Letras

Me enamoré de una puta que me enseñó a amar otra vez

Letras Me enamoré de una puta que me enseñó a amar otra vez




Al amor no le importan las etiquetas; amor es amor:




Me enamoré de una puta, de esas que la vida ha golpeado tanto, y les ha dejado huellas tristes en su corazón; grietas, fracturas y un poco de rencor hacia el amor.

Me enamoré y no me importó que fuese una puta, pues quien ama lo hace sin máscaras y sin prejuicios, lo hace por completo; desde los pies hasta la cabeza; desde las fortalezas hasta las debilidades; desde lo que te hace perfecto hasta los fantasmas imperfectos.

Me enamoré de una puta, me enamoré y le hice el amor, y por primera vez supe lo que se sentía hacer el amor, el éxtasis al que levemente llegas cuando el sexo remplaza al amor.

Me enamoré y le enseñé que aún se podía amar a la antigua, le llevé rosas y chocolates, le canté canciones y le pedí que se quedara esta noche en mi casa para beber una buena taza de té.


poemas amor

Me contó de sus miedos y de sus sueños, de las malas y buenas decisiones que la habían llevado por caminos de pantano, pero también de pasto; me enseñó su corazón, lo tomé y agradecí por el placer de haberme enamorado de una chica como ella; no me importaba que fuese una puta.

Me enfrenté a las miradas de acoso en la calle y el fantasma de los recuerdos acechantes, me enfrenté a estereotipos y mentes cerradas, libré batallas con su miedo a tomarme de la mano y a su desconfianza por volver a amar.

Me enamoré de una puta como jamás lo había hecho, me enamoré de quien me enseñó que en el amor no se esconde nada y se puede amar con diferentes caras, me enamoré de quien a pesar de conocerme, nunca huyó, me enamoré de su valentía; una puta es valiente, muy valiente, y resistente a la vida.



poemas enamorados


Me enamoré de una puta pero, sobre todo, me enamoré de una chica que me enseñó que la vida es dura, aunque es más dura la indiferencia, una chica que me enseñó que la palabra puta no existe más que en la mente, una mujer es una mujer y punto, a pesar de un corazón roto.

Aprendí mucho al enamorarme de una puta; lo sexual queda en segundo plano cuando uno se enamora, pues pueden cogerte o puedes coger hasta perder el sentido, pero amar, amar sólo se puede hacer una vez hasta romperse en pedazos, sólo para encontrar a alguien que quiera recoger cada uno, con paciencia profunda, con amor puro que pueda reconstruirlo usando un poco de pegamento, un poco de habilidad y, sobre todo, sentimientos.

Me enamoré de una puta que me enseñó a amar otra vez.


poemas de amor


**

Existen amores tiernos, urgentes, desesperados, ansiosos, románticos, breves, insoportables, amores que nos marcan, desgarran, hieren, nos llenan... pero para saber qué tipo de amor irresponsable has experimentado, esto te interesará.

**

Las fotografías que acompañan al texto pertenecen a Paolo Raeli.




Referencias: