No te abandones, no naufragues, ni andes con un destino fijo

Lunes, 6 de noviembre de 2017 11:33

|Ulises Franco

Flaca, mantente

no a flote sino firme,

pero no como roca,

porque las rocas no sienten.

No te mantengas quieta,

estática, ni dura, ni blanda,

Ni estés por estar.



No te mantengas a flote

como si fueras una hoja sobre un charco,

o como un barco abandonado.

No te abandones.

No naufragues, ni andes con un destino fijo.

No cierres los ojos, no niegues a la noche,

ni te niegues a las estrellas.


Flaca, no te dejes,

mantente persistente

como el corazón del mundo,

que palpita y palpita, sigue,

sigue nadando.



Y si en algún momento,

los brazos se te cansan

y no encuentras fuerza ni debajo del zapato

y llegas con el corazón herido a casa

y ni un peso partido en dos en la billetera

y metes la mano al pecho y nada

y sientes cómo te empiezas a hundir,

gira tu cabeza a la derecha o a la izquierda,

seguramente estaré a tu lado.



**


Cuando un amor apasionado termina, hay algo que estalla dentro de nosotros y que nos duele como una herida abierta, pues "este amor me retuerce y hace que me pierda".


**


Las fotografías que acompañan al texto pertenecen a NoTalent.


REFERENCIAS:
Ulises Franco

Ulises Franco


  COMENTARIOS