INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

"Nada": La obra de teatro que fue censurada pero debes ver si quieres entender la filosofía nihilista

18 de julio de 2018

Víctor Daniel López VDL

"Nada", de la escritora Janne Teller, no deja de causar controversia desde que se publicó por primera vez.

"Nada importa.

Hace mucho que lo sé.

Así que no merece la pena hacer nada.

Eso acabo de descubrirlo".


Así comienza la novela de la escritora danesa Janne Teller, aquella que causó controversia en Francia, Noruega y en algunos otros países de Europa, que fue censurada por su temática fuerte, basada en la filosofía nihilista, de la que se rescatan fundamentos e ideas de Turguénev y Nietzsche.


La historia comienza cuando Pierre Anthon, un niño de primaria, decide, justo el día antes de iniciar el curso escolar, subirse a lo alto de un cerezo para ya nunca volver a bajar, porque nada tiene sentido y nada importa, puesto que también somos nada, entonces por qué no comenzar a disfrutar la nada desde ahora, argumenta. Sus compañeros, extrañados por esta conducta, le cuestionan, pero Pierre insiste en querer convencerlos de su pensamiento, de que todo es una farsa y de que todos somos actores mediocres en este gran teatro que es el mundo y la vida. Todo es una falsedad, una mentira, y todos nos la pasamos fingiendo día tras día.



Nada tiene importancia si al final moriremos y sin ir a ninguna parte, todo desaparecerá y nada de nosotros, ni una huella, quedará en el universo, divaga Pierre entre las ramas del cerezo, como si fuera un mono que ha dado con el más grande secreto del último paso en su evolución. Pero a sus amigos entre más lo escuchan, más les enoja esto, pues ellos siempre han estado convencidos de que todo importa y que la nada ni siquiera existe; ellos quieren realmente hacer algo importante, desean ser alguien, tener reconocimiento, fama, riqueza, dejar algo, incluso, para cuando ya no estén en vida, y para demostrar esto, intentan por todos los medios convencer a Pierre, para hacerle saber que está equivocado y que sólo es un pesimista chiflado. A lo que él les cuestiona: ¿tanto les cuesta creer que nada importa? ¿Es que le tienen tanto miedo a la nada?


"Nada existe, si algo existe no es cognoscible por el hombre; si fuera cognoscible, no sería comunicable."        

Gorgias de Leontinos


Los días pasan y Pierre sigue viviendo en lo alto de aquel cerezo —árbol que en la cultura samurái japonesa representa la fragilidad y lo efímero de la vida— y se alimenta sólo de sus frutos —que, por igual, poseen el significado de la inocencia y el renacimiento que conlleva la primavera—. Dedica sus horas a contemplar el cielo, piensa y no, disfruta del pasar del tiempo y de sumergirse en la gran inmensidad que es la nada. Entonces el nudo principal de la obra es que los amigos del protagonista trazan un plan que están seguros no fallará para convencer a Pierre de que hay coas que sí tienen valor en la vida, que sí importan. Deciden unirse para recolectar todo aquello que les representa gran significado, un valor personal que les invoque algún recuerdo o emoción: el primer casete de los Beatles, las tan queridas sandalias verdes con plataforma, la bicicleta amarilla tan deseada o la primera muñeca.



Es así como los amigos y compañeros de aula de Pierre juntan alrededor de toda la historia lo que llaman su "montón de significado". Pero, ¿por qué tanto escándalo si esto se asemeja más a una fábula para niños? Pues porque al comienzo así parece, tan sólo un cuento que uno supone tendrá alguna bonita moraleja y que hará sentir bien al lector. Pero la cosa no resulta así. Conforme avanza la historia y se agregan más cosas al "montón de significado", empieza a tornarse escalofriante, pues el juego se vuelve peligroso, ya que los niños se retan entre ellos para sacrificar las cosas que más les importan en la vida... Es en este punto cuando deja de tratarse de muñecas, de balones y bicicletas; ahora se desafían al cometer sacrificios de sus mascotas, cortarse el cabello, perder la virginidad o desenterrar el cuerpo del hermano muerto.


Comienzan a agregar al "montón de significado" objetos sagrados, religiosos y partes de cuerpos mutiladas, dando así un giro inesperado y sombrío que logrará hacer sentir incómodo al lector, y en este caso al espectador, en repetidas ocasiones. Al final, la dinámica se vuelve una completa pesadilla para todos, mientras Pierre sigue en su árbol, abrazando cada vez con mayor fuerza la idea de la nada misma, y haciendo enloquecer más y más a sus amigos que pareciera que descubren la verdad que poco a poco se asoma y no quieren ver.


La historia se vuelve una exagerada búsqueda de sentido: de las cosas, del hombre y de la existencia misma. Una búsqueda dentro de esa necesidad que no sólo los personajes, sino todos, llegamos a sentir por querer encontrarle razón al aquí y al ahora. Una búsqueda, quizá, hacia el centro del todo. Un viaje hacia el interior del ser humano, cargada de la pérdida de la inocencia como también de la pérdida de uno mismo al intentar reencontrarse. La historia se convierte en lucha asfixiante, sin sentido, repleta de emociones, obsesiones, de verdades y contradicciones.



Por último, cabe mencionar que esta obra de Janne Teller estará presentándose en su versión teatral en el espacio "El Granero" del Centro Cultural del Bosque, en la Ciudad de México. Esta adaptación se muestra completa y fiel a la novela, sin censura y con un toque de sátira, pero hace al espectador pasar inmediatamente de las risas al asombro y al horror. Aunque se muestre en un estilo minimalista, las grandes actuaciones y el guion bien trabajado hacen que la imaginación de vida por completo al gore.


Si estás dispuesto a sumergirte en la nada por un rato, sin miedo, y a correr el riesgo de que al salir de la obra reflexiones que quizá Pierre siempre tuvo razón. No dudes en comprar tus boletos e ir a contemplar esta obra que aunque es un poco deprimente y fuerte, resulta por igual excelente y grandiosa. Se estará presentando hasta el 29 de julio, con funciones los jueves, sábados y domingos.


"Los días se parecen entre sí,

y aunque toda la semana esperamos el fin de semana,

éste siempre nos decepciona

y pronto es lunes de nuevo;

y todo vuelve a empezar.

Esa es la vida y nada más".


**


Y si te gusta el género del horror, esta es la película de terror de la que nadie habla pero tienes que ver para espantarte de verdad.


TAGS: Teatro literatura crowdsourcing
REFERENCIAS:

Víctor Daniel López VDL


Colaborador

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

10 apps y sitios web que debes usar para evitar que Google robe tus datos Looks de Ezra Miller para aprender sobre estilo y nuevas masculinidades El reto de 30 días con el que tu mejor amiga y tú conseguirán el abdomen perfecto La brutal película que muestra realmente cómo es una posesión satánica La clave para asegurar el éxito en la vida, según un chavorruco La artista que convivió con muertos y retrató la violencia en su forma más cruda

  TE RECOMENDAMOS