Mi odio hacia ti es honesto como la compleja aceptación de que realmente te amo

Domingo, 8 de enero de 2017 12:11

|Miguel C




Hay personas que significan tanto, que incluso podemos amar y odiar al mismo tiempo...

poemas amor

Te quiero como para jugar algo infantil,
algo adolescente;
me pregunto quién será el primero en retirar la mirada a causa de la pena,
a causa de nosotros,
a causa de ese algo que se fue, que ya no está.
Te quiero como antes, como hace lunas, hace otoños, hace más de muchas hojas secas que se quebraron al caer sobre la fría acera.

Te odio por tu más elocuente existencia,
brillante, claro y suave epitelio que me enloquece cuando mis labios rozan tu fría mejilla.

Extraña es la coyuntura sabiendo que nuestros labios son viejos conocidos.
Te odio como antes,
porque han pasado otoños en los que no nos hemos tomado el periodo de reconocernos, porque no conozco más razones para odiarte.

Te quiero y te quise tanto cuando yo aún estaba ebrio de amor por alguien,
alguien que me amó, alguien que ya se fue.


poemas-amor


Te quiero como antes, sin límite.
Veo el fin, la razón para abandonar este querer en las viejas y futuras hojas de mi historia. 
Pero tú,
lo más bonito,
lo más bello,
no quiero dejarte atrás, porque puedo, 
pero simplemente eres lo más bello, lo mejor, la prioridad; mi vida, mi amor;
te quiero.

Pero te odio,
no por no pertenecernos,
no por tu ignorancia a lo que aún es vigente en mí.
Te odio porque simplemente eres tú lo más bonito,
lo más bello.
Te odio porque posiblemente me hayas hecho pedazos,
pero te quiero tanto como para darte lo mejor de mí siendo un desastre de escombros.

Aún te quiero,
no te quiero ahora,
pero quizá después, quizá mañana.
Porque quizá yo llegue a quererte más de lo que ame a alguien.
Y aunque desconozca la actual versión de ti, 
sé que seguirá siendo la mejor.

poemas amor


No te quiero por compromiso, tampoco te quiero porque me nace hacerlo.
Este querer no es como el de los amores que alguna vez tuve,
porque todos esos tuvieron sus semejanzas.
Este querer hacia ti es inefable, es puro, es simple y complejo, es el amor que le tengo a mi propio ser.

Te odio, porque las razones para hacerlo no son coherentes para mí, al igual que el porqué de mi existencia.
Este odio no es como el de los amores que alguna vez tuve,
porque realmente jamás odié a una de esas personas,
porque vivo sabiamente purificando mi alma libre de rencor, de egoísmo.

Este odio no es como el que podría tenerle a un enemigo,
a un desconocido o a un bobo con poco sentido común, o un ser opuesto a mis intereses, porque realmente no puedo sentir nada por alguien que no conozco, por alguien que ni el odio se ha ganado.

Este odio hacia ti es inefable, es puro, es simple y complejo,
es el odio que le tengo a mi propio ser por haberse cruzado con lo más bonito, 
por haberse tropezado con lo mejor que tenías,
por haberse lanzado a ver esta noche lo infinito que sigues siendo bajo el límite del tiempo,
por haber visto la magia de tu ser bajo la influencia de la endorfina y una que otra oxitocina.


poemas amor

Te odio y te quiero porque contigo y sin ti puedo sentir estos sentimientos un poco mejor, puedo sentir lo opuesto de cada uno, cómo del odio está la amistad y del amor está el miedo.
Te odio y te quiero porque no he sentido esto con nadie, 
sólo conmigo mismo; porque me amo como lo hago contigo y sin ti.

Esta noche junto a ti pude acercarme un poco a lo que mi alma ha tratado de describir,
aunque sea en complejas palabras.
Y es que no puedo permitirme sentir el odio por quien sea, ya que querer es un sentimiento más vulnerable, más rebelde,
un sentimiento más tentado a la mentira.
Mi odio hacia ti es honesto como la compleja aceptación de que realmente te amo.

Te amo, te amo tanto como a mis errores, a mis virtudes, a mi vida.
La aceptación y el amor que tengo por mis pecados y defectos es lo mismo que tengo por la distancia de edad que ambos tenemos,
por nuestras semejanzas y diferencias,
por tu continua ausencia, 
por tu boba ignorancia hacia el amor que aún te tengo, 
por los años que llevo tratando de decirte que te amo.


amor

 **
Si el mundo se acabara hoy y no hubiera nada más qué prometer, ¿en qué brazos te abandonarías?

REFERENCIAS:
Miguel C

Miguel C


  COMENTARIOS