7 minirrelatos que debes leer si no puedes superar el desamor

Martes, 29 de mayo de 2018 16:44

|Julian D
minirrelatos para superar el desamor



No hay nada más duro que amar con toda el alma y no ser correspondido. En los siguientes relatos breves de Julián el amor es una llaga abierta que expone los más íntimos dolores.



minirrelatos para superar el desamor 1



7 MINIRRELATOS DE DESAMOR


1)

Conocerte y saber que existes me hace sentir mas vivo que nunca.

Pero saber que no puedo tenerte me mata cada día.


Te convertiste en mi purgatorio, pues cada noche muero lentamente al saber que no te tengo; pero a la mañana siguiente resucito, lleno de esperanza para aferrarme y sentir tu existencia.


Eres como un bucle temporal que exalta mi muerte y mi nacimiento todos los días.


No se si temerte o adorarte.


2)

Y fue en un instante que el amor llegó...

Y fue tan grande y tan real que parecía un amor milenario.

Un amor que trasciende el tiempo y nos ha pertenecido durante muchas vidas pasadas.


Sólo eso podría explicar la inmensidad de lo que siento por ti y al mismo tiempo el dolor tan grande al sentir que no te tengo.


Tal vez por eso mi alma no quiere vivir esta vida sin ti, y mi única esperanza es que el Universo conspire para reconectar lo que eternamente ha estado unido.


3)

Es sentir el colapso de todo tu mundo. Un dolor tan fuerte que no creo que algún dolor físico lo pueda igualar. Es sentir que la vida se va, pero tú sigues como un cuerpo inerte, moribundo, agonizante, que no se deja ir. Aferrándose a cualquier fragmento de esperanza, por minúsculo que sea. Es como sentir a una estrella morir calcinada por el brillo del Sol, dejando sólo un agujero negro que poco a poco se empieza a enfriar y a llenar de vacío y oscuridad.


Esa fue mi respuesta cuando me preguntaron qué sentía al amar con toda el alma y no ser correspondido.


4)

¿Cómo despedirse sin decir adiós?

¿Cómo entender el vacío de tu presencia y sobrellevar mi soledad a tu lado?


Qué fuerte batalla entre mi alma y mi razón.


Pues por un lado mi alma se entregó a ti, te adoró e inmortalizó en mis recuerdos; y por el otro lado mi estúpida y asertiva razón me obligó a aceptar tu rechazo y entender que a pesar de este amor inconmensurable y estas ansias enormes de adorarte y protegerte, mi vida a tu lado estaría llena de tristeza y soledad.


Así que decidí avanzar y entendí que el resultado de esta batalla entre mi alma y mi razón no era más que el infinito. Pues todo lo que me haces sentir es infinito: amor, inspiración, alegría, dolor, soledad, tristeza. Infinitas como el brillo de tu ser en mi eternidad.



minirrelatos para superar el desamor 2



5)

Y entendí que no me querías, que no me anhelabas, e intenté aceptarlo e intenté entenderlo, pero fracasé en mi cruzada.


Entonces decidí soñarte y en mis sueños fabriqué un mundo donde me adorabas, donde juntos redefinimos el Universo, donde desbordamos nuestros deseos y tejimos nuestras almas, y entonces entendí que no quería volver a la realidad jamás, y me perdí en mis sueños y embriagué mi alma y supliqué a los cielos jamás despertarme.


6)

Y de repente todo se tornó en oscuridad, mi corazón se detuvo, mi alma me abandonó. Y me encontré errante entre laberintos y espirales construidas con tristezas y adornadas con fracaso, me arrojaron a un abismo de incertidumbre y soledad, donde lo único real era el vacío y la ausencia total.


"¿He muerto pregunté?", pero no, era mucho peor, era simplemente entender mi futuro sin tu amor.


7)

¿Y qué hago con lo que siento?


Elegiste perderte de mi amor, y me duele no sólo por mí, me duele mucho por ti. Pues despreciaste un amor bonito, un amor de esos escasos, de esos que se ven cada mil años.


Eres todo para mí, te convertiste en mi mundo y estaba dispuesto a entregarlo todo por ti, soñaba con consentirte, con mimarte, con amarte, con protegerte, con apoyarte, con adorarte. Hubiera enfrentado al mundo por verte sonreír, hubiera desafiado al cielo por hacerte feliz.


Es un amor bonito, un amor noble, un amor desinteresado, un amor incondicional. Casi infantil, casi irreal. Tristemente un amor que decidiste rechazar. Y créeme que lo siento en realidad, pues es un amor escaso, un amor que trasciende el tiempo y conquista la eternidad. Un amor que no entendiste, pues pocos seres experimentan un amor de tal intensidad.


**


Escribir y leer poesía es una forma de sanar el alma. Si quieres leer más poemas de amor y desamor, te invitamos a que conozcas a los autores de los poemas para los que se resisten a superar las decepciones y los poemas para los que no quieren olvidar.



REFERENCIAS:
Julian D

Julian D


  COMENTARIOS