Miras a tu alrededor y tienes miles de puertas abiertas para continuar el camino de tu vida

Lunes, 11 de diciembre de 2017 13:30

|Cultura Colectiva

La joven autora Mari vuelve al ruedo con un texto profundamente confesional, que busca exponer, sin miramientos ni estigmas, una virtud emocional muy propia, que denota una actitud amorosa y glorificada de la vida, por medio de un acto que parece poético desde el punto de vista personal.



Llega un momento de tu vida donde decides no mirar para atrás, porque cada que lo haces, duele, sin embargo, ya no es necesario, miras a tu alrededor y tienes miles de puertas abiertas para continuar el camino de tu vida, elegir la correcta está en los preceptos y conceptos que tengamos sobra la vida misma. No, no nos vamos a equivocar, porque no hay errores en nuestras decisiones, sólo hay aprendizaje, y hay que saberlo aprovechar.



La visa misma no te deja atrás nunca, todos llevamos ese ritmo que nos corresponde, no pienses que eres el único que pasa por tormentas, el único que no sabe qué hacer con la vida o el único al que le tocó vivir así.



Lo que no te mata te hace más fuerte, y es verdad, y mientras más fuerte, no importara vivir lo mismo una y otra vez, lo importante aquí es caerse y levantarse, embarrarse, golpearse con todo, porque sólo así sabremos, aprenderemos a continuar, a elegir, a vivir e incluso saborear de esas tormentas que nos prometen hacernos cada día mejores y, sobre todo, ver lo fantástico que es la vida, lo increíble que es pasar y vivir lo que nos toque vivir.

 

No mires hacia atrás, ya no tiene sentido…

*

Las imágenes que acompañan al texto son propiedad de Paarsa Hajari.

***

Escribir y leer poesía es una forma de sanar el alma. Si quieres leer más poemas de amor y desamor, te invitamos a que conozcas a los autores de los poemas para los que se resisten a superar las decepciones y los poemas para los que no quieren olvidar.

REFERENCIAS:
Cultura Colectiva

Cultura Colectiva


  COMENTARIOS