Switch to English
Arte
Cine
Comida
Entretenimiento
Estilo de vida
Historia
Letras
Moda
Fotografía
Música
Viajes
Catar

LETRAS

Los escritores estamos solos

Por: Arcilla Baker 13 de septiembre de 2017

Los escritores estamos solos.

Y es que todos leen los textos de los escritores, sus novelas y sus poemas, la conjugación de versos y palabras, todos leen lo que escriben pero nadie lee a los escritores.

Nadie se preocupa por la inmensa depresión que pasan cuando escriben sobre amor y les rompieron el corazón, cuando escriben de amistad y están solos, cuando hablan de vida y están muriendo.

Nadie lee a los escritores, leen sus obras más no a ellos.

Abandonados en un rincón creativo, cuyo escritorio y una vieja lámpara incandescente sirven como única compañía al genio literario allí sentado, con los viejos vicios de whisky, tequila y cigarros, así como sexo barato de una prostituta que detrás duerme, los escritores escriben para no ser leídos.

Es duro ser un escritor cuando sabes que leerán lo que haces pero se olvidarán de ti, verán pasar los titulares y los encabezados, quedarán enganchados con la trama narrativa que desmenuzaste como una pechuga recién hervida, estarán encantados con el desenlace cerrado o indignados con el desenlace abierto, y siempre estarán atentos a lo que escribes mas no a lo que haces.

Es duro ser un escritor y tener que lidiar con memorias, pensamientos y emociones en la oscuridad de la noche, apenas con una espada de madera y una tapa de bote de basura como escudo, dominando al corazón para así permitirle a la mente tomar la rienda de tus manos para sujetar una pluma y papel en vez de una pistola y balas.

Nadie va a leer tus emociones, sólo leerán tus palabras, pero el arte de la escritura está en que, casi sin percibirlo, las personas tomarán tus emociones como suyas para así sentir lo que tú sentiste en el momento de presionar aquellas teclas cubiertas de hollín.

Estarás solo, inevitablemente la soledad forma parte del ADN de un escritor, entre pulgas de un perro fiel y un gato narcisista, entre sudor de sexo comprado y humo de cigarros baratos, estarás solo con tus letras.

Pero el mayor placer de un escritor es que, a sabiendas de que está solo y alejado, logras hacer sentir emociones a través de un papel; puede que nadie te abrace para llorar, pero inevitablemente alguien llorará contigo después de leer lo que escribiste.

**

Te compartimos la lista de libros que debieron ser destruidos pero seguramente ya leíste.

**

Las fotografías que acompañan al texto pertenecen a Mauricio F. Corridan.


Recomendados: Enlaces promovidos por MGID: