NOTICIAS ARTE FOTOGRAFÍA CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Esa perla siniestra observa el caos de esta fechoría llamada amor

5 de enero de 2018

Cultura Colectiva

El joven poeta Kael Palacios explora las posibilidades de lo exquisitamente fantasioso y onírico en las minúsculas escenas cotidianas de la realidad más próxima que pudieran ocurrir a cualquier hora y en cualquier espacio, con un dejo de erotismo y romance, en el contexto del profundo desamor. Disfrútalo a continuación.



Nocturno espectral

Hubo un silencio que firmó esta dulce pesadilla

y conjugó los verbos en el presente de tu ausencia

para socavar mi alma y desnutrirla en tus besos que partieron

por la oscuridad reinante en esta ciudad.



Y esa perla siniestra

coronada en lo alto como la punta de un rifle

observa el caos de esta fechoría llamada amor

pero no consuma en su manto el esplendor altivo

sino las pausas y los dilemas

cuanto enigma se diluye en la palabra

y tiñe piel y labios

con sus luces

y sus sombras.



Aguarda en la distancia sin sorber del helio

y cubre con tu milagro el canto

para que se rijan los puntos celestiales

y se mire al espejo tu esencia

porque la vida es siempre de noche

ante tu figura de estrella.

*

Las imágenes que acompañan al texto son propiedad de Smich Lov.

***

La literatura y la poesía pueden ser las más bellas manifestaciones de amor y erotismo. Si quieres leer poemas de amor llenos de sensualidad, te recomendamos esta selección de los mejores poemas eróticos de poetas de todo el mundo.

TAGS: Erotismo Poemas Desamor
REFERENCIAS:

Cultura Colectiva


  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

Cómo dejar de tener un look aburrido según una modelo de 64 años 5 Insecurities During Sex You Can Live Without Cómo cambiar el color de tu cabello todos los días sin maltratarlo How Long Should You Wait For Someone To Make Up Their Mind About You Mi habitación es un conjunto de recuerdos que regresan a ti Nada me excita más que lo prohibido

  TE RECOMENDAMOS