Letras

Tenemos que dejarnos, ser libres, nos equivocamos

Letras Tenemos que dejarnos, ser libres, nos equivocamos

Te sostuve fuerte por mucho tiempo, tenemos que dejarnos, ser libres, nos equivocamos.

Volvamos a ver lo que hicimos mal, no hay solución, sólo aprendamos de ello.

 

Hemos estado tanto tiempo huyendo del ruido y del silencio sin saber a dónde ir.

Estamos rotos, nos hemos roto poco a poco, queriendo, buscándolo.

 

Hemos sangrado nuestras vidas, no hay vuelta atrás. Dejemos nuestra relación marchita.

Todo lo que existió desapareció, aún no sé en qué momento pasó, pero ya no hay nada.


post-image

 

Después de amar tu sonrisa terminé odiando lo que te hacía reír, lo sé, estoy rota de tanto amarte y ahora me estoy amando al odiarte.

 

No me equivoqué al amarte, no me equivoco al dejarte ir. Fuiste un principio y ahora debo darte un fin. Nos hemos desvanecido con el paso del tiempo.

 

Me amaste tanto como pudiste, y me rompiste tanto como lo soñaste. Mentiste con ganas, me volviste gris. Me intoxicaste, fuimos tóxicos. Me enfermas.

 

Agarraste mi mano y me llevaste a la noche opaca, habitamos ahí por un momento, acariciándonos e hiriéndonos, nos encantaba, nos hacía felices, estábamos podridos.

 

Llené tu vida de problemas con soluciones difíciles, mentirnos era nuestro deporte favorito.

Nos mordimos en medio de besos, besos cálidos, nos quemamos, sin saber cómo acabaríamos.

 

Nos llenamos de amor tanto como pudimos, nos aferramos el uno al otro hasta destruirnos.

No nos importaba llenarnos de amaneceres, no admirábamos los atardeceres.


post-image



Nos vimos en un espejo y nos enamoramos, llené mi vida con tus pupilas, llenaste tu existencia con mis caricias, nos abatimos uno contra el otro, hasta dejarnos sin aliento.

 

Me asfixias, pero no puedo estar sin ti, eres feliz sin mí, pero me extrañas.

 

Sentémonos a mirar nuestra destrucción. 



**


A pesar de que el amor termina: "mi habitación es un conjunto de recuerdos que regresan a ti".


**


Las fotografías que acompañan al texto pertenecen a Anna Heupel.


Referencias: