más que expertos.

**

Fuente: The Guardian

Fotografías: Julian Hibbard.










Referencias: