Mi voz te llama, te nombra y a cada segundo te aprisiona, te adora

Lunes, 4 de diciembre de 2017 17:56

|Ivonne Méndez
mi voz te llama

Esa ansiedad con la que siempre buscamos hasta encontrar su cuerpo...


Te llevo tanto entre los ojos, entre las manos…

Que ando encontrándote siempre y sólo espero acariciarte,

circularte con deliciosas caricias, llenarte de halagos, de mimos.


Conceder mi forma a tu encuentro y con jugarnos ahí.


Te sueño a plena luz y mis manos curiosas juegan con el viento queriendo sentirte,

ambicionando tu respiración frente a la mía,

disfrutar tus brazos rodeándome y tus ojos inventando mundos para mí.


mi voz te llama 1


Mis ojos andan recorriendo senderos y te reconocen,

a veces o casi todas las veces te hallan, te hurtan de tu mundo

y ahí te trazan, recreando tu forma, venerando tu ser.


Nunca es bastante, así sean unas horas lejos de ti, te extraño, te añoro.


Te llevo tanto entre el alma, entre mi naturaleza…

Que ando llevándote en el pecho, en mis suspiros,

te arrebato de mi aliento y con furor te abrazo y sonrió.


Mis pasos buscan caminos nuevos y ahí surges del silencio.

Te tropiezo, anhelo besarte y me deleito con tu presencia en aquella transparencia del cosmos,

en esa luz de mil colores que te lleva a mí.


Te ensayo a oscuras, a ojos cerrados repaso tu estampa,

me satisface tanto dibujarte en mi mente,

nada compensa tenerte latiendo frente a mí pero esos instantes que faltas a mi lado,

se vuelven eternos y es preciso sosegar mis codicias.


mi voz te llama 2


Te llevo tanto entre mis piernas, entre mis ganas…

que ando atinando descubrirte en cada fragmento de mi ser.


Sólo quiero deleitarme contigo y regalarte mi forma a plena luz,

a oscuras, en el camino, sobre el viento,

en cualquier tiempo y lugar, tan sólo anhelo deleitarme contigo y regalarte mi forma.


Mi voz te llama, te nombra y a cada segundo te aprisiona, te adora.

Te llevo tanto en mi ser, que una parte de mi va contigo siempre.  



**


Hay frases que te recuerdan lo que significa amar con el corazón ardiendo, pues el amor es un animal en peligro de extinción


**


Las fotografías que acompañan al texto pertenecen a Andie Avery.

REFERENCIAS:
Ivonne Méndez

Ivonne Méndez


colaborador
  COMENTARIOS