Cuentos surrealistas

Miércoles, 11 de noviembre de 2015 6:51

|J Cesar

Estos son los mejores 10 cuentos surrealistas para leer en línea


Cuando se habla de Surrealismo es común confundirse, ya que en efecto existe una corriente estética con dicho nombre, pero así como todo proceso cultural permea en distintos tiempos y momentos el pensamiento de los creadores, el Surrealismo es una corriente que puede identificarse más allá del primer grupo formado por André Breton y demás adheridos al movimiento por medio del Primer Manifiesto Surrealista redactado por Breton en 1924. En 1930 publicó el segundo, "excomulgando" a varios autores como a Antonin Artaud.

Teóricamente hablando se dice que todo discurso contiene conceptos del discurso anterior al que pudieron negar o superar. Es decir, si bien el Surrealismo tiene como fecha de creación 1924, debido a la publicación del manifiesto, es sólo un punto en la historia percibida como una línea continua donde el ayer es antes y el futuro avanza como un vector de fuerza. Todo discurso tiene un intertexto, un pretexto, un contexto y un texto. 

Breton

El proceso de intertexto, en palabras simples y llanas, habla de que si bien se pueden identificar momentos en la historia de las ideas, como el caso del Surrealismo en 1924, dicho momento no fue creado por generación espontánea, por antonomasia tiene "cosas" que se venían fraguando, y se pueden identificar las Vanguardias europeas, como el Dadaísmo de Tristan Tzara, siendo conformadoras del discurso surrealista. De igual forma, cuando se habla de un "después" del Surrealismo, se pueden identificar discursos y creaciones que si bien no pertenecen específicamente al periodo, tienen resabios o bien lo reinterpretan, este es el caso de varios autores como Jorge Luis Borges o Julio Cortázar, que si bien de encasillan en el Boom, o en el caso de Borges que reniega del Surrealismo, mantienen un aura surrealista y quizá después nombrado como Realismo Mágico.

Julio Cortazar

Si el Surrealismo en la literatura tiene algo de las Vanguardias, el Booom y el Realismo Mágico condensan en un contexto diferente y con pretextos y temas distintos de aquello que les precedió. Por obvias razones se puede leer en Casa tomada o en Circe de Cortázar el surrealismo como "algo que va sobre la realidad" o más allá de las representaciones comunes de lo real.

Lo mismo ocurre con otros autores como Franz Kafka, que sin pertenecer propiamente al agregado en torno a Breton, ya que ni siquiera ocupa su tiempo porque Kafka murió el año en que Breton redactó el manifiesto; su literatura está impregnada de esa supra-realidad que surge de las cosas del diario. 

Las ideas de una forma extraña tienen la capacidad de reformarse en la mente de quien las apropia, son un mar donde el hombre puede decidir pescarlas y mezclarlas con las propias, o no pescar y vivir en solipsismo. El diálogo constructivo es el medio para que florezcan.

reyes alfonso

Se ha discutido si La Cena de Alfonso Reyes pertenece al Surrealismo o al Realismo Mágico; discusiones de esa índole son el pan nuestro de cada día en los círculos académicos, y es siempre sana para redescubrir textos y miradas del mundo. Tomando en cuenta lo anterior se abre el espacio para que el lector, a partir de 10 cuentos que podrían tener elementos surrealistas, juzgue a su manera y asimismo pueda comparar y sopesar los diferentes estilos narrativos y los elementos que podrían diferenciar uno de otro autor.

-

La cena - Alfonso Reyes aquí

El Ramo Azúl - Octavio Paz aquí

Casa tomada - Julio Cortázar aquí

Conejos Blancos - Leonora Carrington aquí 

Un señor muy viejo con unas alas enormes - Gabriel García Márquez aquí 

Una bella película - Guillaume Apollinaire aquí

Viaje a la semilla  - Alejo Carpentier aquí 

Una confusión cotidiana - Franz Kafka aquí 

La Gallina - Federico García Lorca aquí

La noche de la gallina - Francisco Tario aquí 

-

Si bien algunos de los autores no se identificaban con el Surrealismo y otros pertenecen canónicamente a dicho movimiento, como Leonora Carrington, existen casos como el de Francisco Tario, ya que no formó parte de ningún grupo y se han redescubierto sus textos recientemente. Estos textos abren la discusión para identificar los elementos que pudieron haber tomado de la estética tratada por Breton. De igual forma no se pretende polemizar, ni ir en contra de los cánones literarios, y se recomienda, más allá de los nichos y movimientos, leer los cuentos referidos arriba.


***

Te puede interesar: 10 poemas surrealistas para entender la magia del amor



REFERENCIAS:
J Cesar

J Cesar


  COMENTARIOS