INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Cuento para los que saben mezclar el vino, la noche y el amor

4 de octubre de 2018

Marta Espineira Ramos



Te compartimos "Mi desastroso fondo de armario", cuento de amor y vino, de promesas y sueños que se quedan en nuestros recuerdos como el polvo sobre los muebles de una casa abandonada.





MI DESASTROSO FONDO DE ARMARIO


Hay algo que te hiela. La sangre no deja de fluir y las tempestades te mueven el pelo a su antojo. Tenemos derechos de lucha y deberes de autocompasión. Cuando todo huele bien y los tambores retumban, suenan bajos que te marcan pasos. No hay miedos ni pesadillas arruinadas, no hay estelas que no dejas, no hay placeres que se dejan de vivir.


Tenemos constancia consciente de todo lo que somos y debemos ser. Aprobaciones vacuas, “homo sum, nihil humani a me alienum puto”. Sentimiento trágico realizado, condescendiente a todas las miradas ajenas, dolor interno de aquel a quien la condescendencia hiere.


Polvo del que vienes y polvo al que vas, sonriendo en sociedades limitadas y ajenas, vacío en un interior ulterior. Baladí, importándolo. 


Consecuencia inaudita en algo llamado a postergar más de una vida. Generales que alzan saludos correctos y hacen lo correcto, gente que se sienta con una copa de vino y realza el brillo de sus miradas, la vida es bien, la vida es perfecta. Ríos de ácido recorren las nucas de miles de sonrisas estupefactas por el perfeccionismo lleno de nada.

 

Miles de olores y capacidades, poder y alegrías en todos los rincones que sólo recogen un sentimiento. Mirándote en aquella foto una vez más, con un vestido, perfecta en cada esquina, te pierdes entre mil vuelos que alzas en mil sonrisas. ¿Quién se pierde en aquellas sábanas, sin necesidad de nada más que del tiempo que todo lo cura?


Miles de pájaros sobrevuelan mi tejado y uno me habla de tu perfección, aquella atrapada en un cuento de brujas y no de hadas, miles de animales o alimañas que son miedos y tus ojos me lo esconden. No míos.


Caricias que el aire se lleva y palabras deseosas de ser escupidas, atropelladas por un estúpido perdón y una estúpida acción. bebemos vino. 


**


La soledad es el momento en el que descubrimos que no estamos realmente solos. El ruido y vertiginoso ritmo en el que vivimos a veces nos ahoga tanto que olvidamos vivir el presente, por esa razón te compartimos las 6 lecciones espirituales que aprenderás del aquí y el ahora.



TAGS: Cuentos Nuevos escritores crowdsourcing
REFERENCIAS:

Marta Espineira Ramos


  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

Qué es Roku y como funcionará legalmente en México Obras de José Guadalupe Posada que no son La Catrina YouTube: por qué se interrumpió ayer la página Günter Grass, no sólo escribió "El tambor de hojalata", estas son otras de sus obras The Coolest Street Markets In NYC You Should Hit Up This Weekend Te explicamos la diferencia entre blush, bronzer e iluminador

  TE RECOMENDAMOS