Mujeres con voz de mando

Jueves, 17 de octubre de 2013 7:36

|Luz Espinosa
mujeres

Shirin Ebadi, abogada y activista iraní, durante un juicio efectuado en su país dijo que “las mujeres constituyen la mitad de la población en todos los países. Apartar a las mujeres y excluirlas de la participación en la vida política, social, económica y cultural significaría, de hecho, tanto como privar a la población de cualquier comunidad de la mitad de sus capacidades”. Por esta razón, la historia ha demostrado la importancia que las mujeres representan en la vida activa de cualquier nación. La historia de la humanidad está llena de mujeres que se han atrevido a dar el primer paso para que sus iguales sigan avanzado y rompan los esquemas impuestos generación, tras generación.

En la Conmemoración del 60 Aniversario del Voto de las Mujeres mexicanas, se requiere valorar el pasado y trabajar en el presente, para seguir consolidando nuestra democracia, bajo una perspectiva incluyente que rompa las barreras que la sociedad machista había impuesto durante décadas pasadas.

Esta es una pequeña lista de mujeres que han ayudado a construir un país más equitativo, cuando de género se habla. El orden en el que aparecen estas mujeres nada tiene que ver con los avances que lograron en su sociedad, logros que se reflejan hasta nuestros días y siguen reivindicando el valor de las mujeres en distintas culturas.

Frida Kahlo

mujeres 1

En una sociedad constituida en el machismo, en la que las mujeres eran sólo “la sombra de sus esposos”, Frida encarnó un nuevo tipo de mujer: la autosuficiente, fuerte y de características sexuales andróginas. A través de su obra, adoptó actitudes y rasgos varoniles: se representó con algunas características masculinas, exagerando sus cejas y su incipiente bigote.

 Fue de las primeras pintoras que expresó en su obra la identidad de la mujer desde su óptica, rechazando la visión de lo femenino que se dibujaba desde el tradicional mundo masculino. Ella contribuyó en la formación de un nuevo tipo de identidad para su género y hoy, Frida Kahlo, es reconocida como un símbolo.

Clementina Díaz y de Ovando

mujeres 2

Primera mujer en ingresar como ayudante de investigador al Instituto de Investigaciones Estéticas de la UNAM, y luego primera en dirigir ese centro; también fue la primera en ingresar a la Academia Mexicana de la Historia en 1975, la segunda en ingresar a la AML y la primera en obtener el Premio Universidad Nacional en 1988.

La escritora, investigadora y académica fue también miembro de la Asociación de Mujeres Universitarias que se creó en México en 1929, sin embargo, fue hasta 1953 cuando México concedió a las mujeres el derecho al voto.

"Fue el último país de América Latina en reconocer la ciudadanía de sus mujeres" -recuerda Patricia Galeana-. En Nueva Zelanda se dan estos derechos en 1863 y en Ecuador en 1929". 

Amalia Gonzáles Caballero

mujeres 3

Se distinguió por luchar en pro del derecho femenino, para ellas fundó y presidió el Ateneo Mexicano de Mujeres y el Club Internacional de Mujeres (1932). En 1936 junto con Luz Vera, Graciana Álvarez del Castillo, Belén de Zárraga, Julia Nava de Ruizánchez, María Ríos Cárdenas, Otilia Zambrano y Josefina Velásquez  formó el Comité Femenino Interamericano pro Democracia, cuya misión fue apoyar y divulgar los principios de la política exterior de México.

María Lavalle 

mujeres 4

Fue la primera mujer  en ocupar cargos públicos nunca ocupados por éstas, de 1947 a 1954 fungió como primera magistrada del Tribunal Superior de Justicia del Distrito y Territorios Federales, durante diez años ocupó la jefatura del Departamento de Previsión Social de la Secretaría de Gobernación, durante el sexenio del presidente Gustavo Díaz Ordaz ocupó un escaño en el Senado de la República, en este lapso, en diciembre de 1965 fue la primera mujer que lo presidió. En 1954 ocupó la presidencia de la Alianza de Mujeres.

Rosario Castellanos

mujeres 5

Preocupada por los conflictos sociales realizó varios trabajos socioculturales para las poblaciones indígenas chiapanecas. Colaboró en el Instituto de Ciencias y Artes (1952), también tuvo a su cargo el teatro guiñol en el Centro Coordinador del Instituto Indigenista Tzetzal-Tzotzil  de San Cristóbal de las Casas  (1956-1957). Fue becaria del Centro Mexicano de Escritores (1954-1955), redactora en el Instituto Nacional Indigenista y dirigió el área de información y Prensa de la Universidad Nacional Autónoma de México y secretaria del Pen Club. 

Carmen Parra, La coronela Alanís

mujeres 6

Concluida la Revolución, participó en varias agrupaciones femeniles de carácter proletario en su mayoría, y colaboró para varios periódicos. El 5 de enero de 1942, siendo presidente de México Manuel Ávila Camacho,  Carmen Parra fue reconocida oficialmente como Veterana dela Revolución, siendo acreedora a varias condecoraciones al Mérito Revolucionario correspondientes al primer y segundo períodos. Las condecoraciones fueron firmadas por el subsecretario de la Defensa Nacional, el general Francisco L. Urquizo.

Elisa Acuña Rossetti

mujeres 7

Elisa formó parte del comité directivo del Partido Liberal Mexicano. En 1908, en la ciudad de México, fundó la organización Socialismo Mexicano y continuó editando el Fiat Lux, que a partir de ese momento se convirtió en el órgano de difusión de la Sociedad Mutualista de Mujeres. Transcurrido poco más de un año participó en la organización de la Gran Convención Nacional realizada en el Tívoli del Eliseo, en abril de 1910, ésta apoyó la candidatura de Francisco I. Madero a la presidencia.  

En 1910 fundó el periódico La guillotina y de 1911 a 1912 colaboró en el Nueva Era. Fue perseguida por atacar al dictador Victoriano Huerta utilizando  manifiestos y volantes. Adherida al zapatismo en 1914 colaboró repartiendo propaganda en el estado de Puebla, también ayudó como enlace entre zapatistas y carrancistas.

Sor Juana Inés de la Cruz

mujeres 8
Juana Inés de Asbaje y Ramírez de Santillana, mejor conocida como Sor Juana Inés de la Cruz,  desarrolló la lírica, la prosa, el auto sacramental y el teatro, hecho que resulta evidente tras conocer su capacidad intelectual, así como la época que vivió: el arte barroco le permitió experimentar la creación de formas expresivas, contrastantes y realistas  por medio de obras artísticas. Al cultivar  la lírica, es común encontrar en los textos de Sor Juana la prosa, por lo que suele definirse a la gran mayoría de sus obras como: una relación entre la cultura de una Nueva España en apogeo, el culteranismo de Góngora y la obra conceptista de Quevedo y Calderón.

Al grito de “¡Que lo repita! ¡Que lo repita!”, más de 20 mil mujeres congregadas en el Parque 18 de Marzo de la Ciudad de México, el 6 de abril de 1952, demandaban el compromiso al candidato presidencial Adolfo Ruiz Cortines para que cumpliera con su promesa de plasmar en la Constitución el derecho de las mexicanas a votar y ser electas.

Ruiz Cortines repitió su compromiso y la algarabía femenina se apoderó del lugar; un año después de ese histórico mitin, el 17 de octubre de 1953, Ruiz Cortines -ya como presidente- cumplió su palabra y promulgó las reformas constitucionales que otorgaron el voto a las mujeres en el ámbito federal. Se cumplía así un sueño, se consumaba una lucha y comenzaba otra que aún no ve final: la pelea por la ciudadanía plena de las mexicanas.

TAGS:
REFERENCIAS:
Luz Espinosa

Luz Espinosa


Editor de plataforma
  COMENTARIOS