El día que Pablo Neruda conservó el secreto mejor guardado de Lorca
Letras

El día que Pablo Neruda conservó el secreto mejor guardado de Lorca

Avatar of Alonso Martínez

Por: Alonso Martínez

25 de julio, 2017

Letras El día que Pablo Neruda conservó el secreto mejor guardado de Lorca
Avatar of Alonso Martínez

Por: Alonso Martínez

25 de julio, 2017

Así es la vida, Federico, aquí tienes

las cosas que te puede ofrecer mi amistad

de melancólico varón varonil.

Ya sabes por ti mismo muchas cosas.

Y otras irás sabiendo lentamente.


–"Oda a Federico García Lorca", Pablo Neruda


-

«Federico Federico, tú ves el mundo, las calles, el vinagre».


Su cuerpo nunca fue encontrado, pero su alma viajó a través de los continentes y su recuerdo impregnó las páginas de sus colegas autores, quienes se encargaron de resaltar la importancia de su legado en la literatura y en la historia contemporánea de España y el mundo. Antonio Machado, Juan Ramírez de Lucas, Dámaso Alonso y otros poetas de la Generación del 27 escribieron sobre él, revelaron sus ideales, su fascinante manera de percibir su entorno y los sueños que tenía de un mundo más brillante, libre de toda represión política. Esos compañeros mantuvieron un eterno respeto hacia la figura de Lorca; quien fue un ícono literario en medio de una de las épocas más oscuras de la historia española. Nadie se atrevió a revelar el secreto por el cuál también pudo ser fusilado esa tarde en Andalucía: sus preferencias sexuales.


El día que Pablo Neruda conservó el secreto mejor guardado de Lorca 1


-


Pablo Neruda y Federico


«Todas las luces de la inteligencia lo vestían de una manera tan espléndida que brillaba como una piedra preciosa. Su cara gruesa y morena no tenía nada afeminado, su seducción era natural e intelectual», escribió Pablo Neruda en una nota en la que resaltaba la homosexualidad del poeta español y la forma en que la comunidad, tanto literata como política de Europa, deseaba ocultar esas preferencias, lo mismo del público que de sus colegas. En ese texto que abarca algunas páginas, el autor de "Veinte poemas de amor y una canción desenfrenada", describe a detalle la mentalidad de Lorca, sus inclinaciones, la visión romántica que poseía del mundo y la fuerza que tenía para crear líneas insólitas que serían recordadas durante siglos.


«Hay una manera oscurantista de tratar el homosexualismo de Federico García Lorca, tema que me parece inevitable. La manera española y latinoamericana: esconder cuidadosamente esta inclinación personal de Federico».
-Pablo Neruda

El día que Pablo Neruda conservó el secreto mejor guardado de Lorca 2


A ese pequeño homenaje lo tituló "El último amor del poeta Federico", y hace un análisis exhaustivo sobre los factores sociales y culturales por los que Lorca tuvo que mantener su sexualidad en secreto. El texto era parte de las memorias del mismo Neruda, escritas a mano y narradas a Homero Arce para que fueran publicadas bajo el nombre "Confieso que he vivido" antes de su muerte. Sin embargo, el miedo a una reacción negativa por parte de la audiencia o del mundo de la literatura lo detuvo y su repaso por la vida de García Lorca (lo cual confirmaba una eterna sospecha) quedó guardado en la ahora Casa-Museo "La Chascona", donde Neruda vivió con su última esposa, la escritora Matilde Urrutia, quién –en una nota escrita a mano– reveló la razón por la cual se decidió a eliminar esa parte de las memorias del poeta.


-


«¿Está el público lo suficientemente desprovisto de prejuicios para admitir la homosexualidad de Federico sin menoscabar su prestigio?»


El día que Pablo Neruda conservó el secreto mejor guardado de Lorca 3


«Fueron muchas las veces que conversamos con Pablo si debía incluir (el texto de Lorca) o no. Me dijo textualmente: "¿Está el público lo suficientemente desprovisto de prejuicios para admitir la homosexualidad de Federico sin menoscabar su prestigio?" Esa era su duda. Yo también dudé y no lo incluí en las memorias. Aquí lo dejo, creo que yo no tengo derecho a romperlo», escribió Urrutia, quien también fue responsable de compilar las memorias de Neruda poco después de que murió. La autora señala la preocupación del poeta chileno hacia su fallecido colega y el legado intachable que dejó para las futuras generaciones. A pesar de que sus preferencias eran relevantes para el contexto de los poemas que escribió, Neruda consideró que el mundo no estaba listo para aceptar que el ícono de toda una época haya sido homosexual.


 «Tal vez Federico, que era vistoso como un gran torero, tenía sus amoríos en otra parte. Más tarde […] estuvo acompañado de un muchacho muy recio, varonil y bien plantado. Poco a poco me fui dando cuenta de que era este muchacho el persistente amor de Federico, su último amor. Se llamaba Rafael Rapín. Era de origen obrero».
-Pablo Neruda

El día que Pablo Neruda conservó el secreto mejor guardado de Lorca 4


"El último amor del poeta Federico" no sólo hablaba sobre la sexualidad de Lorca, ni sobre su último amor –el cual ha sido señalado como el responsable de algunos de los mejores versos del poeta–, era un análisis de la influencia del autor y un retrato del hombre que conoció profundamente, en el aspecto intelectual y sentimental, antes de su fusilamiento en 1936. Sin embargo –incluso en los años 70–, más de 25 años después de su muerte, la homosexualidad aún era un tema sensible. «Ese erotismo hidrófobo formó parte de España, de su clausura, de su silencio, de su férrea armadura», narró definiendo el complejo contexto bajo el que se desarrolló Lorca y en el cual tuvo que ocultarse durante toda su vida.


El día que Pablo Neruda conservó el secreto mejor guardado de Lorca 5


-


Neruda decidió ocultar el secreto de Lorca, incluso después de su muerte, como una forma de respeto hacia su figura y para mantener intacto su legado. Actualmente, la pelea por la diversidad ha hecho que ya no existan prejuicios en contra de las personas con diferentes preferencias sexuales y permite que un autor sea respetado sin importar el sexo al que se sienta atraído. Ese extracto de las memorias de Neruda hoy puede ser añadido gracias a ese cambio. De tal forma, su trabajo no será menospreciado, sino que fortalecerá su estatus, no sólo como poeta, sino como un ícono que tuvo que ocultar un aspecto de su persona por el miedo a ser juzgado.