Te di todo, pero todo no fue suficiente
Letras

Te di todo, pero todo no fue suficiente

Avatar of Mari Jose Velazquez

Por: Mari Jose Velazquez

6 de junio, 2017

Letras Te di todo, pero todo no fue suficiente
Avatar of Mari Jose Velazquez

Por: Mari Jose Velazquez

6 de junio, 2017



Después de una decepción amorosa, todos necesitamos una ceremonia de clausura. Algo que haga entender a nuestro corazón que todo ha terminado, que quien nos hizo feliz tantas veces jamás volverá. Escribirle a un destinatario imaginario puede ser una hermoso en cierre. El siguiente poema de María José Velázquez es una nota de despedida que aunque no llegará a los ojos de quien ya se fue, sanará las grietas del alma.


La soledad es síntoma de la locura


Nota de resurrección

La vida dura dos días, y uno acaba de pasar.

Espero de corazón que te encuentres muy bien.
Escribo para compartirte mi nota de resurrección.

Tengo que contarte que acabo de conocer
a alguien: soy yo, y pienso darme una oportunidad.

Creo que estos días he vaciado el almacén,
he limpiado los escombros y me he dado cuenta de que estaba
amando demasiado.

Quiero agradecerte, aunque suene repetitivo,
por todo lo que hiciste y no hiciste por mí.
Ahora sé lo que quiero.
Te agradezco el tiempo, las caricias, los besos, el cariño.
Ahora sé quién eres.

Pero no todo fue color de rosa, lo sabes.
Hubo tiempos difíciles mientras tú y yo nos construíamos.
Todo no fue suficiente.
Desconozco la razón por la que llegué a tu vida,
y por qué me fui.
Creo que fuiste herida o lección.
Si fuiste herida te llevaré por siempre en mí como una cicatriz,
si fuiste lección ya la he aprendido.
Pensaba esperarte,
pero la vida dura dos días y uno acaba de pasar.

Creo en la casualidad, como tú.
Pero lo tuyo no fue amor, no supiste quedarte,
fue turismo emocional.

Hoy te escribo de una manera ajena,
aunque ya no puedas leerme.
Te quise con rabia y al contado,
como nadie te ha querido,
te di todo, pero todo no fue suficiente.

Me quedo tranquila,
porque no fui yo quien dio el primer paso
que nos alejó.

Empiezo de cero,
seguiré.

Hoy se despide,
sin rencores,
la que te quiso a destiempo.


soledad-10


**

Escribir y leer poesía es una forma de sanar el alma. Si quieres leer más poemas de amor y desamor, te invitamos a que conozcas a los autores de los poemas para los que se resisten a superar las decepciones y los poemas para los que no quieren olvidar.


Referencias: