No merecemos desaparecer, merecemos vivir y ser libres

Jueves, 26 de octubre de 2017 10:44

|Cintia Carranza

Mañana podría ser yo: una más es una menos.

Ser mujer no es motivo para ser asesinada o violentada. No debería serlo. Nuestra luz está siendo apagada por la cobardía de seres que creen tener el derecho de acabar con nuestras vidas, de matar nuestro espíritu y violar nuestro cuerpo.


Nos ahogan en mares de sangre derramada por niñas y mujeres que se dirigían a la escuela o a trabajar; mujeres que sólo caminaban por las calles de la ciudad; que subieron a un taxi con la intención de llegar más rápido y seguras a su destino; eran mujeres que deseaban viajar solas para conocer el mundo y adquirir increíbles experiencias; ellas sólo querían divertirse o vestir como deseaban sin sentirse juzgadas; eran hermanas, madres, esposas, hijas amadas por una familia que ahora está destrozada.



¿Y la justicia? ¿Y las leyes? ¿Quiénes deberían protegernos?


Qué les hicimos para que quieran destruir nuestra esencia a golpes, por qué apagar nuestra sonrisa y encender gritos de agonía y lágrimas de súplica, por qué asesinarnos de la peor manera posible... No merecemos que las calles se manchen de nuestra sangre, ni que el eco de nuestra voz sea enterrado en fosas.




No merecemos desaparecer. Dejen de arrancarnos de los brazos de nuestros seres queridos, pertenecemos a nuestras familias y merecemos vivir con las sonrisas de las personas que amamos. No merecemos desaparecer, merecemos vivir, ser libres y estar en paz.




**


Esto es por todas las veces que nos han dicho putas y tachado de locas: hoy seamos libres.


**


Las fotografías que acompañan al texto pertenecen a Melina - Alberta.

REFERENCIAS:
Cintia Carranza

Cintia Carranza


Colaborador
  COMENTARIOS