No me preguntes qué somos

No me preguntes qué somos



El amor no sabe respuestas, pues se trata más bien de una duda constante, de la emoción de la incertidumbre antes de que ésta reviente en tu cara. Y el siguiente poema de Fernanda Bribiesca es prueba de ello.





No me preguntes qué me pasa, porque siempre me pasas tú.

No me preguntes si te quiero porque con sólo tomarnos la mano lo siento.

No me preguntes si me siento bien contigo, porque tú eres lo único que siento.

No me preguntes a dónde me gustaría ir, porque la respuesta es "contigo.


No me digas que soy guapa porque tus ojos me derriten.

No me trates de explicar qué somos, porque cuando nos besamos lo somos todo.

No me debatas sobre si me quieres más, porque no sabes ni cuánto te quiero.

No me expliques otra vez tu vida, pues lo que viene es mejor.


No me trates de convencer de estar contigo, pues yo no me veo en otra parte.

No me intentes cambiar, déjame quererte con todo lo que está mal.

No me expliques cuánto me esperaste, ven a aprovechar cada minuto.

No pienses en qué hacer cuando me vaya, si mi lugar es a tu lado. 


No me trates de entender, haz tuyos mis defectos.

No desees que no piense en nosotros, si el nosotros es lo que me encanta.

No me enseñes tus heridas, olvídalas conmigo.

No me ames con medida, hazlo sin lugar a duda.


**


Escribir y leer poesía es una forma de sanar el alma. Si quieres leer más poemas de amor y desamor, te invitamos a que conozcas a los autores de los poemas para los que se resisten a superar las decepciones y los poemas para los que no quieren olvidar.




Referencias: