INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Me gustas, te quiero, te extraño y creo que lo has notado

12 de abril de 2018

Astrid Arbildo



La vida se vuelve más soportable cuando la pasamos al lado del ser amado, cada momento de banalidad se puede convertir en un recuerdo imborrable de la mano de quien nos complementa. El cuento que nos presenta Astrid Arbildo es una declaración de lo anterior, una prueba de que cuando dos corazones colisionan, un universo íntimo nace y no puedo ser destruido a pesar de la distancia y el tiempo.





MEMORIA TÁCTIL: EL RETORNO A TI


Ha pasado más de un mes desde que cambié de código postal, desde aquí estoy mil 662 kilómetros lejos de ti, el frío cala hasta los huesos. A diario, antes de dormir abro el poemario de Carlos Oquendo de Amat que me regalaste y releo la dedicatoria que escribiste en la primera página. "Si el poeta hubiera conocido tu sonrisa, no serían cinco sino cien metros de poemas. Te quiero, creo que lo has notado". La primera vez que la leí recuerdo haber sonreído de alegría al descubrir que eras un cursi sin remedio como yo. Hoy, es mi propio mantra y el que me ayuda a volver a ti cada noche para abrazarte aunque sea por un instante.


Siempre he creído que nuestro amor es más honesto que mis miedos, esos miedos que acumulo por docenas y se quedan enredados en mis cabellos.


A ratos quisiera que esos besos que se acumulan en mis labios sean millas de pasajero frecuente que me llevarán hasta ti cada noche, cuando siento que mis nostalgias repetidas y ese afán de recolectora de nimiedades y memorias me ahoga en la ansiedad.


Perdona, amor, si a veces sin tu consentimiento te traigo hacia mis sueños buscando aliviar la falta física que me haces, robando tu esencia.


¿Sabes? Tengo miedo de que mi memoria táctil, esa que conserva en las yemas de mis dedos y el centro de mi palma cada recuerdo, sea insuficiente para sortear el frío, la soledad y las distancias que me condenan a dormir lejos de ti.


Hoy abracé mi almohada, una tontería, pensarás, una muestra más de mi imposibilidad de abandonar mi mediocre cursilería; pero trata de evitar encontrar mi mano vacía a la espera de la tuya.


¿Estaré siendo injusta contigo al preservarte en mi memoria, cual canario enjaulado trinando para ponerle música a mi soledad?


**


Inspírate leyendo estos poemas de amor. Y si ya te decidiste a escribirle a la persona que amas, aquí te damos algunas sugerencias para hacer cartas de amor muy originales.



TAGS: Nuevos poetas Nuevos escritores escritoras
REFERENCIAS:

Astrid Arbildo


Colaborador

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

10 lecciones de estilo que aprendimos de la mujer trans que ganó Miss España Beneficios de practicar yoga para tu cuerpo y mente Datos sobre las aplicaciones de citas que te harán reconsiderar lo que sabes del amor 5 datos que debes saber sobre los rituales de ayahuasca antes de intentarlos Torta de gordita: La combinación más atascada que debes probar Lo que pasaría en China si lanza su propia luna artificial

  TE RECOMENDAMOS