NOTICIAS ARTE FOTOGRAFÍA CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Dijimos adiós como quien deja escapar un suspiro

23 de noviembre de 2017

Cultura Colectiva

El poema que te compartimos es de Alejandro Ordóñez y pertenece al libro "Ojalá te enamores y nuevos textos por escribir" (2017):

Dijimos adiós como quien deja escapar un suspiro. Nos dimos la espalda y ahora me pregunto si era ese el final que nos merecíamos. Nos perdimos prácticamente después de encontrarnos. En lo que tarda un parpadeo las discusiones sucedieron a las risas y las lágrimas empañaron los cristales de nuestro amor.



No digo que hubiera futuro alguno para nosotros, sólo que tal vez perdimos el presente al no aceptarnos, al querer cambiarnos mutuamente para hacer del otro ese amor que ambos teníamos en mente antes de cruzar nuestros caminos.


Está claro que los dos fallamos, que la culpa no es de uno u otro, y por querer jugar con fuego nos terminamos quemando las alas antes de emprender el vuelo, antes de saber siquiera si lo nuestro merecía el esfuerzo.



Tanto así fue, que los dos dimos al moribundo por muerto, perdiendo el pulso entre los dedos al tiempo que nos alejábamos, cada uno por su lado, dejando en el pasado la duda jamás resuelta de lo que puedo ser y jamás será de nuevo.



**


Si quieres aprender a amar de una manera más honesta, entonces estos son los consejos de Franz Kafka que debes leer.



TAGS: Poemas Nuevos poetas
REFERENCIAS:

Cultura Colectiva


  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

8 cosas que puedes hacer para conocer lo mejor de México en una semana 20 fotografías eróticas para tirar el machismo mexicano a la basura 5 días del año en los que es más probable que termines con tu pareja Duchas vaginales: el anticonceptivo más usado en la historia 7 mitos sobre la impotencia sexual que te hacen infeliz en la cama y debes dejar de creer La enfermedad que le impide al 20 % de las mujeres llegar al orgasmo

  TE RECOMENDAMOS